Protesis Total de Cadera

Técnicas en abordajes de la cadera. Abordaje Lateral Indirecto Modificado (ALIM)

 

Resumen

Vía de abordaje para la cadera, lateral indirecto modificado (ALIM) para la artroplastia parcial o total de la cadera primaria y de revisión (RTC);  nos enseñan un acceso rápido, técnicamente fácil, proporcionando mejor orientación de los componentes o para la colocación de injertos, permitiendo una exposición excelente para los problemas reconstructivos complejos en el acetábulo y el fémur. Deja el trocánter mayor intacto, mejorando la estabilidad rotatoria que se necesita en los implantes femorales, no lesiona el glúteo medio por lo cual no produce déficit, menores tiempos para la deambulación, observándose mayor fuerza abductora. Utilización de mini- incisión, observando mejor exposición y menores índices de morbi-mortalidad asociados a la técnica quirúrgica debido al menor sangrado, menores índices de luxación, tromboembolismo e infección por el menor grado de daño y mayor control de los tejidos blandos circundantes, mayor estabilidad con un rango de rotación externa en extensión de la cadera mayor que con el abordaje tradicional de Hardinge, sin incidencia de parálisis o lesiones neurovasculares, osificaciones heterotópicas y mayor versatilidad en sus indicaciones.

Introducción

La artroplastia total de la cadera (RTC), es un procedimiento que se desarrolla desde los años sesenta siendo la mejor solución de que disponemos hoy día para recuperar la función articular como un acto quirúrgico que va encaminado al existo basado en un principio en la experiencia del cirujano en el abordaje utilizado, la agilidad con que maneja la vía y el conocimiento de esta, la resistencia y fijación ósea del material y el instrumental utilizado, exigiendo al cirujano precisión en la distribución de la carga durante el acto operatorio (Biomecánica) y el análisis del límite de resistencia trabecular para mantener la fijación de estos implantes artificiales y sus altos coeficientes de fricción que superan en más de setenta (70) veces a los fisiológicos limitando sus resultados; ocasionando aflojamientos y desgaste de los materiales, con graves problemas de osteolisis.

Es muy frecuente observar la realización del abordaje lateral directo de la cadera descrito por Hardinge en 1982 en ochenta y tres (83) artroplastias, encontrado como excelente en la exposición del fémur proximal y el acetábulo, siendo descrito con tiempos operatorios menores, perdidas sanguíneas mínimas y tiempos de deambulación con tasas de luxación muy bajas (2.5%) e incidencia de osificaciones heterotópicas en un 61% en estudios basados en evidencia medica mundial. (1-4); Ver Figura 1.

 

indirecto_modificado_ALIM

Figura 1.

 

Se resalta la gran influencia que el abordaje del cirujano tiene en la reconstrucción de la articulación de la cadera mostrando una opción más de abordaje; el lateral indirecto modificado (ALIM) para la artroplastia de cadera con mínima incisión. Se muestran los riesgos y beneficios de esté abordaje, como son la no parálisis o lesión del nervio ciático o crural,, signos del Trendelenburg negativos, rehabilitación precoz, utilización de la mini- incisión, menores tiempos quirúrgicos y de ingreso articular, menores índices de tromboembolismo, infección y mayor estabilidad con un rango de rotación externa en extensión de la cadera que con el abordaje tradicional de Hardinge, sin incidencia de luxación (6), ni de osificaciones heterotópicas y mayor versatilidad en sus indicaciones. (5-12);

Figura 1. Abordaje original lateral directo de Hardinge en 1982. 

Escalera analgésica de la OMS



 

ARTROPLASTIA TOTAL DE RECUBRIMIENTO

INTRODUCCIÓN

La artroplastia de cadera de recubrimiento es una alternativa a la artroplastia total de cadera convencional en la que se realiza una resección ósea limitada del cuello y de la cabeza femoral mediante la implantación de un componente, a modo de caperuza, que se articula con otro acetabular (artroplastia total de recubrimiento) o con el acetábulo nativo (artroplastia parcial de recubrimiento).
Pese a la falta de evidencias científicas a largo plazo con las artroplastias de recubrimiento de nueva generación este procedimiento ha experimentado un crecimiento entre los cirujanos ortopédicos motivado por la necesidad de ofrecer mejores resultados a largo plazo a los pacientes y extender las indicaciones de la artroplastia total de cadera entre grupos de población, mas jóvenes o mas activos, para los que las soluciones disponibles no eran óptimas. En algunos países, como en Australia, la artroplastia de recubrimiento representa el 7.5% del total de artroplastias y en el Reino Unido supone el 45% de las artroplastias de cadera realizadas en pacientes menores de 55 años
.

PERSPECTIVA HISTÓRICA
El concepto del recubrimiento de las superficies articulares dañadas tiene más de 80 años de historia y varias fases de evolución tecnológica.
En los años 20 se intentó la hemiartroplastia de recubrimiento con diferentes materiales de interposición.
La artroplastia total de cadera con articulación de metal con metal se introdujo en los años 60. En la década de los 70 y 80 se probó con implantes a presión y acetábulos de polietileno. Este fue el verdadero nacimiento del concepto del recubrimiento femoral y acetabular pero se abandonó, en parte, por asociarse a un porcentaje elevado de fracasos precoces aunque se siguió utilizado selectivamente en casos de necrosis femoral.
Desde finales de los 80, principios de los 90, se han vuelto a popularizar este tipo de implantes y, en los últimos años, es uno de los procedimientos en que mayor crecimiento ha experimentado en cirugía ortopédica. A esto ha contribuido el desarrollo de nuevas aleaciones forjadas de Cromo Cobalto con alto contenido en carbono con mayor resistencia al desgaste y las mejoras en las técnicas metalúrgicas, en lo que algunos autores consideran la segunda generación de las prótesis de recubrimiento de metal-metal. Estas consistían en una cabeza de Metasul? (Sulzer) y una cúpula de titanio.
Desde la segunda mitad de los 90 aparecieron los modelos BHR (Birmingham Hip Resurfacing, Smith and Nephew?) y Conserve Plus (Wright?) que incluían un componente femoral cementado y uno acetabular no cementado.
En los últimos años todos los fabricantes de prótesis han introducido sus modelos que incluyen una serie de características comunes: fijación cementada del componente femoral y no cementada del acetabular con recubrimientos porosos, superficie fabricada en aleación de Cr Co con alto contenido en carbono, componentes mas finos y rígidos, menores tasas de desgaste que otros pares de fricción y eliminación de algunas formas de desgaste de las prótesis convencionales, como el pinzamiento de la cabeza y el cuello o el desgaste de la superficie externa del polietileno. Entre los factores mas importantes en la fabricación destacan la separación radial baja entre los componentes y el alto contenido de carbono en la aleación metálica.
El acetabular está construído por una cúpula rígida de 4-5 mm de Cromo-Cobalto y, para intentar aumentar la incorporación, algunos sistemas añaden recubrimientos de Titanio, cuyo módulo de elasticidad es más parecido al hueso.

PRINCIPIOS DE LA ARTROPLASTIA DE BAJA FRICCIÓN DE METAL-METALLos objetivos comunes son obtener una articulación de baja fricción, preservar hueso, conseguir una fijación correcta y evitar el efecto protector de cargas en la cabeza y el cuello femoral.
Las aleaciones pueden ser fundidas en un molde o moldeadas o forjadas. El tratamiento post moldeado también puede variar afectando a la proporción de los carburos de superficie, pero la repercusión clínica de estas diferencias no se conoce. Ejemplos de diseños procesados mediante forjado son la prótesis Durom (Zimmer?), y mediante moldeado (Conserve Plus, Wright?; BHR, S-Nephew?; Cormet, Corín?).
El espesor del componente acetabular ha de ser el mínimo necesario para evitar la deformación bajo carga; el límite inferior parece ser de 4 mm.
Respecto a la fijación acetabular algunos sistemas utilizan recubrimiento con esferas de Titanio fijadas con spray de plasma en vacio (Cormet, Durom, ReCap) y otros bolas de Cr Co +- Hidroxiapatita (BHR, Conserve Plus).
En el componente femoral existen controversias respecto al espesor de la capa de cemento y el grado de presurización de la misma. El exceso de penetración del cemento o la cementación del pivote central (Figuras 2 y 3) podrían afectar a la transmisión de cargas, o bien producir un efecto protector de cargas (“stress shielding”).
El espacio articular es determinante en la tribología de estas artroplastias.
El coeficiente Lambda (Coeficiente lambda ? grosor central de la película ? ?rugosidad de la cabeza2+Rugosidad del acetábulo2) expresa la lubricación o la relación del grosor de la película de líquido entre el componente acetabular y femoral. Cuando es mayor de 3 existe una película completa de líquido, en la zona central y periférica, que ayuda a minimizar la cantidad de desgaste. Si es menor de tres pueden existir zonas de contacto entre los componentes, lo que aumentaría el desgaste de los mismos.
SELECCIÓN DE PACIENTES, INDICACIONES Y CONTRAINDICACIONESINDICACIONESLos candidatos ideales son pacientes menores de 60 años con buena calidad ósea, preferentemente varones.
Las principales indicaciones son la artrosis de cadera sin gran acortamiento o deformidad, la necrosis femoral, la displasia, secuelas de epifisiolísis o enfermedad de Perthes, la artrítis reumatoide y la artrosis postraumática.
Otras indicaciones posibles son aquellos casos con graves deformidades extraarticulares que obligan a realizar osteotomías femorales de alineamiento para colocar vástagos convencionales intramedulares, pacientes con material de osteosíntesis en el fémur proximal o aquellos con elevado riesgo de luxación.

Coxartrosis en paciente con artroplastia convencional en la otra cadera.
Control post operatorio.

CONTRAINDICACIONES ABSOLUTAS: además de la infección activa, se incluyen la falta de hueso femoral adecuado en el fémur proximal o bien acetabular.
Una osteoporosis con 1 desviación estandar se ha considerado el límite para establecer esta indicación, por el mayor riesgo de fractura del cuello femoral, pero no es un criterio uniforme. Otras contraindicaciones son la presencia de enfermedad metastásica, artrosis postraumática con grave pérdida ósea femoral o necrosis ósea con afectación extensa o colapso de la cabeza y un índice de masa corporal mayor de 35.
La hipersensibilidad conocida a los metales y la insuficiencia renal son contraindicaciones absolutas, pues los iones metálicos se eliminan por la orina.
RELATIVAS: Entre las relativas deben contarse las deformidades femorales proximales importantes, el sexo femenino, los quistes de la cabeza femoral mayores de 1 cm o la necrosis avascular que afecta a más del 40% del área de la cabeza femoral.

Geoda de 2 cm y área de necrosis en la cabeza femoral. Se resecó la cabeza femoral.
Geoda en la cabeza femoral. Se rellenó y se colocó la prótesis de recubrimiento.

Las displasias acetabulares pueden impedir la correcta fijación a presión del componente acetabular aunque algunos modelos permiten la fijación con dos tornillos periféricos. En estos casos las tasas de fracaso publicadas son mayores que en otras indicaciones. . En displasias tipo Crowe I y II, Amstutz y cos obtuvieron buenos resultados en 59 caderas, con seguimiento medio de 6 años, en los componentes acetabulares sin fijación suplementaria con tornillos pese a una cobertura incompleta del mismo. Sin embargo, el porcentaje de fracasos del componente femoral fue elevado.
Otras son las deformidades anatómicas con cuellos femorales cortos y anchos como en las secuelas de la enfermedad de Perthes, por la dificultad para corregir la longitud y el momento de abducción u “off-set”. Las caderas con valgo excesivo o varo excesivo también podrían comprometer el resultado con la artroplastia de recubrimiento.
El acortamiento mayor de 1 cm respecto a la pierna contralateral es otra contraindicación relativa y la talla baja se ha postulado como factor de mal pronóstico para la supervivencia de estos implantes.
Aunque formalmente no se contraindica su utilización en mujeres en edad fértil se aconseja una discusión pormenorizada con estas pacientes por los niveles de iones metálicos.
 VENTAJAS DE LA ARTROPLASTIA DE RECUBRIMIENTO. Resección limitada de hueso. En el lado femoral se preserva la mayor parte del cuello y la porción central de la cabeza femoral. En el lado acetabular el desarrollo de cotilos más finos y rígidos permite preservar hueso y conseguir la fijación porosa. Transmisión de cargas mas fisiológicas a través del fémur proximal, evitando los conocidos efectos protectores de cargas “stress shielding” de los modelos convencionales. No se requiere la colocación de un tallo intramedular en el fémur. La utilización de cabezas femorales de gran diámetro se podría traducir en una mayor movilidad, menos pinzamientos, menor porcentaje de luxaciones y una propiocepción más fisiológica.La cirugía de revisión es más fácil porque se preserva el fémur proximal y, teóricamente, con el bajo desgaste del par metal-metal se obviarán los problemas de osteolísis acetabular asociados a los modelos antiguos de metal con polietileno. Ball y cols obtuvieron resultados clínicos comparables sin mayor morbilidad ni dificultad quirúrgica en una serie de 22 pacientes que requirieron revisión de componentes de recubrimiento, comparados con artroplastias primarias. Función y comportamiento biomecánico posiblemente superiores a las de las artroplastias convencionales. Algunos estudios indican que los portadores de este tipo de implantes tienen velocidades de marcha similares a los pacientes normales y superiores a los portadores de PTC convencionales.DESVENTAJAS DE LA ARTROPLASTIA DE RECUBRIMIENTO. Imposibilidad para modificar las diferencias de longitud de las extremidades por su falta de modularidad.Mayor porcentaje de complicaciones como la necrosis de la cabeza y las fracturas del cuello del fémur. Necesidad de abordajes algo mayores que con las nuevas técnicas “mínimamente invasivas”.
TÉCNICA QUIRÚRGICA. PREVENCIÓN DE COMPLICACIONES DE LA ARTROPLASTIA DE RECUBRIMIENTO-La selección de pacientes y la planificación preoperatoria adecuada son fundamentales para evitar complicaciones.
-La principal dificultad estriba en el correcto alineamiento del componente femoral. El objetivo es prevenir la lesión de la cortical del cuello para evitar zonas de debilitamiento que causen fracturas posteriores y el daño de los vasos retinaculares laterales y los vasos colaterales que penetran en la metáfisis y que nutren la cabeza femoral. Los sistemas han mejorado pero existe una falta de precisión, con respecto a otros tipos de artroplastia, que se están intentando mejorar con nuevas instrumentaciones, el uso de rayos x para ayudar en el posicionamiento de las guías de fresado o el uso de navegadores.

Nuestra técnica de alineamiento se realiza a través de convergencia de planos según un estudio trigonométrico

El alineamiento se hará respecto al cuello femoral, que queda en valgo y dorsal al centro de la cabeza femoral. Evitando centrar sobre la cabeza la guía femoral reduciremos el riesgo de lesionar el cuello femoral en la zona anterior o superior, que son las zonas de tensión del mismo y cuya lesión puede provocar la fractura cervical.
El alineamiento posterior o inferior, por centrar la guía en la cabeza femoral y no en el cuello, provoca una disminución del arco de flexión, abducción y rotación externa.
Los osteofitos distales a la zona de fresado del cuello femoral han de resecarse cuando son muy grandes, para evitar pinzamientos, pero si no es mejor dejarlos para evitar debilitar el cuello. No conviene, en cualquier caso, dejar hueso esponjoso del cuello femoral expuesto distalmente a la zona de recubrimiento por el implante. Cualquiera de estas dos situaciones puede crear puntos de estrés que faciliten la fractura del cuello femoral.
-La resección del hueso del fémur viene determinada por la necesidad de obtener el mayor contacto del implante con el hueso, si intentamos alargar se crearía una capa de cemento demasiado gruesa o una mala interdigitación del cemento, el componente quedaría mal apoyado, fracasaría el manto de cemento o el tallo de la prótesis se rompería.
La creación de agujeros para la interdigitación del cemento en la zona de apoyo de la cabeza femoral y la mejora en las técnicas de cementación pueden asociarse a mejor supervivencia de los implantes femorales.
-La fractura del cuello del fémur suele producirse en los tres primeros meses antes de que el cuello haya remodelado para resistir las fuerzas de tensión.
Las zonas anterior y superior del cuello femoral son las zonas de tensión y se debe especialmente evitar dañar la cortical en estas zonas.
-El uso repetido del sensor, de las guías de fresado y la colocación de la aguja guía centrada en el cuello del fémur es fundamental para evitar malas posiciones.
-En el lado acetabular ha de evitarse una mala posición, el pinzamiento de partes blandas o el exceso de medialización.

Cabeza con osteofitos y área de necrosis.
Guía de alineamiento. El punto de entrada es superior al centro de la cabeza femoral para alinear con el cuello del fémur.
Alineamiento correcto. El diámetro acetabular condiciona el tamaño del componente femoral.
Fresado sobre la guía de alineamiento.
Defecto femoral menor del 40%, tras el fresado y curetaje.
Se rellenan los defectos óseos.
Se recubre la cabeza con cemento y se impacta hasta el nivel marcado.
Implante femoral cementado.
Excelente resultado final.

PROBLEMAS ACTUALES CON LA ARTROPLASTIA DE RECUBRIMIENTO. Los problemas específicos de este tipo de implantes son:1-Remodelación ósea femoral y fractura del cuello femoral.

Los modelos matemáticos revelan que existe un incremento de las cargas en la interfaz prótesis-hueso, justo debajo de la cúpula de cromo-cobalto, con una protección de las cargas hacia la zona del cuello femoral lo que parece asociarse a un estrechamiento del cuello femoral, cuya incidencia se estima en el 17% y cuyas causas se desconocen.
Sin embargo, in vivo, no se ha objetivado esta remodelación en los implantes retirados a los 10 años de seguimiento que fueron implantados por osteonecrosis. Ni existía aflojamiento del implante, ni remodelación ósea, ni estrechamiento del cuello ni progresión de la osteonecrosis.
La fractura del cuello femoral continua siendo la principal causa de revisión de estos implantes. Se ha asociado a factores relacionados con el paciente, como el sexo femenino (doble probabilidad que los varones) y la calidad del hueso proximal, factores quirúrgicos como el daño de la cortical del cuello femoral superior, la colocación en varo del componente femoral respecto al ángulo cervico diafisario anatómico. En este caso aumentan las fuerzas de compresión mediales y las de tensión lateral, provocando el cizallamiento y fractura del cuello femoral. La no protección del apoyo durante un periodo de 4-8 semanas tras la cirugía también se ha postulado como una causa de fracaso.2-Fijación.


La fijación del componente acetabular rígido con cemento se ha desechado y los modelos actuales optan por la fijación con recubrimientos porosos, de hidroxiapatita, plasma spay o bolas de cromocobalto. Beaulé y cols revisaron 42 prótesis de recubrimiento (modelo Birmingham, BHR).
En el componente femoral la mayoría de los modelos optan por el cemento, cuyo funcionamiento en superficies cóncavas de cromo cobalto está comprobado, aunque también existen modelos con componentes femorales de hidroxiapatita.
Preguntas más frecuentes sobre los implantes de cadera metal-metal

¿Qué tipo de recuperación debería esperar después de la cirugía de reemplazo de cadera?

Después de someterse a reemplazo de cadera, usted puede esperar que su estilo de vida a ser muy parecido a como era antes, pero sin el dolor. En muchos sentidos, tiene usted razón, pero va a llevar tiempo. ¡Tienes que ser un socio en el proceso de curación para garantizar un resultado exitoso. 

 

¿Qué información personal de salud debería compartir con mi cirujano ortopédico si estoy considerando un implante de cadera metal-metal?

Es muy importante que su cirujano ortopédico conocer su historia médica completa, incluyendo cualquier problema que pueda tener con sus riñones o cualquier sensibilidad o alergias conocidas a metales – por ejemplo, si usted tiene reacciones alérgicas a causa de usar la joyería determinada.

 

¿Hay una manera de determinar con anticipación si yo podría tener una reacción con el metal en el sistema de cadera metal-metal de implante?

Actualmente no existe una prueba ampliamente aceptada para predecir si usted desarrolla alguna reacción con el metal de un sistema de cadera, y no hay pruebas suficientes para apoyar el uso de una prueba de parche para determinar su sensibilidad a un implante de cadera metal-metal. Sin embargo, si usted tiene una sensibilidad conocida a metal, es importante compartir esta información con su cirujano.

 

¿Hay alguna forma de evitar que el metal llegue al torrente sanguíneo conjunta y si me da un implante de cadera metal-metal?

No. Todas las caderas artificiales requieren un componente para deslizarse contra otro componente, y es inevitable que el material en las superficies se desgastan a medida que interactúan. En los implantes de cadera metal-en-metal, algunas partículas metálicas pequeñas y los iones metálicos se liberan en el espacio de la articulación y los iones metálicos potencialmente pueden entrar en el torrente sanguíneo. Ciertas características pueden poner a los pacientes en riesgo de un mayor desgaste y la producción de iones metálicos, y estos pacientes necesitan un seguimiento más estrecho después de la implantación. Sin embargo, cómo un paciente reacciona con el metal es variable.

 

¿Qué pacientes no deben tener un sistema de cadera metal-metal de implante implantado?

Cada tipo de sistema de implante de cadera tiene su propio conjunto de beneficios y riesgos.Metal-metal de sistemas de implantes de cadera no son para todos. Usted debe discutir su situación con su cirujano ortopédico para determinar si usted es candidato o no. En general, metal-en-metal sistemas de cadera están no destinados a ser implantados en pacientes:

  • ¿Quién tiene problemas de riñón
  • ¿Quién tiene una alergia o sensibilidad conocida a los metales
  • Que tienen un sistema inmunitario debilitado
  • Que actualmente están recibiendo dosis altas de corticosteroides como la prednisona
  • ¿Quiénes son las mujeres en edad fértil

Además, las personas con marcos corporales más pequeñas pueden tener un mayor riesgo de eventos adversos y fallas dispositivo.

 

¿Por qué las mujeres no fértiles en edad buenos candidatos para los implantes de cadera metal-metal?

Como se discutió anteriormente, la información reciente muestra que los iones metálicos pueden dejar la articulación artificial y entrar en el torrente sanguíneo. No se sabe cuánto tiempo permanecen en la sangre o en otros órganos del cuerpo.

Algunos iones metálicos pueden cruzar la barrera de la madre al feto a través de la placenta.No se sabe si la cantidad de iones es suficiente como para tener algún efecto sobre el crecimiento del feto o si la presencia de iones metálicos en sangre de la madre tendrán ningún efecto sobre los embarazos futuros.

Por esta razón, se recomienda que las mujeres más jóvenes que necesitan cirugía de reemplazo de cadera considerar opciones de implantes que no sean de metal sobre metal.

 

Con el riesgo de reacciones adversas a los sistemas metal-en-metal de implante de cadera, ¿por qué estos dispositivos todavía se ofrecen a los pacientes?

Se sabe que cada tipo diferente de sistema de implante de cadera tiene su propio conjunto de riesgos, así como su propio conjunto de beneficios. Evaluación de la FDA de dispositivos médicos, tales como (MoM) metal-metal implantes de cadera se basa en una relación riesgo-beneficio con los datos disponibles. Implantes de cadera MoM generales han demostrado proporcionar beneficios significativos (por ejemplo, alta supervivencia) en ciertas poblaciones de pacientes. Aunque la prevalencia exacta de las reacciones adversas a los desechos de metal no se conoce, la experiencia actual nos lleva a considerar los resultados adversos es relativamente bajo o igual (con algunos diseños) a otros tipos de implantes de cadera. Por lo tanto, para muchos pacientes, la información disponible es compatible con una favorable relación riesgo-beneficio.

El cirujano ortopédico debe evaluar las necesidades individuales de cada paciente y se debe evitar el uso de metal-en-metal implantes de cadera en pacientes en los que los riesgos superan a los beneficios.

 

Información para los pacientes que tienen metal-metal implantes de cadera

¿Cómo puedo saber si tengo un sistema de cadera metal-metal?

Los pacientes usualmente se les dice sobre el tipo de implante que reciben antes de la cirugía. Si no está seguro acerca de qué tipo usted tiene, usted debe comunicarse con el cirujano ortopédico que llevó a cabo el procedimiento.

¿Con qué frecuencia debo seguimiento con mi cirujano ortopédico?

Sobre la base de sus circunstancias individuales, su cirujano ortopédico determinará la frecuencia con la que necesita para su seguimiento. Hay algunos casos en los que el cirujano ortopédico puede recomendar más frecuentes de seguimiento en función del tipo de implante de cadera, el resultado de la cirugía y su recuperación, y los resultados de los análisis de sangre o procedimientos de diagnóstico por imágenes.

Si usted desarrolla síntomas nuevos o que empeoran significativamente o problemas con su cadera, incluyendo dolor, hinchazón, entumecimiento y / o un cambio en la capacidad de caminar, póngase en contacto con su cirujano ortopédico de inmediato.

¿Qué debería discutir con el cirujano ortopédico en cada cita de seguimiento?

Es muy importante que usted hable con su médico acerca de cualquier síntoma nuevo o que empeora relacionados con su cadera, la ingle o las piernas desde su última visita. Esto puede incluir dolor, hinchazón, entumecimiento, y el cambio en la capacidad de caminar. También es importante que usted discuta:

  • Los cambios en su estado de salud general
  • Ya sea que usted está siendo visto o tratado por otro médico para una nueva condición desde que recibió su metal-metal implante de cadera

¿Qué síntomas puede una causa cadera metal-metal de implante?

Los síntomas pueden incluir cadera / ingle dolor, inflamación local, entumecimiento o cambios en su capacidad de caminar. Hay muchas razones que un paciente con un implante de cadera metal-metal puede experimentar estos síntomas y es importante que se comunique con su cirujano para ayudar a determinar por qué las está teniendo.

¿Existen otros efectos médicos que pueden ocurrir con mi metal-metal sistema de implantes de cadera?

Metal-metal de los implantes de cadera, al igual que otros tipos de implantes de cadera, se sabe que tienen efectos adversos, incluida la infección y luxación de la articulación. Hay algunos informes de casos de las partículas metálicas causando una reacción en torno a la articulación que lleva a un deterioro de los tejidos alrededor de la articulación, el aflojamiento del implante y la insuficiencia del dispositivo, así como algunos de los síntomas descritos anteriormente. Además, algunos iones metálicos del implante pueden entrar en el torrente sanguíneo. Ha habido algunos informes de casos recientes de pacientes con implantes de cadera metal-en-metal en desarrollo una reacción a estos iones y experimentando problemas médicos que podrían haber estado relacionados con sus implantes, incluyendo los efectos sobre el sistema nervioso, el corazón y la glándula tiroides.

¿Cuáles son mis probabilidades de desarrollar una reacción a mi implante de cadera metal-metal y tener este tipo de problemas médicos?

Aunque los datos actuales sugieren que estos eventos son poco frecuentes, actualmente se desconoce con qué frecuencia ocurren en pacientes con implantes de cadera metal-metal.

Parte de la dificultad para responder a esta pregunta es que los individuos varían en la forma en que reaccionan con los iones metálicos en sus cuerpos. Por ejemplo, una reacción puede desarrollarse en un paciente en respuesta a una cantidad muy pequeña de metal, mientras que el paciente B puede ser capaz de tolerar una cantidad mucho más grande antes de una reacción de este tipo.

¿Qué debo hacer si estoy experimentando los efectos adversos asociados con mi implante de cadera metal-metal?

  1. Si usted está experimentando cadera / ingle dolor, dificultad para caminar o un empeoramiento de los síntomas anteriores, usted debe hacer una cita con su cirujano ortopédico para una evaluación adicional de su implante. Su cirujano ortopédico puede desear realizar un examen físico y una evaluación basada en los síntomas.
  2. Si usted experimenta cualquier síntoma nuevo o condiciones médicas en su cuerpoque no sea en la cadera, debe informar de inmediato a su médico de atención primaria y recordarles que tienen un sistema de cadera metal-metal de implante durante su evaluación.

¿Qué debo hacer si no estoy experimentando los efectos adversos asociados con mi implante de cadera metal-metal?

Si no va a tener ningún síntoma y su cirujano ortopédico cree que el implante de cadera metal-en-metal está funcionando adecuadamente, no existen datos que avalen la necesidad de pruebas adicionales. Debe continuar el seguimiento con su cirujano ortopédico para los exámenes periódicos.

¿Qué debería discutir con mis proveedores de atención médica, incluyendo mi internista o médico de familia?

Raramente se han comunicado casos de pacientes con implantes de cadera metal-en-metal que experimentaron problemas médicos en las áreas del cuerpo lejos de su implante de cadera. Esto puede haber resultado de los iones metálicos liberados por el implante de cadera metal-en-metal.

Si acude a un proveedor de atención médica para la evaluación de síntomas nuevos o empeoramiento de fuera de la zona de la cadera / ingle, incluyendo los síntomas relacionados con el corazón, el sistema nervioso o de la glándula tiroides, es importante que le diga que su médico de metal- metal de implante de cadera. Esta información puede afectar los tipos de pruebas que se indiquen para evaluar más a fondo la causa de sus síntomas.

¿Cuándo una cirugía de revisión de cadera se necesitarán?

Hay múltiples razones por las que un cirujano puede recomendar una revisión dispositivo (un procedimiento quirúrgico donde se extrae el implante y el otro puesto en su lugar). Muchas de estas razones, incluyendo la infección, la dislocación y fractura de dispositivo, se aplican a cualquier tipo de implante de cadera. El cirujano también podría considerar la revisión si presenta evidencias de reacciones locales o sistémicas al metal de su implante de cadera. En ese caso, el cirujano tomar varios factores en cuenta al considerar si y cuando una cirugía de revisión es aconsejable.

¿Cuáles son los riesgos de la cirugía de revisión?

Cualquier procedimiento quirúrgico, incluyendo la cirugía de revisión, tiene riesgos asociados a ella, como una reacción a la anestesia, infección, sangrado y coágulos de sangre. La cirugía de revisión puede ser más difícil si usted ha tenido una reacción local en el implante que puede haber afectado el tejido blando y / o calidad del hueso.

¿Qué significa cuando veo que un sistema de implante de cadera se ha “retirado del mercado?”

Un sistema de cadera puede ser retirado por el fabricante para un número de razones. Si el dispositivo se recuerda, esto no significa necesariamente que el dispositivo tiene que ser retirado y sustituido. En algunos casos, la retirada sólo requiere un seguimiento diferente o más frecuentes. Es importante discutir la razón de la retirada con su cirujano para determinar el curso de acción más apropiado. Si no está seguro si su implante de cadera se recordó, consulte con su cirujano ortopédico.

 

Ejercicios de cadera

Movimiento en flexión rotación externa

Posición inicial:Tomar apoyo en el pie opuesto al lado que queramos trabajar, equilibrarse con la mano en un mueble o una pared.

Movimiento:1. Movimiento de flexión alta de cadera: levante la pierna, con la rodilla doblada, lo más alto que pueda.
2. Movimiento de rotación externa: mantenga la pierna levantada, la rodilla doblada, desplace la pierna 90°hacia el exterior.

Frecuencia:Repetir 4 ó 5 veces estos movimientos.

Movimiento de extensión

Posición inicial:Tomar apoyo en el pie opuesto al lado se queramos trabajar, equilibrarse con la mano en un mueble o una pared.

Movimiento:1. Incline ligeramente su busto hacia delante.
2. Tienda la pierna hacia atrás y tire de ella.
3. Mantenga la posición durante 5 segundos.

Frecuencia:Repetir 4 ó 5 veces estos movimientos

Movimiento de abducción

Posición inicial:Tomar apoyo en el pie opuesto al lado se queramos trabajar, equilibrarse con la mano en un mueble o una pared.

Movimiento:1. Incline ligeramente el busto hacia delante.
2. Tienda la pierna en abducción (a un lado) y estírela.
3. Mantenga la posición durante 5 segundos.

Frecuencia:Repetir 4 ó 5 veces estos movimientos