Linares Con Isidro

Miembro inferior

Anatomía del plexo lumbar

1. ORIGEN

El plexo lumbar está constituido por las anastomosis que se establecen entre las ramas anteriores de los tres primeros nervios lumbares (L1-L2-L3) y una porción del cuarto (L4). Existen numerosas variaciones anatómicas siendo las más frecuentes: la anastomosis que se establece entre la rama anterior de la primera raíz lumbar (L1) y el doceavo nervio intercostal y la unión del ramo inferior del cuarto par lumbar a la rama anterior de quinto par lumbar (L5) que dará lugar a la formación del tronco lumbosacro (Fig. 1).

Fig. 01

Fig. 1

  • La rama anterior de la primera raíz lumbar que es la más delgada del plexo recibe a menudo una anastomosis del duodécimo nervio intercostal y se divide posteriormente en tres ramas. Las dos superiores siguen la dirección del tronco principal y se denominan nervios iliohipogástrico ilioinguinal o abdominogenitales mayor y menor respectivamente, y la tercera raíz es la que dispuesta en sentido descendente se une a la segunda.
  • La rama anterior de la segunda raíz lumbar tras recibir una anastomosis procedente de L1, da origen a tres ramas. Las dos primeras forman los nervios femorocutáneo o cutáneo femoral lateral y genitofemoral. La tercera es una rama anastomótica descendente que se unirá a L3, pero de la que a su vez se desprenderán un segmento de fibras que constituirán la raíz superior del nervio obturador.
  • La rama anterior de la tercera raíz lumbar da origen a su vez a dos ramos, uno que se unirá a las fibras superiores del obturador y otro que pasará a formar parte del nervio femoral o crural.
  • La rama anterior de la cuarta raíz lumbar se divide en tres ramos; el más superior adquiere una dirección ascendente y se une al nervio femoral, el medio, que constituirá el tronco principal del nervio obturador y el inferior que uniéndose a la rama anterior de L5 formará parte del plexo lumbosacro (Fig. 2)

 

Fig. 02

Fig. 2

Las raíces tienen una dirección cráneo caudal, acentuándose conforme la raíz tiene un origen más inferior de modo que a nivel de L4 tiene una disposición prácticamente vertical. No todas están en el mismo plano frontal de manera que la superiores e inferiores están situada más posteriores que las medias.

2. RELACIONES

El plexo lumbar se encuentra situado en el ángulo que forman los cuerpos vertebrales y las apófisis costiformes lumbares y contenido por completo en el interior del músculo psoas. Este en su parte más interna se encuentra dividido en dos planos uno anterior que se inserta en los cuerpos vertebrales y otro posterior que lo hace en las apófisis transversas, quedando entre ambos un espacio celuloso trasversalmente muy estrecho denominado “compartimento pléxico del psoas” o espacio de Bonitot, por el que discurren los troncos nerviosos del plexo así como las arterias lumbares y la vena lumbar ascendente.

En su recorrido dentro del compartimento muscular las distintas ramas del plexo tienen una distribución característica: el nervio femoral siempre está en el centro situándose el femorocutáneo lateral a éste y el obturador en la parte más interna o medial. (Fig. 3)

Fig. 03

Fig. 3

F nervio femoral.

O nervio obturador

Fc nervio femorocutáneo

Tanto el femoral como el femorocutáneo están siempre dentro del psoas. El obturador sin embargo en algunos pacientes puede situarse más internamente al músculo e incluso en un 5-10% de los casos puede existir un obturador accesorio responsable de los bloqueos incompletos que ocasionalmente se observan. Sim et al. pusieron de manifiesto que en 36 de 60 cadáveres el nervio obturador estaba en un plano diferente a nivel de L5 y en un 12% de casos encontraron también un nervio obturador accesorio, lo que nos puede sirve para explicar la menor incidencia en su bloqueo.

Entre los dos planos musculares del psoas aparte del plexo discurren además las arterias lumbares y la vena lumbar ascendente con las que mantiene intima relación.

3. DISTRIBUCIÓN

El plexo lumbar se divide en ramas colaterales cortas, ramas colaterales largas y ramas terminales.

RAMAS COLATERALES CORTAS:

Nervios de los intertransversos: nacen de los cuatro primeros nervios lumbares.

Nervio del cuadrado lumbar: se forman de las dos o tres primeras raíces, se dirige hacia atrás atravesando el músculo psoas y se introduce en el músculo cuadrado lumbar.

Nervio del psoas: origen en fibras de L2-L3 y se dirige hacia delante penetrando los fascículos del psoas.

RAMAS COLATERALES LARGAS:

Nervio iliohipogástrico o abdominogenital mayor: nace de L1. Después de suministrar una rama colateral y una rama perforante se divide en dos ramas terminales: abdominal y genital. La abdominal proporcionará inervación al músculo recto mayor transverso, oblicuo mayor y oblicuo menor. La rama genital se introduce en el conducto inguinal, recorriéndolo en toda su extensión. Al salir de éste, emite dos fascículos terminales: el fascículo pubiano que se dirige a la piel del pubis y el fascículo genital, que desciende verticalmente se distribuye por la piel del escroto del hombre y la de los labios mayores en la mujer.

La sintomatología de la afectación clínica de este nervio se puede manifestar como hipotonía de la pared abdominal o incluso parálisis del oblicuo menor así como anestesia o parestesias de las regiones por las que se distribuye.

Nervio ilioinguinal o abdominogenital menor: nervio muy delgado que en muchas ocasiones está ausente. Nace de la rama de L1 y situándose por debajo del nervio abdominogenital mayor corre paralelo al mismo por el espesor de la pared abdominal, y al llegar cerca de la espina ilíaca anterosuperior se divide en un ramo abdominal y otro genital.

El ramo abdominal envía fibras motoras a los músculos del abdomen y fibras sensitivas a los tegumentos que lo cubren. El ramo genital atraviesa el conducto inguinal y termina dando un filete pubiano a la piel del pubis y otro genital destinado a la piel del escroto en el hombre y a los labios mayores en la mujer (Fig. 4).

La lesión de este nervio se traduce en hipotonía de la pared abdominal y anestesia o parestesias de los territorios sensitivos que inerva.

Fig. 04

Fig. 4

Territorio sensitivo del nervio ilioinguinal o Abdóminogenital menor

Nervio femorocutáneo: existen muchas variaciones en el origen de este nervio, aunque generalmente suele provenir de la fusión de las raíces anteriores lumbares de L2 y L3. Atraviesa oblicuamente la parte posterior del psoas, cruza el músculo ilíaco y sale de la pelvis por la escotadura que queda entre las espinas iliacas anterosuperior y antero-inferior.

A su salida penetra en el espesor de la fascia lata, saliendo de ella unos 2-3cm más abajo por fuera del músculo sartorio, momento en el que se hace subcutáneo. Se divide entonces en sus ramas terminales ramo glúteo y femoral.

  • El ramo glúteo se dirige hacia fuera y atrás, cruza el músculo tensor de la fascia lata y se distribuye por la piel de la región glútea.
  • El ramo femoral continúa el trayecto vertical del nervio y desciende hasta la rodilla, cubriendo de ramificaciones la piel de la región anteroexterna del muslo (Fig.5).

Fig. 5

EIAS espina iliaca anterior y superior

Fc nervio femorocutáneo

Recoge pues la sensibilidad de la cara lateral del muslo y al llegar a las proximidades de la rodilla puede establecer conexiones con fibras del plexo rotuliano que pertenecen a la porción sensitiva del nervio femoral. (Fig. 6)

Fig. 06

Fig. 6

Fc Territorio sensitivo del nervio femorocutáneo

En ocasiones este nervio puede faltar siendo asumida su función por ramas del nervio femoral.

La lesión de este nervio se traduce en parestesias en la zona que existe entre trocánter mayor y la rodilla, las cuales se incrementan con la marcha o el ortostatismo prolongado.

Nervio génito femoral: nace de L2, atraviesa el psoas situándose en su cara anterior por delante de las arterias ilíaca primitiva y externa donde se divide en sus dos ramos terminales, genital y crural.

  • El ramo genital se dirige hacia el orificio del conducto inguinal, punto en el que da algunas ramificaciones delgadas que se distribuyen en el músculo transverso y en el oblicuo menor. Después recorre el conducto en toda su extensión y se distribuye por la piel del escroto en el hombre y los labios mayores en la mujer.
  • El ramo crural se dirige con la arteria ilíaca externa hacia el anillo crural. Sale de la pelvis por la parte externa de la línea crural, penetra en el triángulo de Scarpa situándose por delante de la arteria femoral y debajo de la aponeurosis. Después de descender unos 2-3 cm debajo del arco femoral, se divide en varias ramificaciones que se distribuyen y recogen la sensibilidad de la piel de la región superior y anterior del muslo. (Fig 7)
  • Las manifestaciones clínicas por la afectación de este nervio son: hipostesia o abolición del reflejo cremastérico lo cual se traduce en ligero descenso del testículo del lado afecto e hipotonía de la parte ínferointerna de la pared abdominal afectada.

Fig. 07

Fig. 7

Gf territorio sensitivo del nervio génito femoral

RAMAS TERMINALES:

Las ramas terminales del plexo lumbar son el nervio femoral y el nervio obturador. Ambos son nervios mixtos (motores y sensitivos) con fibras vegetativas vasculares.

4. NERVIO FEMORAL O CRURAL

Es la rama más voluminosa del plexo lumbar. Es un nervio mixto que proporciona fibras motoras a los músculos de la cara anterior del muslo fibras sensitivas para la piel de la región anterointerna de toda la extremidad inferior y fibras articulares para la porción anterior de la articulación de la cadera y cara interna de la articulación de la rodilla. (Fig.8, 9, 10)

Fig.08

F Territorio sensitivo del nervio femoral

ORIGEN:

Tiene su origen en la fusión de las raíces anteriores de L2-L3-L4 que se reúnen en el espesor del músculo psoas, formándose el tronco algo por debajo de la apófisis transversa de L5.

TRAYECTO:

El nervio femoral sale del psoas por su parte externa y desciende por el canal formado entre este y el músculo iliaco cubierto por su aponeurosis y más profundamente por una membrana fibrosa. Al llegar al arco femoral este canal desaparece y el nervio se coloca delante del psoas, se aplana y pasa por debajo del arco femoral por fuera de la la arteria femoral (de la cual está separado solo por la cintilla iliopectínea) penetrando en el muslo.

RELACIONES:

En el espesor del psoas se relaciona con la vena ascendente lumbar que generalmente se encuentra en un plano más interno y anterior.

En la fosa iliaca el nervio discurre por el borde externo del psoas y como la arteria iliaca externa se sitúa en el borde interno de este, nervio y vasos quedan separados por el espesor del músculo. (Fig.11 y 12)

11s

Fig. 11

Trayecto del nervio femoral en la fosa iliaca

12s

Fig. 12 (Ampliación de la figura 11)

F nervio femoral

P músculo psoas

I arteria iliaca

A medida que descendemos el psoas va disminuyendo su grosor y al llegar al  arco femoral, nervio y arteria se encuentran tan solo separados por un pequeño fascículo de fibras musculares cubierto por dentro por la cintilla ilio-pectínea.

Otras relaciones son con el peritoneo y órganos de la fosa iliaca, (ciego a la derecha y colon sigmoide a la izquierda) de los cuales está separado por la fascia iliaca.

Debajo del arco femoral o crural el nervio se sitúa en un plano anterior e interno al psoas-iliaco y por fuera de la vena y arteria femoral. (Fig. 13)

13s

Fig. 13

V vena femoral siempre en la parte más interna

A arteria femoral en el centro

N nervio femoral por fuera de la arteria

Ramos colaterales y distribución:

En el interior de la fosa iliaca el nervio femoral o crural da las siguientes  ramas colaterales: nervio del psoas-iliaco, ramos de la arteria femoral, nervio pectíneo y nervio femorocutáneo antero-externo (nervio inconstante y meramente sensitivo que a nivel de la espina iliaca anterior y superior se puede anastomosar con el nervio femorocutáneo al cual a veces puede suplir).

Inmediatamente después de haber pasado el arco crural el nervio femoral se divide en cuatro ramas terminales dos en un plano superficial o anterior (nervios musculocutáneo externo e interno), y dos en un plano profundo o posterior (nervio del cuadriceps y nervio safeno).

Nervio musculocutáneo externo: Se dirige hacia fuera y abajo entre los músculos psoas iliaco y el sartorio. Se divide en ramos cutáneos y musculares. Los musculares están todos destinados a inervación del músculo sartorio.

Los ramos cutáneos son:

  • Ramo perforante cutáneo superior: situado debajo del sartorio traspasa su borde interno en el tercio superior del muslo y dirigiéndose hacia abajo da numerosas ramificaciones que se distribuyen por la piel de la región anterior del muslo hasta la cara anterior de la rodilla.
  • Ramo perforante cutáneo medio: también se encuentran situados debajo del sartorio pero en vez de traspasar su borde interno en el tercio superior del muslo lo hace en el tercio medio y desde aquí se dirige hacia abajo dando numerosas ramificaciones que se distribuyen por la piel de la región anterointerna del muslo hasta la rodilla. (Fig.14)
  • Ramo cutáneo accesorio del safeno interno: se encuentra en una posición medial respecto a los dos anteriores. Después de su origen se divide en dos ramos uno superficial y otro más profundo. El ramo superficial o ramo satélite de la vena safena desciende por el borde interno del sartorio situándose al lado del al vena safena a la que sigue hasta la articulación de la rodilla. El ramo profundo o ramo satélite de la arteria femoral penetra en la vaina de los vasos femorales y acompaña a la arteria hasta el conducto de Hunter momento en el que se separa de ella haciéndose subcutáneo y se ramifica por la cara interna de la rodilla. Los dos ramos del accesorio se unen en la parte final con el ramo cutáneo del obturador y el safeno interno formándose así un pequeño plexo que se distribuye por la cara interna de la rodilla.

14s

Fig. 14

F nervio femoral

Af arteria femoral

rs ramas superficiales del nervio femoral destinadas al músculo sartorio

Nervio musculocutáneo interno:

Inmediatamente después de su origen se divide en numerosas ramificaciones musculares (músculos pectíneos y aductor mediano) y cutáneas (piel de la cara interna y superior del muslo).

Nervio del cuadriceps femoral: Es la rama profunda y externa del nervio crural. Se divide en cuatro ramas cada una para una porción del cuadriceps:

  • Ramo del recto anterior destinado a este músculo.
  • Ramo del vasto externo que dividiéndose en tres filetes se distribuye por el músculo y parte de la articulación de la rodilla.
  • Ramo del vasto interno que inerva al músculo del mismo nombre y en su trayecto da filetes periósticos para el fémur y la rótula y algunos articulares que se pierden por la cara interna de la rodilla.
  • Ramo del crural que nace del nervio del vasto interno y se divide en dos o tres filetes que inervan la superficie anterior del músculo crural. De este ramo se destaca un filete que desciende sobre el fémur hasta el músculo subcrural al cual inerva y da algunos pequeños ramos destinados a la articulación de la rodilla. (Fig.15,16 )

15s

16s

Fig. 15

Nervios y vasos de la cara anterior del muslo izquierdo plano superficial

Vi músculo vasto interno

Ra músculo recto anterior

nF nervio femoral

aF arteria

 

Fig. 16

Nervios y vasos de la cara anterior del muslo izquierdo plano medio. Se ha retirado el músculo sartorio

aF arteria femoral , s: músculo sartorio nF: nervio femoral

Si nervio safeno interno una de las ramas profundas del nervio femoral

rm rama muscular del nervio cuádriceps

Nervio safeno interno: Rama terminal profunda interna del nervio crural. Se dirige abajo por la parte externa de la vaina de los vasos femorales. En la unión del tercio superior con el tercio medio del muslo se introduce en esta vaina y discurre sobre la cara anterior de la femoral hasta el conducto de Hunter. (Fig.17,18)

17s

Fig. 17

Nervios y vasos de la cara anterior del muslo derecho

Vi músculo vasto interno

Ra músculo recto anterior

cH conducto de Hunter

aF arteria femoral

vF vena femoral

nF nervio femoral o crural

nRa nervio del músculo recto anterior rama del nervio cuádriceps

nVi nervio del músculo vasto interno rama del nervio cuádriceps profundas del nervio femoral

18as

Fig. 18

Nervios y vasos de la cara anterior del muslo fotografía del área externa

O nervio obturador

nF nervio femoral

Ra músculo recto anterior

nVi ramas del nervio cuádriceps femoral destinadas al músculo recto anterior

Durante este trayecto da un filete articular para la rodilla y dos filetes cutáneos, distribuyéndose en la piel de la parte inferior del muslo. Al llegar al anillo del tercer aductor o conducto de Hunter, sale de la vaina vascular, se sitúa debajo del músculo sartorio y se divide a nivel del cóndilo interno del fémur en dos ramos terminales.

  • Ramo rotuliano situado inicialmente debajo del músculo sartorio, lo perfora de atrás adelante constituyendo el tercer ramo perforante del músculo o ramo perforante inferior. Al llegar a la rotula se divide y distribuye por la piel de la región rotuliana.
  • Ramo tibial , continuando la dirección del safeno interno discurre entre los músculos sartorio y recto interno. Cruza oblicuamente el tendón de este músculo y se coloca junto a la vena safena interna con la que desciende hasta el pié. Durante su trayecto da una serie de ramas que se distribuyen por la piel de la cara interna de la pierna y parte antero-interna de la garganta y borde interno del pié, maléolo interno y articulación tibio-tarsiana.(Fig.19, 20)

1920s

Figuras 19 y 20

Vs Vena safena interna

Ns Nervio safeno interno

La lesión de este nervio produce un cuadro clínico que se caracteriza por: Hipostesias, anestesia, parestesias o incluso neuralgia de la cara anterior e interna del muslo y área interna de la pierna hasta el tobillo (si también está afectado el safeno interno).

En cuanto a la función motora la afectación del nervio se traduce como incapacidad de extensión de la rodilla, debilidad en la flexión del muslo sobre la pelvis e incapacidad de abducción y rotación lateral de este.

5. NERVIO OBTURADOR

Origen:

Recibe este nombre porque sale de la pelvis por la parte superior del agujero obturador. Se forma de la unión de las ramas anteriores de L2-L4.Es un nervio mixto que proporciona fibras motoras a los músculos: aductores , obturador externo y pectíneo, fibras sensitivas para la piel de la cara interna del tercio inferior del muslo y rodilla así como fibras articulares para la articulación de la cadera.(Fig.21 ,22)

21s

Fig. 21

22s

Fig. 22

Trayecto

Una vez formado en el espesor del psoas desciende por detrás y por dentro de este, cruza la articulación sacro-ilíaca y llega a la cavidad pelviana. Se dirige entonces hacia abajo y adelante pegado a la aponeurosis del obturador interno y por encima de los vasos obturadores. Acompañado de estos vasos penetra en el conducto subpubiano o agujero obturador donde se divide en sus  ramas terminales.

Relaciones

  • En el espesor del psoas las raíces superiores y media se unen por debajo de la apófisis transversa de L3 formándose un tronco inicial que desciende por delante de las raíces del crural (formándose el tronco definitivo por debajo de la quinta vértebra lumbar)
  • Internamente tiene al tronco lumbo-sacro ya que la raíz inferior que forma el nervio obturador definitivo tiene por dentro a la raíz superior de este.
  • Destaca también la relación con la vena lumbar ascendente que se sitúa por dentro de las raíces del obturador.
  • En la fosita iliolumbar ocupa un plano interno y posterior, relacionándose con los vasos iliacos que se localizan por delante de el ocultándolo.
  • En la pelvis menor el nervio cruza la articulación sacroilíaca apareciendo en la bifurcación de los vasos ilíacos por encima de la gran escotadura ciática. Se sitúa entonces en la pared lateral de la pelvis menor donde se encuentra el músculo obturador interno relacionándose con la arteria obturatriz que se encuentra en un plano inferior al nervio.

En la pelvis femenina el nervio cruza la cara externa del ovario muy cerca del polo inferior del mismo y puede verse implicado en procesos que afecten al mismo.(Fig.23)

23s

Fig. 23

O nervio obturador

En el conducto subpúbico el nervio y los vasos del mismo nombre guardan la siguiente disposición: el nervio se sitúa en la posición más elevada, por debajo de este la arteria, ocupando la vena el lugar más inferior. (Fig. 24)

24s

Fig. 24

Distribución:

Proporciona una única rama colateral (nervio del obturador externo), que se origina en el conducto subpúbico y tras un corto trayecto desaparece en el borde superior del músculo obturador externo.

A la salida del conducto subpubiano se divide en dos ramas terminales una superficial  y una profunda:

  • Rama superficial o anterior: continua la dirección del tronco principal, sale por el orificio anterior del conducto subpubiano y entre los aductores medio y menor se divide en cuatro ramos, tres de ellos motores destinados a los músculos aductor mediano, aductor menor  y al recto interno y el cuarto sensitivo (ramo cutáneo que se distribuye por la piel de la cara interna del muslo llegando Hasta la parte interna de la región de la rodilla). Mientras que el nervio del aductor mediano atraviesa el músculo por su cara profunda, el del aductor menor lo hace por su cara anterior y el nervio del recto interno lo alcanza por su cara profunda. El ramo cutáneo nace del tronco común y se distribuye por la piel de la cara interna del muslo llegando hasta la parte interna de la articulación de la rodilla.
  • Rama profunda o posterior: sale del conducto subpubiano a veces por el orificio anterior y otras cruzando los fascículos superiores del músculo obturador externo. Pasa entre los aductores y se divide en ramos musculares y articulares. Los ramos musculares de distribuyen por el músculo aductor mayor y la rama posterior proporciona además una rama al obturador externo. En cuanto a los ramos articulares forman dos grupos los superiores que se distribuyen por la parte interna de la cadera y los inferiores que discurriendo por la cara anterior del aductor mayor perforan este músculo y llegan al hueco poplíteo donde se distribuyen por la parte posterior de la articulación de la rodilla.

La lesión del nervio obturador puede dar síntomas sensitivos  en la cara interna del muslo así como limitación capacidad en  la aducción de este y debilidad en la flexión y rotación  interna de la rodilla.

6. BIBLIOGRAFÍA

  • Netter FH. Atlas de anatomía humana. 3ª ed. Barcelona: Masson; 2003
  • Martínez F, Valverde A. Anatomía de los plexos lumbar y sacro En: Aliaga L. Anestesia Regional Hoy. 3ª ed. Barcelona. Permanyer: 2006; p.263-84.
  • Rouvier H, Delmas A. Anatomía humana descriptiva topográfica y funcional. (Edición y ciudad) Masson; 2005.
  • Meier G, Buettner J. Anestesia regional periférica. Atlas de anatomía y técnicas. 1ª ed. Venezuela: Amolca; 2008.
  • Testut L, Latarjet A. Tratado de anatomía humana. Barcelona: Salvat; 1994.
  • Scott BD. Técnicas de anestesia regional. Madrid: Panamericana; 2001.
  • Brown DL. Atlas de anestesia regional. 3ª ed. Barcelona: Masson; 2006.
  • Snell RS. Clinical anatomy for medical students. Boston: Little Brown: 1986.
  • Llusá M, Meri A, Ruano D. Manual y atlas fotográfico de anatomía del aparato locomotor. (Edición y ciudad): Panamericana; 2004.
  • Aiello L, Dean C. An introduction to human evolutionary anatomy. London:
  • Gautier-Lafaye P. Anestesia locorregional. (Edición y ciudad): Masson; 1986.AcademicPress; 1990.

Generalidades

En anatomía humana, el miembro inferior (abreviado MMII) o miembro pelviano es cada una de las dos extremidades que se encuentran unidas al tronco a través de la pelvis mediante la articulación de la cadera. Tienen la función de sustentar el peso del cuerpo en la posición bípeda y hacer posible los desplazamientos mediante la contracción de su potente musculatura.

Los miembros inferiores son las piernas. Sin embargo, en anatomía el término pierna tiene un significado más preciso y se corresponde con la pantorrilla, es decir, la porción del miembro inferior situada entre la rodilla y el tobillo.

Índice

 

  • 1.Regiones
  • 2.Huesos
  • 3.Articulaciones
  • 4.Músculos del miembro inferior
  • 5.Vascularización
  • 6.Retorno venoso
  • 7.Inervación
  • 8.Patologías
  • 9.Referencias

Pelvis

Fémur

Tibia y peroné

Huesos del pie

Regiones

Cada miembro inferior se compone de varias partes principales:

  • La cintura pelviana o pelvis. Es un anillo óseo que está formado por el hueso sacro en la región posterior y los huesos coxales derecho e izquierdo. Ambos se unen por delante en la sínfisis del pubis que cierra el anillo.
  • Muslo: su esqueleto es un solo hueso; el fémur.
  • Rodilla: Es la zona de unión entre el muslo y la pierna
  • Pierna: formada por la tibia y la fíbula
  • Tobillo: Región en la que se une la pierna con el pie.
  • Pie, a su vez formado por tres segmentos:
    • Tarso
    • Metatarso
    • Falange

      Cadera y muslo (anatomía)

      Cadera y muslo (vista posterior)
      Cadera y muslo (vista posterior)

      Las extremidades inferiores son las partes del cuerpo que se fijan al tronco y ayudan a sostener y balancear el peso corporal durante varios movimientos. Las extremidades inferiores constan de 4 regiones principales:

      La región glútea es una región transicional entre el tronco y el miembro o extremidad inferior. Se compone de dos subregiones: la nalga, que se refiere a los glúteos, y la cadera, que es una región lateral ubicada al lado de la articulación coxofemoral. Esta región contiene varias estructuras importantes como la cintura pélvica, la articulación coxofemoral y los músculos de la cadera.

      La región femoral (muslo) es la primera región del miembro inferior libre. Está formada por el fémur y todos los músculos del muslo y estructuras neurovasculares relacionados con él. Distalmente, el fémur se articula con la patela (rótula) y la tibia, formando la articulación de la rodilla.

      Este artículo te presentará la anatomía de la cadera y el muslo, más concretamente sus huesos, articulaciones y músculos.

      Puntos clave sobre la cadera y el muslo

      Cuestionario de la tabla

      Pelvis ósea Huesos: hueso coxal, sacro, cóccix
      Articulaciones: 
      sínfisis del pubis, articulación sacroilíaca, articulación sacrocoxígea
      Fémur Extremo proximal, cuerpo, extremo distal
      Articulacion coxofemoral Una articulación sinovial formada por el acetábulo del hueso coxal (coxo-) y la cabeza del fémur (-femoral).
      Ligamentos: 
      anular, transverso del acetábulo, iliofemoral, pubofemoral y el isquiofemoral
      Músculos glúteos (de la cadera y nalga) Músculos glúteos superficiales: glúteo mayor, medio y menor, músculo tensor de la fascia lata
      Músculos glúteos profundos:
       piriforme, obturador interno, cuadrado femoral y gemelos superior e inferior
      Músculos del muslo Músculos anteriores del muslo (flexores): sartorio, cuádriceps (recto femoral, vasto medial, vasto lateral, vasto intermedio)
      Músculos posteriores del muslo (extensores):
       bíceps femoral, semimembranoso, semitendinoso
      Músculos mediales del muslo (aductores):
       gracilis, pectíneo, aductor largo, aductor corto, aductor mayor, obturador externo
      Contenidos
      1. Cintura pélvica y pelvis ósea
      2. Fémur
      3. Articulación coxofemoral
      4. Músculos
        1. Músculos glúteos
        2. Músculos del muslo
      5. Bibliografía
      + Muestra todo

      ¿Qué tal aprender sobre las regiones de la extremidad inferior? Revisa el siguiente video para entender definitivamente cuales son las partes que la componen.

      Video recomendado: Regiones del miembro inferior
      Regiones del miembro inferior vistas desde sus perspectivas anterior y posterior.

      Entiende exactamente cuales son las partes que componen la región glútea y femoral:

      Región glútea: Anatomía de la cadera, nalga y muslo.
      La región glútea se compone de la nalga, que se refiere a los glúteos, y la cadera, que es una región lateral ubicada al lado de la articulación coxofemoral.

      Cintura pélvica y pelvis ósea

      La cintura pélvica está formada por los huesos coxales. Cada hueso coxal está formado por la fusión de tres huesos: el ilion, el isquion y el pubis. Los huesos coxales se articulan entre sí a través de la sínfisis del pubis y con el sacro a través de la articulación sacroilíaca. De este modo, estos huesos componen la pelvis ósea. Además de estas articulaciones, el hueso coxal (cintura pélvica) se articula con el fémur, formando la articulación coxofemoral.

      La función principal de la pelvis ósea es proporcionar protección y paso al plexo lumbar y al plexo sacro (que juntos forman el plexo lumbosacro), ya que los nervios viajan inferiormente para inervar las estructuras de la extremidad inferior. Mientras tanto, la función principal de la cintura pélvica es la de formar la articulación coxofemoral con el fémur, fijando la extremidad inferior al tronco.

      La anatomía de la pelvis es interesante por sus variaciones entre los sexos. Los huesos son esencialmente los mismos, pero la pelvis femenina es más grande y ancha que la masculina, la entrada de la pelvis es más redondeada y el ángulo subpúbico es más amplio.

      Refuerza tus conocimientos con estas unidades de estudio:

      Fémur

      Ahora llegamos al hueso más grande del cuerpo humano, el fémur. El fémur es un hueso largo, con un extremo proximal, un cuerpo y un extremo distal.

      • El extremo proximal participa en la articulación coxofemoral y tiene tres reparos anatómicos importantes: la cabeza, el cuello y los dos trocánteres (trocánter mayor y trocánter menor).
      • El extremo distal compone la articulación de la rodilla. Sus principales puntos de referencia son el cóndilo medial y el cóndilo lateral.
      • El cuerpo del fémur proporciona los puntos de origen e inserción de muchos músculos de las extremidades inferiores.

      Para aprender todo sobre el fémur, consulta esta unidad de estudio:

      Articulación coxofemoral

      Articulación coxofemoral

      La articulación coxofemoral, también conocida como articulación de la cadera, es una articulación multiaxial porque está estructurada de tal manera que permite el movimiento en múltiples ejes y planos, p.ej. flexión-extensión, abducción-aducción, rotación medial-lateral.

      Esta gama de movimientos requiere una gran estabilidad. Más aún debido a que los miembros inferiores soportan el peso del cuerpo. Por esto, la articulación de la cadera está reforzada por una cápsula y fuertes ligamentos: anular, transverso del acetábulo, iliofemoral, pubofemoral y el isquiofemoral.

      Si deseas conocer aún más acerca de la articulación coxofemoral no olvides revisar la siguiente unidad de estudio:

      Músculos

      Músculos glúteos

      Músculos de la cadera, nalga y muslo

      Los músculos glúteos músculos de la cadera y nalga que mueven la articulación coxofemoral. Están divididos en dos grupos:

      Los músculos glúteos superficiales dan a las nalgas su curva característica. Todos ellos son extensores y flexores de la cadera muy potentes, lo que los hace esenciales para mantener la postura erguida del cuerpo humano.

      Los músculos glúteos internos están ubicados por debajo del músculo glúteo mayor. Este grupo de 9 músculos incluye al ilíaco, psoas mayor, psoas menor, obturador externo, obturador interno, gemelos superior e inferior, piriforme y cuadrado femoral. Estos músculos son esenciales para crear la amplia gama de movimientos de cadera que utilizan los bailarines, los deportistas y los amantes de la música.

      Puedes continuar estudiando estos músculos con el siguiente recurso de aprendizaje:

      Músculos del muslo

      El muslo es una región de la extremidad inferior que se extiende desde la cadera hasta la rodilla. Los músculos del muslo se dividen en tres compartimentos:

      • Músculos anteriores del muslo – flexores de la articulación coxofemoral, extensores de la articulación de la rodilla
      • Músculos posteriores del muslo – extensores de la articulación coxofemoral, flexores de la articulación de la rodilla
      • Músculos mediales del muslo – aductores de la articulación coxofemoral

      Hay cinco músculos en el compartimento anterior del muslo: el iliopsoas (formado por el ilíaco y el psoas mayor), el sartorio y el cuádriceps femoral (formado por el recto femoral, el vasto medial, el vasto lateral y el vasto intermedio). Un pequeño músculo articular de la rodilla está presente y en ocasiones puede estar fusionado con el vasto intermedio.

      ¿Necesitas ayuda para aprender los músculos del muslo? Consulta nuestros cuestionarios sobre los músculos del miembro inferior y hojas de trabajo de anatomía gratuitas.

      Hay tres músculos del compartimento posterior, también conocidos como músculos isquiotibiales: el bíceps femoral, el semimembranoso y el semitendinoso.

      El compartimento medial del muslo está compuesto por seis músculos: pectíneo, grácil, aductor largo, aductor corto, aductor mayor y obturador externo.

      Pon a prueba todo lo que aprendiste acerca de los músculos de la cadera y el muslo respondiendo el siguiente cuestionario:

      Pelvis

Cada miembro inferior se compone de varias partes principales:

  • La cintura pelviana o pelvis. Es un anillo óseo que está formado por el hueso sacro en la región posterior y los huesos coxales derecho e izquierdo. Ambos se unen por delante en la sínfisis del pubis que cierra el anillo.

  • Muslo: su esqueleto es un solo hueso; el fémur.

  • Rodilla: Es la zona de unión entre el muslo y la pierna

  • Pierna: formada por la tibia y la fíbula

  • Tobillo: Región en la que se une la pierna con el pie.

    • Tarso

      Pie, a su vez formado por tres segmentos:Metatarso

      • Cadera. Se forma por el hueso coxal y la cabeza del fémur, por lo cual recibe el nombre de articulación coxo-femoral.
      • Rodilla. Está formada por dos articulaciones diferentes

        Falange

        Articulaciones

        Cadera
        Rodilla
        Tobillo.
        Está formado por dos articulaciones
        • Pie plano. Se caracteriza por la disminución de altura del arco longitudinal interno del pie, ocasionando que gran parte de la superficie de la planta tenga contacto con el suelo.
        • Hallux valgus. Conocido popularmente como juanete, es una deformidad del pie que se caracteriza por la desviación del dedo gordo hacia el borde externo del pie. Puede causar dolor y dificultad en la marcha, por lo que con frecuencia precisa cirugía.
        • Hallux valgus - Otras formas
        • Pie diabético. Se trata de una afección característica de las personas que padecen diabetes mellitus. Se asocian lesiones infecciosas con destrucción de tejidos, alteraciones neurológicas y falta de riego arterial. Puede ser grave por lo que el paciente diabético debe extremar los cuidados de sus pies.
        • Pie de atleta. Es una infección provocada por hongos dermatofitos que afecta a los pliegues que se encuentran entre los dedos. No es grave, pero causa molestias locales y puede ser contagiosa.
          • Podagra. Es un ataque agudo de gota que afecta de forma característica al dedo gordo del pie, provocando intenso dolor. Está causado por la elevación de los niveles de ácido úrico en sangre
            Gray430-es.svg
            Cuadrado femoral
            Géminos:
            Gémino superior
            Gémino inferiorAnatomy full : MUSCULO GEMINO SUPERIOR
            Glúteos

            Glúteo mayor
            Glúteo medio
            Glúteo menor

            Músculos de la región glútea: origen, inervación y función

            1. Músculos de las Paredes de la Pelvis

            1.1 Músculo Piramidal

            Se encuentra en la pared posterior de la pelvis. Se origina en la cara anterior del sacro por fuera de los agujeros sacros anteriores, y se escapa de la pelvis por el agujero ciático mayor. Cruza la articulación de la cadera y se inserta en el trocánter mayor del fémur, por encima de la inserción del obturador interno. Rota externamente la cadera (y sobre él se apoya el plexo sacro).

            1.2 Músculo Obturador Interno

            Está en la pared lateral de la pelvis. Se origina en la cara interna de la membrana obturatriz, que cubre el agujero obturador, en los márgenes óseos de este agujero (respeta el conducto obturador por el que pasa el paquete vasculonervioso obturador). Las fibras van hacia atrás y se angulan 90º, saliendo por el agujero ciático menor, hasta insertarse en el trocánter mayor del fémur. Rota externamente la cadera. 

            Ambos músculos, el piramidal y el obturador interno actúan sobre la extremidad inferior, por lo que su inervación va depender también de ésta, siendo inervado por las ramas colaterales del plexo sacro (NO por el nervio obturador, rama del plexo lumbar).

            Musculos-gluteo-Principal.jpg

            La región glútea es posterolateral y está entre la cresta ilíaca y el pliegue cutáneo (pliegue glúteo) que define el límite inferior de las nalgas. Además de mover el muslo sobre una pelvis fija, este conjunto de músculos también controlan el movimiento de la pelvis respecto de la extremidad que soporta el peso del cuerpo (extremidad de soporte o estática), mientras que la otra bascula hacia delante (extremidad basculante) durante la marcha. A través de la siguiente infografia.Obturador externo

            Obturador interno

            Músculo Obturador Interno

            Está en la pared lateral de la pelvis. Se origina en la cara interna de la membrana obturatriz, que cubre el agujero obturador, en los márgenes óseos de este agujero (respeta el conducto obturador por el que pasa el paquete vasculonervioso obturador). Las fibras van hacia atrás y se angulan 90º, saliendo por el agujero ciático menor, hasta insertarse en el trocánter mayor del fémur. Rota externamente la cadera. 

            Ambos músculos, el piramidal y el obturador interno actúan sobre la extremidad inferior, por lo que su inervación va depender también de ésta, siendo inervado por las ramas colaterales del plexo sacro (NO por el nervio obturador, rama del plexo lumbar).

            Piriforme

            Qué es el síndrome del piriforme?

            El músculo piriforme

            El músculo piriforme es un músculo pequeño ubicado en la parte profunda de las nalgas (detrás del glúteo mayor).

            El músculo piriforme:

            • Causas del síndrome del piriforme

              Se desconocen las causas exactas el síndrome del piriforme. Las posibles causas incluyen:

              • espasmos musculares en el músculo piriforme, ya sea por irritación del mismo músculo piriforme o por irritación de una estructura cercana como la articulación sacroilíaca o cadera
              • contracción muscular en respuesta a una lesión o espasmo
              • inflamación del músculo piriforme debido a lesión o espasmo
              • sangrado en el área del músculo piriforme.

              Cualquiera de estos problemas, o una combinación de estos, puede afectar el músculo piriforme (y causar dolor en las nalgas) y puede afectar el nervio ciático adyacente (y causar dolor, hormigueo, o entumecimiento en la parte de atrás del muslo, pantorrilla, o pie).

            • Músculos del miembro inferior

              Músculos de la pelvis, región anterior.

              Suelo de la pelvis

              Es también conocido como diafragma pélvico. El suelo de la pelvis cierra la pelvis por debajo. Está formado por dos músculos: el elevador del ano y el músculo isquiococcígeo. Y por debajo el diafragma urogenital, formado por los músculos transversos superficial y profundo del periné.

              2. Diafragma Pélvico

              Formado por el músculo elevador del ano y el músculo isquicoccigeo.

              2.1 Músculo Elevador del Ano

              Son dos láminas que se originan a cada lado de la pared de la pelvis, y se juntan en la línea media. Dejan un espacio denominado conducto anal. Se distinguen tres porciones o fascículos:

              • Músculo puborrectal: Se originan en el pubis y rodea el conducto anal. Son las fibras más mediales. Elevan el ano.
              • Músculo pubococcígeo: va desde el pubis hasta el cóccix. Dentro de este podemos diferenciar una fibras que forman el músculo pubovaginal en la mujer y el pub prostático o elevador de la próstata en el hombre.
              • Músculo iliococcígeo: se origina en la cara interna del obturador interno v desde ahí descienden unas planchas hacia la línea media, hasta insertarse en el cóccix.

              2.2 Isquiococcígeo

              Se sitúan posteriormente al elevador del ano. Van desde la espina isquiática a las caras laterales del cóccix y bordes del sacro). Se confunden con el ligamento sacroespinoso.

              Detrás está el piramidal, un poco por debajo el isquio-coccígeo y por delante el elevador del ano. Superficialmente está el diafragma urogenital que ocupa el triángulo anterior.

              • Se dividen, según su localización, en cuatro regiones: músculos de la pelvis, músculos del muslo, músculos de la pierna y músculos del pie.
                • Músculos de la pelvis
              Vista posterior del muslo.

              .
              Vista posterior de la pierna.

          Músculos de la pierna

          Todos los músculos de la pierna (vistas anterior y posterior)
          Músculos de la pierna (Musculi cruris)

          Anatómicamente la pierna está definida como la región de la extremidad inferior ubicada debajo de la rodilla, la cual cuenta con un compartimento posterior, un compartimento anterior y un compartimento lateral. Por esto, los músculos de la pierna se disponen en tres grupos principales:

          • Músculos anteriores de la pierna (flexión dorsal), constituidos por los músculos tibial anterior, extensor largo de los dedos, tercer fibular y extensor largo del dedo gordo.
          • Músculos posteriores de la pierna (flexión plantar), constituidos por una capa superficial (compuesta por los músculos gemelos o gastrocnemio, plantar y sóleo) y por una capa profunda (compuesta por los músculos tibial posterior, flexor largo del dedo gordo, poplíteo y flexo largo de los dedos).
          • Músculos laterales de la pierna (fibular), constituidos por el músculo fibular largo y el músculo fibular corto.

          Los músculos de la pierna son responsables de diversos movimientos en el tobillo y el pie, los cuales son importantes para varias actividades como caminar, correr y bailar. Es importante considerar a los grupos musculares como unidades funcionales, pero se debe tomar en cuenta que aunque cada músculo en cada compartimento tiene su función individual adicional, la función principal de cada compartimento es lo primero que se debe recordar.

          • El grupo anterior está constituido principalmente por músculos que producen la flexión dorsal del pie en la articulación talocrural (o la articulación del tobillo), siendo esta una acción de importancia para la fase de balanceo en el ciclo de la marcha, cuando la pierna se levanta del suelo.
          • El grupo posterior de músculos lleva a cabo principalmente la flexión plantar del pie en la articulación talocrural, siendo esta una acción importante en el ciclo de la marcha, específicamente cuando el pie se prepara para despegarse y propulsarse del suelo. La flexión plantar también es importante para mantener la postura cuando se está de pie y cuando se está caminando.
          • El grupo lateral está constituido por músculos que principalmente llevan a cabo la eversión del pie a nivel de la articulación talocalcánea. Esta acción juega un papel clave en mantener el balance mientras te paras sobre una sola pierna, o mientras caminas sobre alguna superficie inestable.

          En este artículo hablaremos sobre la anatomía y función de los músculos de la pierna.

          Puntos clave sobre los músculos de la pierna

          Cuestionario de la tabla

          Definición Músculos de la extremidad inferior debajo de la articulación de la rodilla, donde principalmente se producen movimientos del pie a nivel de la articulación talocrural.
          Músculos anteriores de la pierna (flexión dorsal) Músculos tibial anterior, extensor largo de los dedos, tercer fibular y extensor largo del dedo gordo.
          Músculos posteriores de la pierna (flexión plantar) Capa muscular superficial:
          Gastrocnemio
          Plantar
          Sóleo
          Capa muscular profunda:

          Tibial posterior
          Flexor largo del dedo gordo
          Poplíteo
          Flexor largo de los dedos
          Músculos laterales de la pierna (fibular) Músculos fibular largo y fibular corto
          Inervación Compartimento anterior: nervio fibular profundo
          Compartimento posterior:
           nervio tibial
          Compartimento lateral: 
          nervio fibular superficial
          Irrigación Compartimento anterior: arteria tibial anterior
          Compartimento posterior:
           arteria tibial posterior
          Compartimento lateral: 
          arteria fibular
          Función Compartimento anterior: flexión dorsal
          Compartimento posterior:
           flexión plantar
          Compartimento lateral: 
          eversión
          Contenidos
          1. Músculos anteriores (flexión dorsal)
            1. Músculo tibial anterior
            2. Músculo extensor largo de los dedos
            3. Músculo tercer fibular
            4. Músculo extensor largo del dedo gordo
          2. Músculos posteriores (flexión plantar)
            1. Capa muscular superficial
            2. Capa muscular profunda
          3. Músculos laterales (fibulares)
            1. Músculo fibular (peroneo) largo
            2. Músculo fibular (peroneo) corto
          4. Bibliografía
          + Muestra todo

          Antes de continuar con este artículo, revisa el siguiente video sobre las regiones del miembro inferior. Esto facilitará tu aprendizaje sobre los músculos de la pierna:

          Video recomendado: Regiones del miembro inferior
          Regiones del miembro inferior vistas desde sus perspectivas anterior y posterior.

          Músculos de la pierna
          Diagrama anatómico.

          Músculos anteriores (flexión dorsal)

          Músculo tibial anterior

          El músculo tibial anterior es un músculo de forma fusiforme que se origina en el cóndilo lateral de la tibia y los dos tercios superiores del cuerpo proximal de la tibia. Transita inferiormente por la pierna hasta llegar al tercio distal de la tibia, donde se transforma y se extiende hacia un tendón en forma de cordón. Este tendón continúa a través del tobillo y el dorso del pie para luego insertarse en el hueso cuneiforme medial y en la base del primer metatarsiano.

          El músculo tibial anterior está inervado por el ramo fibular profundo del nervio fibular común. Su irrigación está proporcionada por las ramas de la arteria tibial anterior y por ramas de la arteria tibial posterior (en menor proporción).

          Las funciones del músculo tibial anterior son la flexión dorsal del pie a nivel de la articulación talocrural y la inversión del pie a nivel de la articulación talocalcánea. También es clave en el apoyo dinámico del arco medial del pie.

          Domina la anatomía muscular de la pierna revisando nuestros videos, cuestionarios, diagramas rotulados y artículos.

          Músculo extensor largo de los dedos

          El músculo extensor largo de los dedos es un músculo con forma de pluma (de ave) que tiene su origen en la mitad proximal de la cara medial de la fíbula, la cara anterior del cóndilo lateral de la tibia y la cara anterior de la membrana interósea. Este músculo desciende hasta llegar justo por encima del tobillo, donde se extiende como un tendón que transita por debajo del retináculo superior de los músculos extensores y a través del retináculo inferior de los músculos extensores. Dentro del retináculo superior de los músculos extensores, el tendón se divide en cuatro tendones más pequeños que se insertan en la superficie dorsal de las falanges medias y distales de los cuatro dedos laterales.

          El músculo extensor largo de los dedos se encuentra inervado por el nervio fibular profundo (L5, S1) e irrigado por las arterias tibial anterior y fibular.

          Las funciones de este músculo son la extensión de los dedos del pie del 2 al 5 y la flexión dorsal del pie. También juega un papel importante ayudando al músculo tibial anterior en la inversión del pie a nivel de la articulación talocalcánea.

          Músculo tercer fibular

          El músculo tercer fibular, también llamado tercer peroneo, es un músculo delgado el cual es ocasionalmente referido como parte del músculo extensor largo de los dedos. Este músculo se origina en la cara medial del tercio distal de la fíbula, la cara anterior adyacente de la membrana interósea, el tabique intermuscular anterior de la pierna y transita inferiormente a lo largo de la cara lateral de la pierna. Este músculo se extiende como un tendón que corre profundamente al retináculo superior de los músculos extensores, en conjunto con el músculo extensor largo de los dedos. Finalmente, el tendón del tercer fibular se inserta en la cara dorsal de la base del quinto metatarsiano.

          El tercer fibular está inervado por el nervio fibular profundo (L5, S1). Su irrigación está proporcionada por ramas de las arterias tibial anterior, tibial posterior y dorsal del pie.

          La función principal del tercer fibular es una débil flexión dorsal del pie a nivel del tobillo, complementando las funciones de los músculos tibial anterior y extensor largo de los dedos. El músculo tercer fibular también puede tener un papel importante en la articulación talocalcánea, ayudando a los músculos fibular largo y corto en la eversión del pie.

          Músculo extensor largo del dedo gordo

          El músculo extensor largo del dedo gordo se encuentra entre los músculos tibial anterior y el extensor largo de los dedos. Tiene su origen en la cara anteromedial del tercio medio de la fíbula y la membrana interósea. Este músculo corre inferior y medialmente, extendiéndose en un tendón delgado que transita a lo largo de la cara dorsal del pie, pasando por debajo del retináculo superior de los músculos extensores. Este tendón se inserta en la base y en la cara dorsal de la falange distal del dedo gordo del pie (hallux).

          El músculo extensor largo del dedo gordo se encuentra inervado por el nervio fibular profundo (L5). Está irrigado principalmente por las arterias tibial anterior, con ayuda de las arterias fibular, maleolar anterior medial, dorsal del pie y metatarsiana plantar.

          La función principal del músculo extensor largo del dedo gordo es la extensión del dedo gordo del pie (o hallux) a nivel de las articulaciones metatarsofalángicas. Adicionalmente, este músculo puede jugar un papel en la articulación talocrural y ayudar a otros músculos del grupo anterior a general la flexión dorsal del pie.

          Con más de 600 músculos en el cuerpo humano, hay mucho que aprender. Nuestros cuestionarios y diagramas musculares reducirán tu tiempo de estudio a la mitad.

          Músculos posteriores (flexión plantar)

          Capa muscular superficial

          La capa superficial del grupo posterior está constituida por los músculos gemelos (gastrocnemio), plantar y sóleo. Las dos cabezas de los músculos gemelos, en conjunto con el músculo sóleo, comprenden un músculo de tres cabezas conocido como el músculo tríceps sural.

          Músculos gemelos (gastrocnemio)

          El músculo gemelo o gastrocnemio es un músculo de dos cabezas que conforma la mayor parte de tejido blando en la parte posterior de la pierna, denominado pantorrilla.

          • La cabeza medial del músculo se origina en la cara posterior del cóndilo medial de la tibia y de la superficie poplítea del cuerpo femoral.
          • La cabeza lateral se origina en la cara lateral del cóndilo lateral y en la porción inferior de la línea supracondílea.

          Los dos vientres musculares se unen en la línea media a nivel del margen inferior de la fosa poplítea, convirtiéndose en un solo vientre muscular. Sus fibras se disponen hasta la mitad de la pantorrilla, donde gradualmente desarrollan una aponeurosis amplia. Se unen con el tendón del músculo sóleo y se estrechan para formar el tendón calcáneo (o de Aquiles), el cual se inserta en la cara posterior del calcáneo.

          Los músculos gemelos se encuentran inervados por el nervio tibial (S1, S2). Su irrigación está proporcionada por las ramas surales mediales y laterales de la arteria poplítea, con alguna contribución menor de las arterias superiores de la rodilla.

          La función de los músculos gemelos (gastrocnemio) se realiza en conjunto con el músculo sóleo, como músculo tríceps sural. Este músculo funciona como el flexor plantar principal del pie a nivel de la articulación talocrural. Adicionalmente, la porción perteneciente al músculo gastrocnemio actúa también sobre la articulación de la rodilla, produciendo la flexión de la rodilla.

          Músculo sóleo

          El sóleo es un músculo triangular ancho ubicado profundamente al gastrocnemio. Tiene su origen en la línea del sóleo en la cara posterior de la tibia, el borde medial de la tibia y la cara posterior del tercio superior de la fíbula. Este músculo se extiende inferiormente hasta el punto medio de la pantorrilla, donde se transforma en una aponeurosis que se une al tendón del gastrocnemio para luego formar el tendón calcáneo.

          El músculo sóleo se encuentra inervado por el nervio tibial (S1-S2). Está irrigado principalmente por las ramas de la arteria poplítea, con alguna contribución ya sea por parte de la arteria tibial posterior o de la arteria fibular.

          Como hemos mencionado, la función principal del sóleo como parte del músculo tríceps sural es la flexión plantar del pie. Adicionalmente, el sóleo juega un papel importante en la postura, equilibrando la pierna al estar de pie o al momento de caminar.

          Músculo plantar

          El músculo plantar es un músculo compuesto por un vientre muscular corto de forma fusiforme y por un tendón largo y delgado. Tiene su origen en la porción inferior de la línea supracondílea lateral del fémur y se extiende notoriamente como un tendón que transita inferomedialmente a lo largo del borde medial del músculo gastrocnemio. El tendón del músculo plantar se inserta en la cara posterior del calcáneo, medial al tendón calcáneo.

          El músculo plantar se encuentra inervado por el nervio tibial (S1, S2). La porción donde se ubica su vientre (en la parte superior) recibe irrigación por parte de las ramas sural lateral y superior lateral de la rodilla, de la arteria poplítea. La porción del tendón del músculo plantar está irrigada por las ramas calcáneas de la arteria tibial posterior.

          El músculo plantar es un músculo débil cuando actúa por sí solo, es por esta razón que actúa como un músculo auxiliar del tríceps sural para producir la flexión plantar del pie. Asimismo, puede actuar sobre la articulación de la rodilla en conjunto con el músculo gastrocnemio y producir la flexión de la rodilla.

          Capa muscular profunda

          La capa profunda del grupo posterior de la pierna está conformada por el músculo poplíteo, el flexor largo de los dedos, el flexor largo del dedo gordo y el tibial posterior.

          Músculo poplíteo

          El músculo poplíteo es un músculo corto que conforma el suelo de la fosa poplítea. Tiene su origen cercano al tendón del músculo poplíteo de la cara posterolateral del cóndilo femoral lateral y el menisco lateral de la articulación de la rodilla. El tendón se expande en un vientre triangular muscular que transita inferomedialmente y se inserta en la cara posterior de la tibia proximal, por encima de la línea del sóleo.

          El músculo poplíteo recibe su inervación del nervio tibial (L4-S1) y se encuentra irrigado por la arteria poplítea, la arteria recurrente tibial posterior y la arteria nutricia de la tibia.

          El músculo poplíteo juega un papel importante al iniciar la flexión de la rodilla completamente extendida (o rodilla bloqueada). Esto significa que el músculo poplíteo rota lateralmente el fémur sobre la tibia, desbloqueando la rodilla y, por ende, permitiendo que se produzca la flexión.

          ¿Buscas una manera de aprender anatomía de forma rápida y eficaz? Prueba nuestro curso de anatomía online!

          Músculo flexor largo de los dedos

          El músculo flexor largo de los dedos es un músculo delgado que se encuentra en el lado tibial de la porción posterior de la pierna. Se origina del lado medial de la cara posterior de la tibia, inferior a la línea del sóleo, y viaja inferiormente a lo largo de la cara medial de la pierna posterior. Arriba de la articulación talocrural, el músculo se extiende en un tendón que corre posterior al maléolo medial y profundo al retináculo de los músculos flexores del pie. El tendón continúa para luego dividirse en cuatro tendones más pequeños que se insertan en las bases plantares de las falanges distales de los cuatro dedos laterales.

          El flexor largo de los dedos se encuentra inervado por el nervio tibial (L5-S2). Su irrigación está proporcionada por la arteria tibial posterior.

          La función principal de este músculo es la flexión de los cuatro dedos laterales, así como la flexión plantar y la inversión del pie.

          Músculo flexor largo del dedo gordo

          El músculo flexor largo del dedo gordo es un músculo que se encuentra en el lado fibular de la cara posterior de la pierna. Este tiene su origen en los dos tercios distales de la cara posterior de la fíbula y corre inferiormente hacia el pie, donde se inserta en la cara planta de la base de la falange distal del dedo gordo.

          El músculo flexor largo del dedo gordo se encuentra inervado por el nervio tibial (L4-S3) e irrigado por ramas de la arteria fibular.

          La función principal del músculo flexor largo del dedo gordo es la flexión del dedo gordo del pie. De igual modo, ayuda en la flexión plantar y la inversión del pie.

          Músculo tibial posterior

          El músculo tibial posterior es el músculo más profundo del grupo flexor posterior. Se origina en la cara posterior de la membrana interósea, los dos tercios superiores de la cara posterior de la tibia y la cara posterior de la fíbula. Este luego viaja inferiormente hasta el tercio inferior de la tibia, donde se extiende en un tendón que transita por detrás del maléolo medial y pasa profundo al retináculo de los músculos flexores, para finalmente entrar en la cara plantar del pie. Es aquí donde el tendón del músculo tibial posterior se divide en dos; una división superficial (que se inserta en el lado medial del escafoides y la cara plantar del hueso cuneiforme medial) y una división profunda (que se inserta en el cuneiforme intermedio y las bases del segundo, tercer y cuarto metatarsianos).

          El músculo tibial posterior se encuentra inervado por el nervio tibial (L4, L5). Su irrigación en su porción muscular está proporcionada por las ramas de las arterias tibial posterior y fibular, mientras que su porción tendinosa se encuentra irrigada por la red maleolar medial y la arteria plantar medial

          La función principal del músculo tibial posterior es la flexión plantar del pie a nivel de la articulación talocrural y la inversión del pie en la articulación talocalcánea. Este músculo también juega un rol importante en reforzar el arco plantar longitudinal medial del pie (APLM).

          Músculos laterales (fibulares)

          Músculo fibular (peroneo) largo

          El músculo fibular largo tiene su origen en la cabeza de la fíbula, los dos tercios proximales del cuerpo de la fíbula lateral y el tabique intermuscular de la pierna. El músculo tiene una trayectoria inferior y se extiende como un tendón que transita por detrás del maléolo lateral. El tendón continúa a lo largo del lado lateral del hueso cuboides, transitando en un túnel formado por el ligamento plantar largo. Este músculo termina insertándose en la superficie lateral del hueso cuneiforme medial y el primer metatarsiano.

          El músculo fibular se encuentra inervado por el nervio fibular superficial (L5,S1) y está irrigado por la arteria fibular.

          La función principal del fibular largo es la eversión del pie a nivel de la articulación talocalcánea y la flexión plantar del pie a nivel de la articulación talocrural. La eversión del pie es particularmente importante al momento de caminar o de correr en superficies inestables. Adicionalmente, este músculo da soporte a los arcos plantares longitudinales y transversos del pie.

          Músculo fibular (peroneo) corto

          El músculo fibular corto es un músculo que se origina en los dos tercios distales de la cara lateral de la fíbula y en el tabique intermuscular anterior. Sigue un curso inferomedial a lo largo del borde lateral de la fíbula y se extiende en un tendón que transita posterior al maléolo lateral para entrar en el pie. El músculo fibular corto se inserta en la base del 5to metatarsiano, posterior a la inserción del músculo tercer fibular.

          El músculo fibular corto se encuentra inervado por el nervio fibular superficial (L5-S1). Su irrigación está proporcionada principalmente por la arteria tibial anterior, mientras que su parte tendinosa distal se encuentra irrigada por la red anastomótica alrededor del tobillo.

          De igual manera al músculo fibular largo, la función principal del músculo fibular corto es la eversión y flexión plantar del pie.

          Tobillo y pie (Anatomía)

          Tobillo y pie
          Tobillo y pie

          Si alguna vez has visto un documental sobre primates (como chimpancés u orangutanes) seguramente has pensado lo útil que sería si pudiésemos usar nuestros pies de la misma forma que nuestras manos. Así podríamos subrayar nuestro libro de anatomía con nuestras manos y al mismo tiempo crear flashcards con los pies.

          Pero la evolución se ha encargado de que nuestros pies sean compatibles con la bipedestación. Es por este motivo que la anatomía de nuestros pies es parecida a la de nuestras manos pero es lo suficientemente diferente como para tener funciones distintas. En este artículo estudiaremos la anatomía del pie y del tobillo.

          Puntos clave sobre el pie y el tobillo

          Cuestionario de la tabla

          Anatomía del tobillo Movimientos: dorsiflexión, flexión plantar
          La articulación superior del tobillo consta de la articulación talocrural: superficies inferiores de la tibia y de la fíbula, superficie superior del talus
          La articulación inferior del tobillo se compone de la articulación talocalcaneonavicular: talus, calcáneo, huesos naviculares
          Ligamentos del tobillos: 
          ligamento colateral medial de la articulación talocrural (o ligamento deltoideo), ligamento colateral lateral de la articulación talocrural
          Huesos del pie Huesos del tarso: huesos proximales (talus y calcáneo), hueso intermedio (navicular), huesos distales (hueso cuboides y los huesos cuneiformes)
          – Mnemotecnia para los huesos del tarso: CA-TAlina NAVega Con su Cuñado
          Huesos del metatarso: 
          conectan los huesos del tarso con las falanges
          Falanges: 
          el dedo gordo del pie consta de dos falanges, la proximal y la distal; los otros cuatro dedos del pie tienen tres falanges, la proximal, la media y la distal
          Articulaciones del pie Intertarsianas: talocalcánea, talocalcaneonavicular, calcaneocuboidea, cuneonavicular, intercuneiformes, cubonavicular
          Tarsometatarsianas:
           articulaciones entre los hueso del tarso y el metatarso
          Metatarsofalángicas:
           conectan los huesos del metatarso con las falanges proximales
          Interfalángicas:
           el dedo gordo del pie tiene una articulación interfalángica, los otros cuatro dedos del pie tienen dos (una proximal y una distal)
          Músculos del pie Movimientos: inversión del pie, eversión del pie, flexión de los dedos, extensión de los dedos, abducción de los dedos, aducción de los dedos
          Músculos dorsales: 
          extensor corto de los dedos, extensor corto del dedo gordo
          Músculos plantares:

          1ra capa:
           abductor del dedo gordo, flexor corto de los dedos, abductor del quinto dedo
          2da capa: 
          cuadrado plantar, lumbricales
          3ra capa: 
          flexor corto del dedo gordo, aductor del dedo gordo, flexor corto del quinto dedo
          4ta capa: 
          interóseos plantares y dorsales
          Contenidos
          1. Anatomía del tobillo
          2. Huesos del pie
          3. Articulaciones del pie
          4. Músculos del pie
            1. Músculos dorsales del pie
            2. Músculos plantares del pie
          5. Bibliografía
          + Muestra todo

          Anatomía del tobillo

          El tobillo permite la dorsiflexión y la flexión plantar del pie. Se compone de un total de tres articulaciones: la articulación talocrural, la articulación talocalcaneonavicular y la articulación subtalar. Las últimas dos siendo parte de la articulación inferior del tobillo.

          Articulación del tobillo

          La articulación superior del tobillo está formada por las superficies inferiores de la tibia y fíbula y por la superficie superior del talus. La articulación inferior del tobillo consta del talus, el calcáneo y el hueso navicular. La articulación recibe el soporte por una serie de ligamentos del tobillo: el ligamento colateral medial o deltoideo y el ligamento colateral lateral.

          Te tenemos cubierto con todo lo que tienes que saber sobre el tobillo y sus ligamentos con estas unidades de estudio:

          Huesos del pie

          Hay 27 huesos en el pie, divididos en tres grupos:

          • Siete huesos del tarso
          • Cinco huesos del metatarso
          • Catorce falanges

          Huesos del pie

          Los huesos del tarso crean una plataforma bastante fuerte para soportar peso. Estos son homólogos a los huesos del carpo de la muñeca y se dividen en tres grupos: los proximales, medios y distales.

          • Los huesos proximales del tarso son el talus y el calcáneo
          • El hueso intermedio del tarso es el navicular
          • Los huesos distales del tarso son el cuboides y tres huesos cuneiformes (lateral, intermedio y medial).

          La manera más fácil de aprenderte todo sobre los huesos del tarso es repasándolos uno por uno. ¡Puedes hacer esto con nuestros recursos adicionales!

          Los huesos metatarsianos son homólogos a los metacarpianos de la mano. Ellos participan en el soporte de nuestro peso. En la superficie plantar de la cabeza del primer metatarsiano, vemos dos huesos sesamoideos prominentes (uno medial y uno lateral).

          Las falanges también son parecidas a las de la mano, los cuatro dedos laterales del pie tienen tres falanges, una proximal, una media y una distal, mientras que el dedo gordo consta de solo dos falanges, una proximal y una distal.

          Los huesos del pie también pueden agruparse en tres grupos funcionales:

          • Retropié: talus y calcáneo
          • Mediopié: navicular, cuboides y huesos cuneiformes
          • Antepié: huesos del metatarso y falanges

          Te sugerimos explorar nuestros materiales de estudio para aprender más sobre los huesos del pie y sus ligamentos.

          Articulaciones del pie

          Video recomendado: Ligamentos del pie
          Revisión detallada de los principales ligamentos del pie.

          Adicionalmente a la articulación del tobillo, que conecta el pie con la pierna, los huesos del pie se articulan entre sí por medio de numerosas articulaciones sinoviales. Hay cuatro grupos de articulaciones del pie: intertarsianas, tarsometatarsianas, metatarsofalángicas e interfalángicas.

          • Las articulaciones intertarsianas están entre los huesos del tarso. Estas articulaciones son: la talocalcánea, la talocalcaneonavicular, calcaneocuboidea, cuneonavicular y las intercuneiformes.
          • Las articulaciones tarsometatarsianas son aquellas entre los huesos del tarso y el metatarso.
          • Las articulaciones metatarsofalángicas están entre las cabezas de los metatarsianos y las bases correspondientes de las falanges proximales.
          • Las articulaciones interfalángicas son aquellas entre las falanges del pie. El dedo gordo del pie tiene solo una articulación interfalángica, mientras los otros cuatro dedos tienen una articulación proximal y una distal.

          Músculos del pie

          Los músculos del pie contribuyen a la eversión e inversión del pie, a los movimientos de los dedos del pie, al igual que a la flexión plantar y a la dorsiflexión. Te sugerimos explorar esta unidad de estudio para aprender todo acerca de los músculos del pie.

          Existen un total de 20 músculos en el pie, los cuales se dividen en plantares y dorsales. Los músculos plantares son tradicionalmente estudiados ya sea en capas o en grupos. Si se estudian por capas, podemos organizarlos en cuatro capas principales, de superficial a profunda encontramos:

          • 1ra capa: abductor del dedo gordo, flexor corto de los dedos, abductor del quinto dedo
          • 2da capa: cuadrado plantar, lumbricales. En esta capa encontramos también al tendón del músculo flexor largo de los dedos del pie
          • 3ra capa: flexor corto del dedo gordo, aductor del dedo gordo, flexor corto del quinto dedo
          • 4ta capa: interóseos plantares y dorsales

          Músculos del pie

          Los músculos dorsales del pie se encuentran, como indica su nombre, en el dorso del pie y son los encargados de extender los dedos. Estos son: el extensor corto de los dedos y el extensor corto del dedo gordo.

          Las inserciones, inervaciones y acciones de los músculos del pie se encuentran organizadas en la tabla a continuación:

          Músculos dorsales del pie

          Puntos clave sobre los músculos dorsales del pie

          Cuestionario de la tabla

          Extensor corto de los dedos Origen: superficie superolateral del hueso calcáneo
          Inserción:
           falange media del 2do al 4to dedo del pie
          Inervación:
           nervio fibular profundo (S1, S2)
          Función:
           extensión de la articulación interfalángica distal del 2do al 4to dedo del pie
          Extensor corto del dedo gordo Origen: superficie superolateral del hueso calcáneo
          Inserción:
           falange proximal del dedo gordo del pie
          Inervación
          : nervio fibular profundo (S1, S2)
          Función: 
          extensión de la articulación metatarsofalángica del dedo gordo del pie

          Músculos plantares del pie

          Primera capa

          Puntos clave sobre la primera capa de los músculos plantares del pie

          Cuestionario de la tabla

          Abductor del dedo gordo Origen: proceso medial de la tuberosidad calcánea, retináculo flexor, aponeurosis plantar
          Inserción: 
          base de la falange proximal del dedo gordo
          Inervación: 
          nervio plantar medial (S1, S2, S3)
          Función:
           abducción y flexión de la articulación metatarsofalángica del dedo gordo; soportar el arco longitudinal del pie
          Flexor corto de los dedos Origen: proceso medial de la tuberosidad calcánea, retináculo flexor, aponeurosis plantar
          Inserción: 
          falange media del 2do al 5to dedo del pie
          Inervación: 
          nervio plantar medial (S1, S2, S3)
          Función: 
          flexión de la articulación metatarsofalángica del dedo gordo; soportar el arco longitudinal del pie
          Abductor del quinto dedo Origen: tuberosidad calcánea, aponeurosis plantar
          Inserción:
           base de la falange proximal del quinto dedo del pie, quinto metatarsiano
          Inervación:
           nervio plantar lateral (S1-S3)
          Función: 
          abducción y flexión de la articulación metatarsofalángica del quinto dedo del pie, soportar el arco longitudinal del pie

          Segunda capa

          Puntos clave sobre la segunda capa de los músculos plantares del pie

          Cuestionario de la tabla

          Cuadrado plantar Origen: superficie medial del calcáneo, proceso lateral de la tuberosidad calcánea
          Inserción: 
          tendón del flexor largo de los dedos
          Inervación: 
          nervio plantar lateral (S1-S3)
          Función: 
          flexión de la articulación metatarsofalángica del segundo al quinto dedo del pie.
          Lumbricales Origen: tendón del flexor largo de los dedos
          Inserción:
           bases mediales de las falanges proximales y aponeurosis dorsales del segundo al quinto dedo del pie
          Inervación:
           lumbrical 1: nervio plantar medial (S2, S3); lumbricales 2-4: nervio plantar medial (S2, S3)
          Función: 
          flexión y aducción de la articulación metatarsofalángica del segundo al quinto dedo del pie, extensión de las articulaciones interfalángicas del segundo al quinto dedo del pie

          Tercera capa

          Puntos clave sobre la tercera capa de los músculos plantares del pie

          Cuestionario de la tabla

          Flexor corto del dedo gordo Origen: tendón del músculo tibial posterior, hueso cuneiforme medial, hueso cuneiforme lateral, hueso cuboides
          Inserción:
           aspectos medial y lateral de la base de la falange proximal del dedo gordo del pie
          Inervación: 
          nervio plantar medial (S1, S2)
          Función: 
          flexión de la articulación metatarsofalángica del dedo gordo del pie; soportar el arco longitudinal del pie
          Aductor del dedo gordo Origen:
          Cabeza oblicua: 
          base del hueso metatarsiano de los dedos 2 a 4, hueso cuboides, hueso cuneiforme lateral
          Cabeza transversa:
           ligamentos plantares metatarsofalángicos del tercer a quinto dedo
          Inserción:
           aspecto lateral de la base de la falange proximal del dedo gordo del pie
          Inervación: 
          nervio plantar lateral (S2, S3)
          Función: 
          aducción y flexión de la articulación metatarsofalángica del dedo gordo, soportar los arcos longitudinal y transverso del pie
          Flexor corto del quinto dedo Origen: base del quinto metatarsiano, ligamento plantar largo
          Inserción:
           base de la falange proximal del quinto dedo del pie
          Inervación: 
          nervio plantar lateral (S2, S3)
          Función:
           flexión de la articulación metatarsofalángica del quinto dedo del pie

          Cuarta capa

          Puntos clave sobre la cuarta capa de los músculos plantares del pie

          Cuestionario de la tabla

          Interóseos plantares Origen: aspectos mediales del tercer al quinto metatarsiano
          Inserción: 
          bases mediales de las falanges proximales del tercer a quinto dedo del pie
          Inervación: 
          nervio plantar lateral (S2, S3)
          Función: 
          flexión y aducción de la articulación metatarsofalángica del tercer al quinto dedo del pie, extensión de las articulaciones interfalángicas del tercer a quinto dedo del pie
          Interóseos dorsales Origen: ambos extremos de todos los huesos metatarsianos
          Inserción: 
          base medial de la falange proximal del segundo dedo, base lateral de la falange proximal y aponeurosis dorsal de los dedos 2 a 4
          Inervación:
           nervio plantar lateral (S2, S3)
          Función: 
          flexión y abducción de la articulación metatarsofalángica del segundo al cuarto dedo del pie, extensión de la articulación interfalángica del segundo al cuarto dedo del pie

          Los músculos plantares del pie también pueden estudiarse por grupos: medial, central y lateral. Los cuales se dividen por la fascia profunda del pie.

          • Los músculos plantares laterales actúan sobre el quinto dedo. Ellos son el músculo abductor del quinto dedo, el flexor corto del quinto dedo y el músculo oponente del quinto dedo.
          • Los músculos plantares centrales actúan sobre los cuatro dedos laterales del pie. Estos son el flexor corto de los dedos, el cuadrado plantar, cuatro lumbricales, tres interóseos plantares y cuatros interóseos dorsales.
          • Los músculos plantares mediales actúan sobre el dedo gordo del pie. Estos son el abductor del dedo gordo, el aductor del dedo gordo, y el flexor corto del dedo gordo del pie. Ten en cuenta que el aductor del dedo gordo del pie se encuentra anatómicamente en el compartimento central del pie, pero funcionalmente se agrupa con los músculos plantares mediales debido a sus funciones sobre el dedo gordo

          ¿Cuál es la mejor manera de aprender anatomía? La repetición, por supuesto. ¿y cómo hacer interesante el ejercicio de repetir? ¡con los cuestionarios de Kenhub! Pon a prueba tus conocimientos sobre la anatomía del pie y tobillo con nuestros cuestionarios especializados diseñados para incluir solo los huesos, ligamentos, articulaciones, músculos y neurovascularización de esta región.

          Vascularización

          Archivo:Thigh arteries schema es.svg - Wikipedia, la enciclopedia libre

          Arteria femoral y sus ramas: 1.Arteria circunfleja ilíaca profunda. 2.Arteria circunfleja iliaca superficial 5.Arteria circunfleja externa. 13. Arteria tibial anterior, 14. Arteria iliaca externa, 20.Arteria femoral.

          La sangre llega al miembro inferior por medio de la arteria iliaca externa que tras pasar por la región de la ingle cambia de nombre y pasa a llamarse arteria femoral.

          La arteria femoral sigue un camino descendente por la región anterior del muslo y da origen a diversas ramas, como la arteria femoral profunda, la arteria circunfleja iliaca profunda, la arteria circunfleja interna y la arteria circunfleja externa. Cerca de la rodilla pasa a situarse en la región posterior del miembro inferior y cambia de nombre, llamándose arteria poplitea.

          La arteria poplítea da varias ramas para la articulación de la rodilla y se divide en la arteria tibial anterior que irriga la región anterior de la pierna y el tronco arterial tibioperoneo que se dirige al sector posterior de la pierna y se divide en la arteria tibial posterior y la arteria peronea.

          La arteria tibial posterior desciende hasta el tobillo y se divide en dos ramas: la arteria plantar externa y la arteria plantar interna, ambas suministran sangre a las estructuras anatómicas situadas en la planta del pie.

          Retorno venoso

          Vena poplítea, ilustrada en la parte superior de la imagen.

          El retorno de la sangre venosa se realiza en el miembro inferior a través del sistema venoso superficial y del sistema venoso profundo.

          Dentro del sistema venoso profundo, los vasos principales son:

          • Vena poplitea
          • Vena femoral que, tras pasar el pliegue inguinal cerca de la cadera, se convierte en vena iliaca externa.

          El sistema venoso superficial está constituido por varios vasos superficiales situados cerca de la piel, en la región subcutánea, los cuales al final de su trayecto acaban por incorporarse al sistema venoso profundo. Los troncos principales son:

          • Vena safena externa. Se origina en el dorso del pie, recorre la región posterior de la pierna y a nivel de la zona posterior de la rodilla o región poplítea se hace profunda para incorporarse a la vena poplítea.
          • Vena safena interna. Recorre la región interna de la pierna y el muslo. Cuando está a solo 4 cm de la ingle, se hace profunda para incorporarse a la vena femoral.

          Inervación

          Recorrido del nervio ciático y sus ramas

          Los dos principales troncos nerviosos del miembro inferior son el nervio femoral que recorre la región anterior del muslo y el nervio ciático que, partiendo de la zona glútea, desciende por la región posterior de la extremidad inferior. Los dos dan numerosas ramas. Otros nervios importantes son el nervio glúteo superior, el nervio glúteo inferior, el nervio obturador, el nervio femorocutáneo y el nervio genitocrural.

          • El nervio femoral penetra en el muslo en la región inguinal y da origen a varias ramas:
            • Nervios cutáneos lateral, intermedio y medial del muslo.
            • Ramas que enervan el músculo cuádriceps.
            • Ramas destinadas a la articulación de la cadera y la rodilla.
          • El nervio isquiático se origina en la región glútea a partir del plexo sacro. Recorre la región posterior del muslo y cuando llega a la región de la rodilla se divide en el nervio ciático poplíteo externo o nervio peroneo común y en el ciático poplíteo interno o nervio tibial.
            • El nervio peroneo común se divide en el nervio peroneo superficial y el nervio peroneo profundo.
            • El nervio tibial desciende por la región posterior de la pierna y se divide cuando alcanza el pie en el nervio plantar lateral y el nervio plantar medial.

          Patologías

          Algunas de las patologías más frecuentes que afectan al miembro inferior son las siguientes:

          • Fractura de fémur. Son muy corrientes en las personas de más de 60 años. Pueden estar originadas por un traumatismo directo muy intenso, como los que ocurren en los accidentes de tráfico. En otras ocasiones tienen lugar por traumas relativamente leves en personas afectas de osteoporosis.6

          Prótesis de cadera

          • Coxartrosis. Es la artrosis de la articulación de la cadera. Provoca dolor durante la marcha y en las fases avanzadas precisa cirugía para sustituir la cadera por una prótesis metálica.7
          • Enfermedad de Perthes, también llamada síndrome de Legg-Calvé-Perthes, o necrosis vascular de la cabeza del fémur. Afecta niños y niñas de entre 4 y 10 años, provocando una necrosis parcial de la cabeza del fémur. Se produce un caso por cada diez mil niños aproximadamente.
          • Gonartrosis. Es la artrosis de la articulación de la rodilla, muy frecuente a partir de los 60 años. Provoca dolor y dificulta la movilidad, llegando a ser invalidante. En estadios avanzados se trata quirúrgicamente colocando una prótesis de rodilla.8
          • Rotura de menisco. El menisco es un cartílago que se encuentra en el interior de la articulación de la rodilla y tiene la función de distribuir las cargas y mejorar la estabilidad de la articulación. Puede romperse como consecuencia de una torsión violenta en personas jóvenes, muy frecuentemente durante la actividad deportiva. En personas de más edad se parte con frecuencia por traumatismos mínimos, muchas veces simplemente al levantarse de una posición en cuclillas.9
          • Claudicación intermitente. Está provocada por falta de riego sanguíneo en las extremidades inferiores debido a obstrucción total o parcial de una arteria. Provoca dolor que aumenta con el ejercicio y cede con el reposo.
          • Insuficiencia venosa. Es la incapacidad de las venas para realizar el adecuado retorno de la sangre al corazón. Se producen dilataciones venosas o varices visibles desde el exterior.
          • Paraplejia. Es una parálisis que afecta a las dos extremidades inferiores, imposibilitando la marcha. Normalmente es resultado de una lesión medular o de una enfermedad congénita como la espina bífida.
          • Esguince de tobillo. Es la lesión de alguno de los ligamentos que sustentan la articulación del tobillo, debido generalmente a un movimiento brusco y forzado que sobrepasa sus límites de elasticidad.

          Pie plano de un adu

          Qué es el síndrome del piriforme?

          El síndrome del piriforme es una afección en la que el músculo piriforme, ubicado en la región de las nalgas, tiene espasmos y causa dolor en la zona de las nalgas. El músculo piriforme también puede irritar el nervio ciático que está cerca, y causar dolor, entumecimiento y hormigueo a lo largo de la parte posterior de la pierna y en el pie (similar al dolor de ciática).

          Ver: Video sobre síndrome piriforme

          El músculo piriforme

          El músculo piriforme es un músculo pequeño ubicado en la parte profunda de las nalgas (detrás del glúteo mayor).

          El músculo piriforme:

          • comienza en la parte baja de la columna vertebral y se conecta con la superficie superior de cada fémur
          • funciona para asistir en la rotación de la cadera y giro de la pierna y pie hacia fuera
          • corre en forma diagonal, con el nervio ciático que pasa en forma vertical directamente debajo (aunque en algunas personas, el nervio puede correr a través del músculo).

           

          Causas del síndrome del piriforme

          Se desconocen las causas exactas el síndrome del piriforme. Las posibles causas incluyen:

          • espasmos musculares en el músculo piriforme, ya sea por irritación del mismo músculo piriforme o por irritación de una estructura cercana como la articulación sacroilíaca o cadera
          • contracción muscular en respuesta a una lesión o espasmo
          • inflamación del músculo piriforme debido a lesión o espasmo
          • sangrado en el área del músculo piriforme.

          Cualquiera de estos problemas, o una combinación de estos, puede afectar el músculo piriforme (y causar dolor en las nalgas) y puede afectar el nervio ciático adyacente (y causar dolor, hormigueo, o entumecimiento en la parte de atrás del muslo, pantorrilla, o pie).

          Síntomas del síndrome del piriforme

          Lo más frecuente es que los pacientes describan una sensibilidad aguda en las nalgas y un dolor similar a la ciática que desciende por la espalda hasta la parte posterior del muslo, pantorrilla y pie. Los síntomas típicos del síndrome del piriforme pueden incluir:

          • un dolor sordo en las nalgas
          • dolor que desciende por la parte posterior del muslo, pantorrilla y pie (ciática)
          • dolor al subir escaleras o pendientes
          • mayor dolor después de estar sentado mucho tiempo
          • rango de movilidad reducido en la articulación de la cadera

          Los síntomas del síndrome del piriforme con frecuencia empeoran después de estar sentado mucho tiempo, caminar o correr, y pueden mejorar después de acostarse sobre la espalda

          • Pinzamiento anterior de cadera

            ARTROSCOPIA PARA PINZAMIENTO ANTERIOR DE CADERA

            Ciertas variantes anatómicas de la cadera pueden provocar un contacto anormal entre el cuello del fémur y la pelvis durante ciertos movimientos de flexión. Este pinzamiento anterior puede ser responsable de una lesión del labrum articular y, en última instancia, de la artrosis de cadera. Es probable que el tratamiento quirúrgico artroscópico del pinzamiento anterior alivie el dolor que causa y evite o retrase la progresión a la osteoartritis.

            CUÁL ES EL PROBLEMA ?

            La cadera es la articulación entre la cavidad de la pelvis llamada acetábulo y la cabeza del fémur. Como todas las articulaciones, la cadera está cubierta de cartílago que permite que la cabeza del fémur se deslice hacia el acetábulo sin resistencia ni dolor. Alrededor de toda la circunferencia del acetábulo hay una “articulación” llamada cordón o labrum que aumenta la estabilidad de la articulación para evitar que se disloque y que actúa como amortiguador de apoyo.

            cadera normal

            Hay pinzamiento anterior de la cadera cuando hay un contacto anormal entre el cuello femoral y el borde del acetábulo. Este contacto anómalo puede verse favorecido por 2 tipos de deformaciones que en ocasiones se asocian:

            • o hay un golpe en la parte anterior del cuello femoral que provocará un contacto prematuro con el borde del acetábulo durante la flexión de la cadera, provocando una lesión del labrum anterior. Hablamos de conflicto por efecto leva .
            • o bien el borde anterior del acetábulo es demasiado cubriente y desciende muy bajo, entrando en conflicto con el cuello del fémur durante la flexión de la cadera, provocando una lesión del labrum anterior y decoaptación de la articulación responsable de una lesión del labrum posterior. Hablamos entonces de conflicto por efecto pinza .
            Conflicto de efecto de leva
            Conflicto de efecto de leva
            (vista frontal)
            Conflicto de efecto de leva
            Pinzamiento por efecto cam
            (flexión de cadera, vista de perfil)
            Conflicto por efecto pinza
            Conflicto por efecto pinza
            (vista frontal)
            Conflicto por efecto pinza
            Conflicto por efecto pinza
            (flexión de cadera, vista de perfil)
            Conflicto por efecto pinza
            Conflicto por efecto pinza
            (flexión de cadera, vista de perfil)

            El pinzamiento anterior de la cadera se observa principalmente en pacientes que realizan actividades con flexión repetida de la cadera, como el baile, las artes marciales o la escalada en roca. Inicialmente se manifiesta como dolor en la ingle durante las actividades deportivas. Con el tiempo, estos dolores pueden volverse más permanentes y estar acompañados de una disminución de la movilidad de la cadera.

            ¿CÓMO CONFIRMAR EL DIAGNÓSTICO?

            La evaluación inicial incluye principalmente radiografías de la cadera. Su objetivo es identificar anomalías que puedan promover pinzamiento (bulto del cuello femoral, cobertura anterior excesiva del acetábulo). Las radiografías también se utilizan para descartar otras causas de dolor de cadera, como la osteoartritis o la necrosis de la cabeza femoral.

            Cuando se sospecha fuertemente un pinzamiento anterior de la cadera, se debe prescribir una artrografía por resonancia magnética o tomografía computarizada. Estos exámenes permiten destacar la presencia de lesiones del labrum o del cartílago ligadas al pinzamiento anterior y determinar la naturaleza del procedimiento quirúrgico a realizar.

            ¿CUÁLES SON LOS POSIBLES TRATAMIENTOS?

            TRATAMIENTO NO QUIRÚRGICO

            Se basa en el cese de las actividades deportivas que provocan dolor. Se pueden recetar medicamentos para reducir el dolor (analgésicos, antiinflamatorios). Finalmente se puede realizar una infiltración antiinflamatoria de cortisona en la articulación de la cadera. Dado que la cadera es una articulación profunda, las infiltraciones las realiza sistemáticamente un radiólogo bajo control radiológico o ecográfico.
            El tratamiento médico está dirigido principalmente a eliminar el dolor sin tratar su causa. Su eficacia no es desdeñable pero la reanudación de la práctica deportiva suele provocar la reaparición del dolor.

            TRATAMIENTO QUIRÚRGICO: ARTROSCOPIA DE CADERA

            Su objetivo es aliviar el dolor aplanando la zona de contacto entre el cuello femoral y el borde acetabular. También pretende reparar, siempre que sea posible, el labrum del acetábulo para limitar el riesgo de desgaste del cartílago (artrosis).

            cámara de rayos x
            cámara de rayos x
            Vista artroscópica de la leva
            Vista artroscópica de la leva
            Vista artroscópica después del aplanamiento de la leva
            Vista artroscópica después del aplanamiento de la leva

            ¿CUÁNDO DEBE OPERAR?

            La artroscopia de cadera se debe realizar antes de que existan lesiones excesivas del cartílago (osteoartritis) porque una vez que la osteoartritis ha comenzado, la artroscopia es ineficaz para aliviar el dolor.

            ¿QUÉ EVOLUCIÓN EN AUSENCIA DE TRATAMIENTO?

            En ausencia de tratamiento, el contacto repetido entre el cuello femoral y el borde del acetábulo conducirá a una degradación progresiva del cordón y luego del cartílago, lo que puede conducir a la osteoartritis de cadera (coxartrosis) después de varios años de desarrollo.

            PROCESO DE LA OPERACIÓN

            La intervención se desarrolla en un quirófano que cumple con estrictas normas de limpieza y seguridad. El paciente se instala de espaldas sobre una mesa ortopédica permitiendo la tracción en la cadera para poder acceder a ella.

            La duración de la intervención es de aproximadamente 1 hora 30 minutos, a esto hay que sumar el tiempo necesario para la realización de la anestesia y la instalación del paciente en el quirófano. Esta intervención puede realizarse bajo anestesia general o bajo anestesia raquídea que es una anestesia loco-regional donde solo se duerme la parte inferior del cuerpo (como en la anestesia epidural). Es el anestesiólogo en consulta con el paciente quien decidirá el modo de anestesia más adecuado para el caso del paciente.

            La intervención se realiza mediante artroscopia que es una técnica quirúrgica mínimamente invasiva que permite realizar la operación a través de pequeñas aberturas de 5 milímetros situadas en la cara anterior y externa de la cadera. En la articulación se introduce un dispositivo de cámara óptica miniaturizado que permite seguir los gestos realizados en la cadera en una pantalla de vídeo. Más raramente, la operación se puede realizar a través de una pequeña abertura de 6 centímetros ubicada en la parte anterior de la cadera.

            El objetivo de la operación es eliminar la zona de conflicto.
            En caso de pinzamiento por efecto cam, la joroba del cuello femoral se aplana.
            En caso de conflicto por efecto pinza, se retira el talón y se cepilla el borde que cubre demasiado el acetábulo.
            Al final de la intervención, cuando su estado lo permite, se reinserta el cordón en el borde acetabular. De lo contrario, se elimina la parte dañada del cordón.

            LAS CONSECUENCIAS DE LA INTERVENCIÓN.

            El dolor inicial generalmente se controla bien con medicamentos.

            Esta operación suele realizarse durante una corta estancia hospitalaria de menos de 3 días.

            La atención domiciliaria por parte de una enfermera es necesaria durante las primeras cuatro semanas para las reparaciones de vendajes y las inyecciones de anticoagulantes.

            Reanudación del apoyo: un fisioterapeuta ayuda a levantarse al día siguiente de la intervención. Inicialmente, la marcha se ayuda con 2 muletas. Estas muletas se abandonarán rápidamente en caso de un gesto aislado en el cuello del fémur. Por el contrario, si se alisa el borde del acetábulo, habrá que conservar las muletas para aliviar la constricción de la cadera durante las 3 semanas siguientes a la operación.

            La rehabilitación postoperatoria generalmente no es útil. La reanudación gradual de la marcha por parte del paciente suele ser la única rehabilitación necesaria.

            Se realiza una consulta de seguimiento 4 semanas después de la intervención. El objetivo de esta consulta es evaluar la recuperación y detectar posibles complicaciones. Ayuda a guiar la rehabilitación si el progreso no es el esperado. Otra consulta de seguimiento suele tener lugar en el tercer mes postoperatorio.

            VUELTA AL TRABAJO, VUELTA AL DEPORTE

            La duración del paro laboral depende de la profesión del paciente y del tipo de intervención realizada. Suele ser entre 1 mes y 3 meses.
            La reanudación de la actividad deportiva se produce de forma paulatina a partir del 4º mes postoperatorio pero muchas veces es necesario esperar 6 meses para recuperar su nivel original.

            LOS RIESGOS DE LA INTERVENCIÓN

            Lamentablemente, el riesgo cero no existe en la cirugía. Cualquier intervención implica riesgos y tiene sus límites. Tienes que aceptarlos o de lo contrario no te operarás. Sin embargo, si te proponen una operación es porque el cirujano y el anestesiólogo creen que el beneficio esperado es claramente mayor que el riesgo que se corre.

            Algunos riesgos son comunes a todos los tipos de cirugía. Este es el caso de la infección donde los microbios llegan a invadir la zona operada. Es una complicación afortunadamente rara pero que, cuando se presenta, requiere una nueva intervención y la toma de antibióticos. También puede ocurrir un hematoma en el área operada. Dependiendo de la extensión del sangrado , puede ser necesaria la evacuación quirúrgica del hematoma o una transfusión .
            La cirugía de miembros inferiores también aumenta el riesgo de desarrollar flebitispuede complicarse con embolismo pulmonar. Para limitar al máximo este riesgo, se prescribe un tratamiento anticoagulante para diluir la sangre (en forma de inyecciones diarias) durante las 3 semanas posteriores a la operación.

            Finalmente, también pueden ocurrir complicaciones vasculares o nerviosas más raras. Los nervios pueden dañarse accidentalmente, lo que puede causar dolor, pérdida de sensibilidad o incluso parálisis de ciertas partes del perineo o el muslo, que puede ser temporal o permanente. En caso de lesión accidental de una arteria, puede ser necesaria una cirugía vascular.

            Si tiene alguna inquietud sobre el procedimiento, no dude en consultar a su cirujano o al anestesiólogo para que puedan resolver sus dudas.

            LOS RESULTADOS QUE SE ESPERAN

            Al ser una cirugía relativamente reciente, aún no se conocen los resultados a largo plazo.

            Los resultados a corto plazo son alentadores ya que los pacientes manifiestan una mejoría en el 90% de los casos con una posible reanudación de la actividad deportiva en el 80% de los casos. La calidad del resultado es mejor cuando la operación se realiza antes de que haya daño en el cartílago (artrosis).

            En caso de dolor residual, se debe plantear la realización de infiltraciones de cortisona o ácido hialurónico en la cadera.

            EN RESUMEN

            ¿A QUIÉN OPERAR?

            Pacientes con pinzamiento anterior de la cadera confirmado por resonancia magnética o artroscan, en ausencia de lesiones significativas de osteoartritis

            TÉCNICA QUIRÚRGICA

            artroscopia

            ¿QUÉ ANESTESIA?

            General o Locorregional dependiendo de la historia y los deseos del paciente (determinado con el anestesiólogo)

            DURACIÓN DE LA HOSPITALIZACIÓN

            Hospitalización de 2 a 3 noches

            REANUDACIÓN DEL APOYO

            Alivio inmediato con 2 muletas (para mantener durante 4 semanas en caso de cepillado del borde del acetábulo)

            DURACIÓN DEL PARO LABORAL

            1 a 3 meses dependiendo de la profesión

            REANUDAR LA CONDUCCIÓN

            4 semanas después de la cirugía

            VOLVER AL DEPORTE

            Progresiva a partir del 4º mes postoperatorio