Miembro Superior

 

Componentes principales de la articulación.

Anatomía

El hombro está formado por tres huesos: brazo superior (húmero), el omóplato (escápula) y la clavícula (clavícula).

La cabeza del hueso de la parte superior de su brazo encaja en una cavidad redondeada en el omóplato. Este zócalo se llama glenoide. Una combinación de músculos y tendones mantiene el hueso del brazo centrado en la cavidad del hombro. Estos tejidos se llaman el manguito rotador. Cubren la cabeza del hueso de la parte superior de su brazo y lo sujetan al omóplato.La mayoría de los problemasLa mayoría de los problemas

La mayoría de los problemas de hombro se dividen en cuatro categorías principales:

  • Inflamación del tendón (bursitis o tendinitis) o desgarro del tendón
  • Inestabilidad
  • Artritis
  • Fractura (hueso roto)

Otras causas mucho menos comunes de dolor de hombro son tumores, infección y problemas relacionados con los nervios.

Los problemas más comunes del hombro son:

  • Luxación
  • Subluxacion
  • Separación
  • Enfermedad del manguito rotador
  • Desgarro del manguito rotador
  • Hombro congelado
  • Fractura
  • Artrosis

Los síntomas y el tratamiento varían según el tipo de problema que tenga el hombro.

Examen médico

En el caso de una lesión aguda que cause dolor intenso, busque atención médica lo antes posible. Si el dolor es menos severo, puede ser seguro descansar unos días para ver si el tiempo resolverá el problema. Si los síntomas persisten, consulte a un médico.

Su médico realizará una evaluación exhaustiva para determinar la causa de su dolor de hombro y brindarle opciones de tratamiento.

Antecedentes médicos y examen físico

Su médico examinará su rango de movimiento, para ello le pedirá que mueva el brazo en distintas direcciones.
Reproducido con permiso de JF Sarwark, ed: Essentials of Musculoskeletal Care, ed 4. Rosemont, IL, American Academy of Orthopaedic Surgeons, 2010.

Después de discutir sus antecedentes médicos y síntomas, el médico examinará su hombro. El profesional revisará para ver si está sensible a la presión en cualquier área o si hay una deformidad. Para medir el rango de movimiento de su hombro, su médico le hará poner su brazo en varias posiciones diferentes. También comprobará la fortaleza de su brazo.

Su médico verá si hay otros problemas con la articulación de su hombro. También puede examinarle el cuello para asegurarse que el dolor no viene de un “nervio pinzado”, y para descartar otras condiciones, como la artritis.

Historial médico

El primer paso en la evaluación es un historial médico completo. Su médico puede preguntar cómo y cuándo comenzó el dolor, si ha ocurrido antes y cómo fue tratado, y otras preguntas para ayudar a determinar su estado de salud general y las posibles causas de su problema de hombro. Debido a que la mayoría de las condiciones del hombro se agravan con actividades específicas y se alivian con actividades específicas, un historial médico puede ser una herramienta valiosa para encontrar la fuente de su dolor.

Examen físico

Se requerirá un examen completo para encontrar las causas de su dolor de hombro. Su médico buscará anomalías físicas, hinchazón, deformidad o debilidad muscular y buscará áreas sensibles. Él o ella observará el rango de movimiento y fuerza de su hombro.

Pruebas

Su médico puede ordenar pruebas específicas para ayudar a identificar la causa de su dolor y cualquier otro problema.

  • Rayos X. Estas imágenes mostrarán cualquier lesión en los huesos que forman la articulación de su hombro.
  • Imagen por resonancia magnética (MRI) y ultrasonido. Estos estudios de imagen crean mejores imágenes de tejidos blandos. La MRI puede ayudar a su médico a identificar lesiones en los ligamentos y tendones que rodean la articulación de su hombro.
  • Tomografía computarizada (TC). Esta herramienta combina rayos X con tecnología de computadora para producir una vista muy detallada de los huesos en el área del hombro.
  • Estudios electricos. Su médico puede ordenar una prueba, como un EMG (electromiograma), para evaluar la función nerviosa.
  • Artrograma. Durante este estudio de rayos X, se inyecta un tinte en el hombro para mostrar mejor la articulación y los músculos y tendones que la rodean. Se puede combinar con una resonancia magnética.
  • Artroscopia En este procedimiento quirúrgico, su médico mira dentro de la articulación con una cámara de fibra óptica. La artroscopia puede mostrar lesiones de tejidos blandos que no son evidentes en el examen físico, radiografías y otras pruebas. Además de ayudar a encontrar la causa del dolor, se puede usar la artroscopia para corregir el problema.

Maniobras exploratorias del hombro doloroso

 

Introducción

El dolor de hombro es uno de los motivos de consulta más frecuente en pacientes de todas las edades en la práctica clínica habitual. Se estima que la prevalencia del dolor de hombro autorreferido es de un 16–26%

Su incidencia anual es de 15 episodios nuevos por cada 1.000 pacientes atendidos en Atención Primaria, siendo en este contexto el tercer motivo de consulta más frecuente

La mayoría de las causas de hombro doloroso se pueden encuadrar en 3 categorías: afectación de tejidos blandos, daño o inestabilidad articular y artrosis. La incidencia de las lesiones tanto tendinosas como articulares aumenta con la edad a medida que los tejidos blandos se van debilitando y degenerando progresivamente, aunque los microtraumas repetidos o el sobreuso debido a actividades profesionales o deportivas también son una causa habitual de las lesiones de partes blandas en pacientes de todas las edades.

La exploración física del hombro es especialmente relevante en la patología de partes blandas, ya que existen diversas maniobras específicamente dirigidas a explorar estructuras concretas. En algunos casos una correcta exploración del paciente con hombro doloroso puede evitar la realización de pruebas diagnósticas costosas e incómodas para el paciente.

Maniobras de exploración del espacio subacromialArco doloroso

Consiste en la abducción activa del brazo. Si existe compromiso subacromial el dolor aparece alrededor de los 60–90° grados de abducción y desaparece al superar los 120°.

A). También se ha utilizado para la exploración del tendón del supraespinoso.

Figura 1.

  1. A) Maniobra del arco doloroso. B) Maniobra del impingement de Neer. C) Maniobra de Hawkins-Kennedy. D) Maniobra de Yocum.

Para el diagnóstico de pinzamiento subacromial el arco doloroso ha demostrado una sensibilidad del 74% y una especificidad del 81% comparado con la cirugía. Comparado con la infiltración subacromial, su sensibilidad es del 33% y su especificidad del 81%.

Maniobra del impingement de Neer

La maniobra de Neer consiste en la elevación pasiva del brazo en abducción, flexión y rotación interna mientras el explorador mantiene bloqueada la movilidad de la escápula .

B). Se puede realizar con el paciente en sedestación o bipedestación. El dolor aparece cuando existe conflicto anterosuperior en el espacio subacromial.

La utilidad diagnóstica de la maniobra de Neer ha sido evaluada en numerosos estudios tomando como referencia la infiltración subacromial, la artroscopia o las técnicas de imagen.

Maniobra de Hawkins-Kennedy

Para realizar esta maniobra el explorador se sitúa de cara al paciente, le coloca el brazo en flexión de 90° con el codo en flexión de 90° y realiza una rotación interna del hombro bajando el antebrazo .

C). El descenso pasivo del antebrazo provoca dolor cuando existe conflicto anterosuperior o anterointerno.

Maniobra de Yocum

Para realizar esta maniobra el paciente coloca la mano del lado explorado sobre el hombro contralateral y eleva activamente el codo contra la resistencia de la mano del explorador sin elevar el hombro.

D). Provoca dolor cuando existe conflicto antero-interno.

Ha sido menos estudiada que las previas.

Maniobras de exploración del tendón del supraespinosoManiobra de Jobe (Empty can test)

El examinador se sitúa frente al paciente y coloca los brazos de este en 90° de abducción, 30° de flexión anterior y en rotación interna con el pulgar hacia abajo para posteriormente empujar el brazo hacia abajo mientras el paciente intenta mantener la posición inicial.

A) Maniobra de Jobe. B) Maniobra del brazo caído. C) Maniobra de Patte. D) Rotación externa contra resistencia.

A). Si se produce dolor, indica tendinitis y si el brazo cae por debilidad puede tratarse de una rotura del supraespinoso.

Figura 2.

  1. A) Maniobra de Jobe. B) Maniobra del brazo caído. C) Maniobra de Patte. D) Rotación externa contra resistencia.

El full can test consiste en evaluar la habilidad del paciente para resistir la presión hacia abajo sobre los brazos en 90° de abducción en el plano de la escápula y 45° de rotación extern. Se desarrolló como alternativa a la maniobra de Jobe o empty can test porque la rotación externa habitualmente causa menos dolor que la rotación interna.

Signo del brazo caído (Drop arm test)

El paciente se coloca en sedestación y realiza una abducción de 120° con el antebrazo en extensión manteniendo en esta postura la extremidad superior para luego bajarla lentamente .

A) Maniobra de Jobe. B) Maniobra del brazo caído. C) Maniobra de Patte. D) Rotación externa contra resistencia.

B). El explorador también puede realizar en esta posición una presión contra la abducción y valorar la resistencia que opone el paciente.

Maniobras de exploración del tendón del infraespinosoManiobra de Patte

Consiste en evaluar la fuerza de la rotación externa. El paciente eleva brazo en abducción de 90° con el codo en flexión de 90° e intenta hacer una rotación externa contra la resistencia del explorador.

A) Maniobra de Jobe. B) Maniobra del brazo caído. C) Maniobra de Patte. D) Rotación externa contra resistencia.

C).

Prueba del infraespinoso (rotación externa contra resistencia)

El paciente se coloca en sedestación o bipedestación con el brazo pegado al cuerpo, el codo flexionado 90° y el antebrazo en rotación neutra y se le pide que realice una rotación externa contra resistencia.

A) Maniobra de Jobe. B) Maniobra del brazo caído. C) Maniobra de Patte. D) Rotación externa contra resistencia.

 D).

Maniobras de exploración del tendón del subescapularSigno de Napoleón

Evalúa la capacidad del paciente para mantener la palma de la mano pegada al abdomen mientras se coloca el codo en posición anterior al plano de la escápula

A) Maniobra de Napoleón. B) Maniobra de Gerber. C) Maniobra del palm-up. D) Maniobra de Yergason.

A). Se puede realizar en sedestación o bipedestación. Una diferencia entre el hombro sano y el lesionado durante esta prueba puede indicar debilidad o rotura del subescapular.

A) Maniobra de Napoleón. B) Maniobra de Gerber. C) Maniobra del palm-up. D) Maniobra de Yergason.

Figura 3.

  1. A) Maniobra de Napoleón. B) Maniobra de Gerber. C) Maniobra del palm-up. D) Maniobra de Yergason.

Maniobra de Gerber o lift-off test

Para realizar esta maniobra se requiere que el paciente sea capaz de realizar la rotación interna del hombro hasta poder poner la mano sobre la espalda. Habitualmente el paciente puede separar la mano del plano dorsal. El explorador fuerza la rotación interna y suelta de repente la mano

A) Maniobra de Napoleón. B) Maniobra de Gerber. C) Maniobra del palm-up. D) Maniobra de Yergason.

B). Si existe rotura del subescapular, la mano golpea contra la espalda en un movimiento de portazo en la región dorso-lumbar.

Maniobras de exploración del tendón de la porción larga del bíceps

Maniobra de Speed (palm-up test)

Para realizar esta maniobra, el examinador se sitúa frente al paciente y se opone a la antepulsión del brazo de este consistente en la flexión anterior con el hombro en rotación externa, el codo en extensión completa y la palma de la mano hacia arriba

A) Maniobra de Napoleón. B) Maniobra de Gerber. C) Maniobra del palm-up. D) Maniobra de Yergason.

 

C). El dolor y la falta de resistencia indican tenopatía.

Maniobra de Yergason

Consiste en la supinación contra resistencia del antebrazo mientras se mantiene el hombro bloqueado y el codo pegado al tronco con una flexión de 80° (fig. 3D). El dolor en la región bicipital indica afectación del tendón del bíceps y/o su vaina.

Esta maniobra ha alcanzado una especificidad del 87% aunque con baja sensibilidad (32%) comparada con los hallazgos en la RM6. La RV+ fue de 1,7 y la RV− de 0,8.

Signo de Popeye

Es indicativo de una rotura de la porción larga del bíceps. Cuando el paciente realiza la flexión del codo contra resistencia en supinación se verá cómo el vientre muscular se desplaza distalmente hacia el codo como una pelota al contraerse. Además, en los pacientes con rotura de la porción larga del bíceps, al hacer la flexión del codo, el antebrazo no supinará ya que este movimiento es dependiente del bíceps. La acción recaerá únicamente sobre el braquial anterior que realiza una flexión en pronación. Esta maniobra también recibe el nombre de prueba de Hueter.

Figura 4.

Signo de Popeye.

Signo de Popeye.

El signo de Popeye se ha utilizado para evaluar los resultados de la cirugía del bíceps, pero su utilidad diagnóstica no ha sido estudiada.

Maniobras de exploración de la inestabilidad gleno-humeralA. Inestabilidad anteriorPrueba de aprensión (Crank test)

Para realizar esta maniobra el paciente debe estar en sedestación o bipedestación. El explorador se sitúa detrás y le coge el brazo llevándolo a 90° de abducción y 90° de rotación externa. Con la otra mano le sujeta el hombro con el pulgar por detrás y los dedos por delante. La prueba consiste en acentuar la rotación externa y la retropulsión con el pulgar, ejerciendo una fuerza en la cabeza humeral de atrás hacia delante. Si esto provoca dolor y/o aprensión en el paciente indica una inestabilidad anterior crónica. Para que esta maniobra sea correcta, la retropulsión y rotación externa deben ser cuidadosas, ya que existe riesgo de luxación del hombro. Los dedos de la mano controlan el desplazamiento anterior, de modo que sirven de tope. Se debe terminar la maniobra llevando el brazo en rotación interna y flexión anterior.

El test del Fulco (Fulcrum test) es una maniobra parecida a la prueba de aprensión, pero se realiza con el paciente tumbado con el hombro en el borde de la cama. Consiste en acentuar la rotación externa y la retropulsión con el pulgar ejerciendo una fuerza en al cabeza humeral de atrás hacia delante.

Maniobra del cajón anterior

El paciente se coloca sentado con el antebrazo reposando en el muslo y el brazo relajado. El explorador, situado detrás, sujeta la cabeza humeral entre su pulgar y el resto de los dedos y la moviliza hacia delante y hacia atrás. Este test demuestra hiperlaxitud global sin ser específico de ningún ligamento y puede dar información sobre la dirección de la inestabilidad.

Hiperlaxitud inferior o «test del surco» de Neer

Para realizar esta maniobra el paciente debe situarse sentado y relajado con el codo flexionado mientras el explorador tira del codo hacia abajo. Se considera positiva cuando aparece un surco subacromial, lo que traduce una laxitud inferior o una inestabilidad multidireccional. Si es bilateral y asintomático, no se considera patológico.

Esta maniobra se ha utilizado preferentemente para la valoración de los resultados de la cirugía del hombro y no como test diagnóstico de la inestabilidad anterior.

Prueba del recentrado o recolocación de Jobe

La primera parte de la prueba es similar a la prueba de aprensión. En una segunda maniobra se coloca la palma de la mano en la cabeza humeral y se empuja ésta hacia abajo para recentrarla, con lo que desaparece el dolor y la aprensión. Esta prueba permite diferenciar los hombros dolorosos puros sin inestabilidad y puede indicar una lesión del labrum.

  1. Inestabilidad posterior

Al igual que otras de las maniobras que exploran la inestabilidad anterior, las maniobras de inestabilidad posterior se utilizan fundamentalmente para valorar los resultados posquirúrgicos de la cirugía de hombro, no existiendo en la literatura médica datos referentes a su precisión diagnóstica.

Prueba de inestabilidad posterior

Se realiza con el paciente sentado mientras el explorador pone una mano en el omóplato y la otra en el codo. Con el codo flexionado 90°, se realiza un movimiento de flexión del brazo de 90°, rotación interna de 30° y aducción de 30°. En esta posición se imprime una compresión antero-posterior en el codo que provoca aprensión.

Cajón posterior de Rodineau y Rockwood

El explorador hace un gesto de movilización antero-posterior de la cabeza humeral. El desplazamiento posterior es de muy difícil interpretación, dado que cierto cajón posterior es fisiológico. En general, se valora más si la maniobra es desagradable para el paciente y hay impresión de resalte. Cuando hay un cajón posterior muy importante asociado a un cajón anterior, cabe pensar que estemos ante un cuadro de hiperlaxitud posterior.

Maniobra de Jerk

El brazo del paciente se sitúa en el plano sagital, a 90° de elevación y rotación interna completa. Se aplica presión sobre el codo mientras se estabiliza la escápula para provocar que la cabeza humeral se desplace hacia atrás con relación a la glenoides. Mientras que la cabeza humeral se subluxa hacia atrás, el brazo se separa hacia el plano coronal. En un paciente con inestabilidad posteroinferior, la reducción palpable de la cabeza humeral subluxada (hacia posterior) produce un crujido («jerk») detectado por el paciente y el examinador.

Maniobras de exploración del labrum glenoideo

Por lo general, las maniobras de exploración del labrum glenoideo son muy poco específicas. El dolor provocado por la palpación del surco bicipital es inconstante en las lesiones labrobicipitales y el dolor al retropulsar el brazo nada tiene de específico50.

Se ha evaluado la utilidad de múltiples maniobras, inicialmente dirigidas a la exploración del manguito rotador o la inestabilidad, para la exploración del labrum glenoideo, obteniendo resultados muy dispares.

Maniobras de exploración de la articulación acromioclavicular (AAC)

Para la exploración de la articulación acromioclavicular se utiliza el test de O’Brien o compresión activa de la articulación. Consiste en realizar una flexión del hombro, aducción horizontal y rotación interna

A) Maniobra de O’Brien. B) Palpación directa de la articulación acromioclavicular.

A). También se puede usar la presión directa de la articulación

B).

Figura 5.

  1. A) Maniobra d

La palpación directa de la articulación tiene una sensibilidad del 96% y una baja especificidad del 10% para el diagnóstico de las lesiones.

Conclusiones

El síndrome de hombro doloroso supone un reto diagnóstico para el clínico por la gran diversidad de etiologías posibles. No obstante, una exploración física completa, que incluya la correcta realización de las maniobras específicamente dirigidas a explorar los diferentes tendones, el labrum, la estabilidad glenohumeral o la articulación acromioclavicular permite localizar la lesión con alta precisión y en algunos casos definir su etiología. Los datos disponibles sobre la utilidad diagnóstica de las maniobras exploratorias permiten hacer un uso juicioso de cada una de ellas así como establecer la necesidad de realizar técnicas de imagen complementarias.

Dolor hombro y problemas comunes en el hombro

Lo que la mayoría de las personas llama el hombro son realmente varias articulaciones que se combinan con los tendones y los músculos para permitir una amplia gama de movimientos en el brazo, desde rascarse la espalda hasta lanzar el tono perfecto.La movilidad tiene su precio, sin embargo. Puede causar problemas crecientes con la inestabilidad o el impacto de los tejidos blandos o las estructuras óseas en el hombro, lo que provoca dolor. Es posible que sienta dolor solo cuando mueve su hombro o todo el tiempo. El dolor puede ser temporal o puede continuar y requiere diagnóstico y tratamiento médico.Este artículo explica algunas de las causas comunes del dolor de hombro, así como algunas opciones generales de tratamiento. Su médico puede darle información más detallada sobre el dolor en su hombro.

 

Bursitis

Las bolsas son pequeños sacos llenos de líquido que se encuentran en las articulaciones de todo el cuerpo, incluido el hombro.

Actúan como cojines entre los huesos y los tejidos blandos que lo recubren, y ayudan a reducir la fricción entre los músculos deslizantes y el hueso.

A veces, el uso excesivo del hombro provoca inflamación e hinchazón de la bolsa entre el manguito rotador y una parte del omóplato conocida como acromion. El resultado es una condición conocida como bursitis subacromial.

El pinzamiento del hombro ocurre cuando la parte superior del omóplato (acromion) ejerce presión sobre los tejidos blandos subyacentes cuando el brazo se levanta del cuerpo. A medida que se levanta el brazo, el acromion roza o “incide” en los tendones y la bolsa del manguito rotador. Esto puede llevar a bursitis y tendinitis, causando dolor y limitando el movimiento.

Diagnóstico

Generalmente, los médicos pueden diagnosticar bursitis de acuerdo con la historia clínica y una exploración física. Las pruebas, si son necesarias, pueden ser:

  • Pruebas de diagnóstico por imágenes. Las imágenes de rayos X no pueden establecer de manera segura el diagnóstico de una bursitis, pero pueden ayudar a descartar otras causas del malestar. Es posible que se haga una ecografía o una resonancia magnética si no se puede diagnosticar la bursitis fácilmente con la exploración física sola.
  • Análisis de laboratorio. El médico podría indicarte análisis de sangre o un análisis del líquido de la bolsa sinovial inflamada para identificar la causa de la inflamación y el dolor en las articulaciones.
  • Ecografía: Las imágenes pueden brindar información valiosa para el diagnóstico y tratamiento de diversas enfermedades y afecciones.
  • Radiografía: Una radiografía es una prueba rápida e indolora que genera imágenes de las estructuras internas del cuerpo, en especial de los huesos.
  • Resonancia magnética: La resonancia magnética (RM) es una técnica que utiliza un campo magnético y ondas de radio para crear imágenes detalladas de los órganos y tejidos del cuerpo.

La bursitis a menudo ocurre en asociación con la tendinitis del manguito rotador. Los muchos tejidos del hombro pueden inflamarse y doler. Muchas actividades diarias, como peinarse o vestirse, pueden volverse difíciles.

La bursitis suele mejorar sola. Algunas medidas conservadoras, como descansar, ponerte hielo y tomar un analgésico, pueden aliviar la molestia. Si las medidas conservadoras no funcionan, es posible que necesites:

  • Medicamentos. Si una infección causó la inflamación de la bolsa sinovial, el médico puede recetar un antibiótico.
  • Terapia. La fisioterapia o los ejercicios físicos pueden fortalecer los músculos de la zona afectada, y así aliviar el dolor y prevenir la reaparición.
  • Inyecciones. Una inyección de corticosteroides en la bolsa del hombro o la cadera puede aliviar el dolor y la inflamación. Por lo general, este tratamiento actúa rápidamente y, en muchos casos, solo se necesita una inyección.
  • Dispositivos de asistencia. El uso temporal de un bastón u otro dispositivo ayudará a aliviar la presión en la zona afectada.
  • Cirugía. A veces, una bolsa sinovial inflamada se puede drenar quirúrgicamente, pero muy pocas veces es necesaria la extirpación quirúrgica de la bolsa afectada.

diagShoulder

Tendinitis

Un tendón es un cordón que conecta el músculo con el hueso.

La mayoría de las tendinitis son el resultado de una inflamación en el tendón.

En general, la tendinitis es uno de dos tipos:

  • Agudo. El lanzamiento excesivo de bolas u otras actividades aéreas durante el trabajo o el deporte pueden provocar una tendinitis aguda.
  • Crónico. Las enfermedades degenerativas, como la artritis o el desgaste repetitivo debido a la edad, pueden provocar una tendinitis crónica.

Los tendones más comúnmente afectados en el hombro son los cuatro tendones del manguito rotador y uno de los tendones del bíceps. El manguito rotador está formado por cuatro músculos pequeños y sus tendones que cubren la cabeza del hueso de la parte superior del brazo y lo mantienen en la cavidad del hombro. Su manguito rotador ayuda a proporcionar movimiento y estabilidad del hombro.

La división y el desgarro de los tendones pueden deberse a lesiones agudas o cambios degenerativos en los tendones debido al avance de la edad, el uso excesivo a largo plazo y el uso y desgaste, o una lesión repentina. Estas lágrimas pueden ser parciales o pueden separar completamente el tendón de su unión al hueso. En la mayoría de los casos de desgarros completos, el tendón se retira de su unión al hueso. Las lesiones del manguito rotador y del tendón del bíceps se encuentran entre las lesiones más comunes.

Inestabilidad

420-2014-03-20-14 Inestabilidad del hombro (2)

La inestabilidad del hombro se produce cuando la cabeza del hueso del brazo superior se expulsa de la cavidad del hombro. Esto puede suceder como resultado de una lesión repentina o por un uso excesivo.

Las dislocaciones del hombro pueden ser parciales, con la bola de la parte superior del brazo saliendo parcialmente del zócalo. Esto se llama una subluxación.

Una dislocación completa significa que la bola sale completamente del zócalo.

Una vez que los ligamentos, los tendones y los músculos alrededor del hombro se aflojan o se rompen, las dislocaciones pueden ocurrir repetidamente. Las dislocaciones recurrentes, que pueden ser parciales o completas, causan dolor e inestabilidad cuando levanta el brazo o lo aleja de su cuerpo. Los episodios repetidos de sublevaciones o dislocaciones aumentan el riesgo de desarrollar artritis en la articulación.

Tendinitis del bíceps

La tendinitis del bíceps es una inflamación o irritación del tendón del bíceps superior. También llamada cabeza larga del tendón del bíceps, esta estructura fuerte, como una cuerda, conecta el músculo del bíceps con los huesos del hombro.El dolor en la parte frontal del hombro y la debilidad son síntomas comunes de la tendinitis del bíceps. A menudo se pueden aliviar con descanso y medicación. En casos severos, la cirugía puede ser necesaria para reparar el tendón.

Su hombro es una articulación esférica formada por tres huesos: el hueso del brazo (húmero), el omóplato (escápula) y la clavícula (clavícula).

Los tendones del bíceps unen el músculo bíceps al hueso del hombro.

Glenoide. La cabeza del hueso de la parte superior de su brazo encaja en la cavidad redondeada del omóplato. Este zócalo se llama glenoide. El glenoideo está recubierto de cartílago suave llamado labrum. Este tejido ayuda a la cabeza del brazo superior a encajar en la cavidad del hombro.

Manguito rotador. Una combinación de músculos y tendones mantiene el brazo centrado en la cavidad del hombro. Estos tejidos se llaman el manguito rotador. Cubren la cabeza del hueso de la parte superior de su brazo y lo colocan en el omóplato.

Cirugía

Hay disponibles distintos tipos de cirugía para tratar las lesiones del manguito rotatorio, que incluyen las siguientes:

  • Reparación artroscópica del tendón. En este procedimiento, los cirujanos insertan una cámara (artróscopo) y herramientas minúsculas a través de pequeñas incisiones para volver a unir el tendón al hueso.
  • Reparación abierta del tendón. En algunas situaciones, puede ser mejor reparar de forma abierta el tendón. En este tipo de cirugías, el cirujano trabaja con una incisión más grande para volver a fijar el tendón dañado al hueso. En comparación con los procedimientos artroscópicos, las reparaciones abiertas de tendón cicatrizan en el mismo período pero la recuperación puede ser un poco más incómoda.
  • Transferencia de tendón. Si el tendón desgarrado tiene demasiado daño como para poder unirlo nuevamente con el hueso del brazo, es posible que los cirujanos decidan usar un tendón cercano como reemplazo.
  • Reemplazo del hombro. Las lesiones extensas del manguito rotatorio pueden hacer necesaria una cirugía de reemplazo del hombro. Con el propósito de mejorar la estabilidad de la articulación artificial, un procedimiento innovador (artroplastia inversa del hombro) instala la parte esférica de la articulación artificial en los omóplatos y la parte de la cavidad en el hueso del brazo.

Video: Transferencia de tendón para reparar el manguito de los retadores

El manguito rotador es un grupo de músculos y tendones que sujetan la articulación del hombro y te permiten mover el brazo y el hombro. Se presentan problemas cuando parte del manguito se irrita o se daña. Esto puede resultar en dolor, debilidad, y una amplitud de movimiento reducida.

A veces uno o más tendones se separan del hueso. En algunos casos, un cirujano puede volver a adherir el tendón al hueso usando suturas, un material parecido al hilo.

Pero a veces el tendón está demasiado dañado para volver a adherirlo. Si este es el caso, el cirujano puede considerar una “transferencia de tendón”. Este es un procedimiento en el cual se usa un tendón de otro lugar en el cuerpo para reparar el manguito rotador.

El tendón que se transfiere más comúnmente es el tendón dorsal ancho de la espalda. Para hacer la transferencia, el cirujano hace dos incisiones: una en la parte posterior y otra en la parte delantera del hombro.

En la parte posterior, el cirujano separa un extremo de un tendón dorsal ancho y sujeta una sutura a ese extremo. En la parte delantera, crea un colgajo en el músculo deltoide, que cubre el hombro. Inserta un instrumento para agarrar el extremo del tendón. Pone el tendón bajo el deltoide en su nueva posición.

Se usan suturas para conectar el tendón transferido a la parte que quede del manguito y del hueso. El cirujano ajusta las suturas para que tiren el tendón contra el hueso y lo sujeta en su lugar. En algunos casos se insertan anclajes en el hueso para sostener las suturas.

El cirujano cierra el colgajo en el músculo deltoide. Luego se cierran las incisiones en la parte delantera y posterior.

Tendones del bíceps. El músculo bíceps está en la parte frontal de la parte superior del brazo. Tiene dos tendones que lo unen a los huesos del hombro. La cabeza larga se adhiere a la parte superior de la cavidad del hombro (glenoide).

La cabeza corta del tendón del bíceps se adhiere a un bulto en el omóplato llamado proceso coracoideo.

Descripción

La tendinitis del bíceps es la inflamación de la cabeza larga del tendón del bíceps. En sus primeras etapas, el tendón se vuelve rojo e inflamado. A medida que se desarrolla la tendinitis, la vaina del tendón (cubierta) puede engrosarse. El tendón a menudo se engrosa o crece más grande.

El tendón en estas últimas etapas suele ser de color rojo oscuro debido a la inflamación. Ocasionalmente, el daño al tendón puede provocar un desgarro del tendón y luego la deformidad del brazo (un bulto “Popeye” en la parte superior del brazo).

Anatomía normal del hombro.

Tendinitis del bíceps

La tendinitis del bíceps causa que el tendón se ponga rojo e inflamado.

La tendinitis del bíceps por lo general ocurre junto con otros problemas en el hombro. En la mayoría de los casos, también hay daños en el tendón del manguito rotador. Otros problemas que a menudo acompañan a la tendinitis del bíceps incluyen:

  • Artritis de la articulación del hombro.
  • Lágrimas en el labrum glenoideo
  • Inestabilidad crónica del hombro (dislocación)
  • Pinzamiento del hombro
  • Otras enfermedades que causan inflamación del revestimiento de la articulación del hombro.

En la mayoría de los casos, el daño al tendón del bíceps se debe a una vida de actividades normales. A medida que envejecemos, nuestros tendones se debilitan lentamente con el desgaste diario. Esta degeneración puede empeorar por el uso excesivo, repitiendo los mismos movimientos del hombro una y otra vez.

Muchos trabajos y tareas de rutina pueden causar daños por uso excesivo. Las actividades deportivas, especialmente aquellas que requieren movimientos repetitivos por encima de la cabeza, como la natación, el tenis y el béisbol, también pueden poner a las personas en riesgo de tendinitis del bíceps.

El movimiento repetitivo sobre la cabeza puede desempeñar un papel en otros problemas del hombro que ocurren con la tendinitis del bíceps. Los desgarros del manguito de los rotadores, la osteoartrosis y la inestabilidad crónica del hombro a menudo son causados ​​por el uso excesivo.

Los síntomas

  • Dolor o sensibilidad en la parte frontal del hombro, que empeora con el levantamiento por encima de la cabeza o la actividad
  • Dolor o dolor que se mueve hacia abajo del hueso del brazo superior
  • Un chasquido ocasional o sensación en el hombro

Pruebas de imagen

Otras pruebas que pueden ayudar a su médico a confirmar su diagnóstico incluyen:

Rayos X. Aunque solo visualizan huesos, las radiografías pueden mostrar otros problemas en la articulación de su hombro.

Imagen por resonancia magnética (MRI) y ultrasonido. Estas imágenes pueden mostrar tejidos blandos como el tendón del bíceps con mayor detalle.

Tratamiento

Su cirujano ortopédico trabajará cuidadosamente para identificar cualquier otro problema en su hombro y tratarlo junto con su tendinitis.

Tratamiento no quirúrgico

La tendinitis del bíceps generalmente se trata primero con métodos simples.

Descanso. El primer paso hacia la recuperación es evitar las actividades que causan dolor.

Hielo. Aplique compresas frías durante 20 minutos a la vez, varias veces al día, para reducir la hinchazón. No aplique hielo directamente sobre la piel.

Medicamentos antiinflamatorios no esteroideos. Las drogas como el ibuprofeno y el naproxeno reducen el dolor y la hinchazón.

Inyecciones de esteroides. Los esteroides como la cortisona son medicamentos antiinflamatorios muy efectivos. Inyectar esteroides en el tendón puede aliviar el dolor. Su médico los utilizará con cautela. En raras circunstancias, las inyecciones de esteroides pueden debilitar aún más el tendón ya lesionado, causando que se desgarre.

Terapia física. Los ejercicios específicos de estiramiento y fortalecimiento pueden ayudar a restablecer el rango de movimiento y fortalecer su hombro.

Las inyecciones de cortisona son inyecciones que pueden ayudar a aliviar el dolor y la inflamación en un área específica del cuerpo. Mayormente se colocan en las articulaciones, como el tobillo, el codo, la cadera, la rodilla, el hombro, la columna vertebral y la muñeca. Incluso las articulaciones pequeñas de las manos y los pies podrían beneficiarse de las inyecciones de cortisona.

Las inyecciones generalmente constan de un corticoesteroide y un anestésico local. A menudo, puedes recibir una inyección de cortisona en el consultorio de tu médico. Debido a los posibles efectos secundarios, la cantidad de inyecciones de cortisona que puedes recibir en un año generalmente es limitada.

Por qué se realiza

Las inyecciones de cortisona pueden ser más eficaces en el tratamiento de la artritis inflamatoria, como la artritis reumatoide. También pueden formar parte del tratamiento para otras enfermedades, tales como:

  • Bursitis
  • Gota
  • Fascitis plantar
  • Artritis psoriásica
  • Artritis reactiva
  • Artritis reumatoide
  • Tendinitis

Riesgos

Las complicaciones de las inyecciones de cortisona pueden comprender las siguientes:

  • Infección en la articulación
  • Lesión a los nervios
  • Pérdida de piel y de partes blandas alrededor del lugar de la inyección
  • Exacerbación temporal del dolor e inflamación en la articulación
  • Debilidad o rotura del tendón
  • Pérdida del hueso cercano (osteoporosis)
  • Blanqueamiento o aclaramiento de la piel alrededor del lugar de la inyección
  • Muerte del hueso cercano (osteoporosis)
  • Aumento temporal del nivel de azúcar en sangre

Límites con respecto a la cantidad de inyecciones de cortisona

Existe la preocupación de que las inyecciones repetidas de cortisona puedan causar el deterioro del cartílago dentro de una articulación. Es por eso que los médicos generalmente limitan la cantidad de inyecciones de cortisona en una articulación.

En general, no deberías recibir inyecciones de cortisona con una frecuencia superior a una cada seis semanas y, usualmente, no más de tres o cuatro veces en un año.

Cómo te preparas

Si tomas anticoagulantes, es posible que tengas que dejar de tomarlos durante varios días antes de la inyección de cortisona para reducir el riesgo de sangrado y hematomas. Algunos suplementos dietéticos también tienen un efecto anticoagulante. Pregúntale a tu médico qué medicamentos y suplementos debes evitar antes de la inyección de cortisona.

Lo que puedes esperar

Durante la inyección de cortisona

Tu médico podría pedirte que te pongas una bata. Luego te colocarán en una determinada posición para que el médico pueda insertar la aguja fácilmente.

Se limpia el área alrededor del lugar de la inyección. El médico también podría aplicar un aerosol anestésico para adormecer el área en la que se insertará la aguja. En algunos casos, el médico podría usar una ecografía o un tipo de radiografía llamada fluoroscopia para ver el avance de la aguja dentro del cuerpo, a fin de colocarla en el lugar correcto.

Probablemente sentirás cierta presión cuando se inserte la aguja. Dile a tu médico si sientes mucho malestar.

Luego, se libera el medicamento en el lugar de la inyección. En general, las inyecciones de cortisona se componen de un corticoesteroide para aliviar el dolor y la inflamación a lo largo del tiempo, y un anestésico para brindar alivio inmediato del dolor.

Luego de la inyección de cortisona

Algunas personas experimentan enrojecimiento y una sensación de calor en el pecho y el rostro luego de una inyección de cortisona. Si tienes diabetes, una inyección de cortisona podría aumentar temporalmente tu nivel de azúcar en sangre.

Luego de la inyección de cortisona, tu médico podría solicitarte que hagas lo siguiente:

  • Protege el área de la inyección durante uno o dos días. Por ejemplo, si recibiste una inyección de cortisona en el hombro, evita levantar objetos pesados. Si recibiste una inyección de cortisona en la rodilla, evita usar los pies cuando puedas.
  • Aplica hielo en el lugar de la inyección según sea necesario para aliviar el dolor. No utilices compresas térmicas.
  • Observa si aparecen signos de infección, como aumento del dolor, enrojecimiento e hinchazón que dura más de 48 horas.
  • No utilices bañera, jacuzzi ni piscina de hidromasajes durante dos días. Puedes tomar una ducha.

Resultados

Los resultados de las inyecciones de cortisona generalmente dependen del motivo del tratamiento. Las inyecciones de cortisona generalmente causan una exacerbación temporal del dolor e inflamación hasta 48 horas después de la inyección. Luego de eso, tu dolor y la inflamación de la articulación afectada deben disminuir, y pueden durar hasta varios meses.

Tratamiento no quirúrgico

Al igual que con otras afecciones artríticas, el tratamiento inicial de la artritis del hombro no es quirúrgico. Su médico puede recomendar las siguientes opciones de tratamiento:

  • Descanse o cambie de actividades para evitar provocar dolor. Es posible que deba cambiar la forma en que mueve el brazo para hacer las cosas.
  • Los ejercicios de fisioterapia pueden mejorar el rango de movimiento en su hombro.
  • Los medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE), como la aspirina o el ibuprofeno, pueden reducir la inflamación y el dolor. Estos medicamentos pueden irritar el revestimiento del estómago y causar sangrado interno. Deben tomarse con comida. Consulte con su médico antes de tomar AINE de venta libre si tiene antecedentes de úlceras o está tomando medicamentos anticoagulantes.
  • Las inyecciones de corticosteroides en el hombro pueden reducir drásticamente la inflamación y el dolor. Sin embargo, el efecto es a menudo temporal.
  • Calor húmedo
  • Hielo su hombro durante 20 a 30 minutos dos o tres veces al día para reducir la inflamación y aliviar el dolor.
  • Si tiene artritis reumatoide, su médico puede recetarle un medicamento modificador de la enfermedad, como el metotrexato.
  • Los suplementos dietéticos, como la glucosamina y el sulfato de condroitina pueden ayudar a aliviar el dolor. (Nota: existe poca evidencia científica que respalde el uso de glucosamina y sulfato de condroitina para tratar la artritis. Además, la Administración de Drogas y Alimentos de EE. UU. No prueba los suplementos dietéticos. Estos compuestos pueden causar interacciones negativas con otros medicamentos. Siempre consulte a su médico antes de tomar suplementos dietéticos).
  • Hombro congelado

    El movimiento del hombro es muy limitado en las personas con hombro congelado. Las causas del hombro congelado son:

    • Falta de uso a causa de dolor crónico.
    • Enfermedad reumática que empeora.
    • Tiras de tejido que crecen en la articulación y limitan el movimiento.
    • Falta del líquido que ayuda al movimiento del hombro.

    El tratamiento para el hombro congelado incluye:

    • Medicamentos para aliviar el dolor y la hinchazón
    • Calor
    • Ejercicios de estiramiento moderado
    • Estimulación eléctrica de los músculos y los nervios
    • Inyecciones de cortisona
    • Cirugía, si el hombro no mejora con otros tratamientos.

Tratamiento quirúrgico

Si su afección no mejora con un tratamiento no quirúrgico, su médico puede ofrecerle una cirugía. La cirugía también puede ser una opción si tiene otros problemas en el hombro.

Cirugía artroscópica

Durante la artroscopia, su cirujano inserta el artroscopio y pequeños instrumentos en la articulación de su hombro.

La cirugía para la tendinitis del bíceps generalmente se realiza por vía artroscópica. Esto le permite a su médico evaluar la condición del tendón del bíceps así como otras estructuras en el hombro.

Durante la artroscopia, su cirujano inserta una pequeña cámara, llamada artroscopio, en la articulación de su hombro. La cámara muestra imágenes en una pantalla de televisión, y su cirujano usa estas imágenes para guiar los instrumentos quirúrgicos en miniatura.

Reparar. En raras ocasiones, el tendón del bíceps puede repararse donde se adhiere a la cavidad del hombro (glenoide).

Tenodesis del bíceps. En algunos casos, se retira la sección dañada del bíceps y el tendón restante se vuelve a unir al hueso del brazo superior (húmero). Este procedimiento se llama tenodesis de bíceps. La extirpación de la parte dolorosa del bíceps generalmente resuelve los síntomas y restaura la función normal.

Incisión para tenodesis del bíceps.

Una fotografía e ilustración que muestra el sitio de incisión para una tenodesis de bíceps.

Dependiendo de su situación, su cirujano puede optar por realizar este procedimiento por artroscopia o mediante una incisión abierta.

Tenodesis del biceps

En una tenodesis, el tendón restante se une al húmero con un tipo de tornillo.

Tenotomia En casos graves, la cabeza larga del tendón del bíceps puede estar tan dañada que no es posible repararla o tenodearla. Su cirujano puede simplemente elegir liberar el tendón del bíceps dañado de su acoplamiento. Esto se llama una tenotomía bíceps. Esta opción es la menos invasiva, pero puede provocar una protuberancia de Popeye en el brazo.

Complicaciones quirúrgicas. En general, las tasas de complicaciones son bajas y su cirujano puede corregirlas sin dificultad.

Infecciones, sangrado, rigidez y otros problemas son posibles complicaciones. Es más probable que ocurran en procedimientos quirúrgicos abiertos que en cirugías artroscópicas.

Rehabilitación. Después de la cirugía, su médico le recetará un plan de rehabilitación basado en los procedimientos realizados. Puede usar un cabestrillo durante algunas semanas para proteger la reparación del tendón.

Debe tener el uso inmediato de su mano para las actividades diarias: escribir, usar una computadora, comer o lavarse. Su médico puede restringir ciertas actividades para permitir que el tendón reparado sane. Es importante seguir las instrucciones de su médico después de la cirugía para evitar dañar sus bíceps reparados.

Tu médico pronto te iniciará en ejercicios terapéuticos. Los ejercicios de flexibilidad mejorarán el rango de movimiento en su hombro. Los ejercicios para fortalecer su hombro se agregarán gradualmente a su plan de rehabilitación.

Resultado quirúrgico. La mayoría de los pacientes tienen buenos resultados. Por lo general, recuperan el rango completo de movimiento y pueden mover sus brazos sin dolor. Las personas que practican deportes aéreos de alta demanda ocasionalmente deben limitar estas actividades después de la cirugía.

Artrosis

El dolor de hombro también puede resultar de la artrosis Hay muchos tipos de artrosis. El tipo más común de artrosis en el hombro es la osteoartrosis, también conocida como artrosis de “desgaste”. Los síntomas como la hinchazón, el dolor y la rigidez, generalmente comienzan durante la mediana edad. La osteoartrosis se desarrolla lentamente y el dolor que causa empeora con el tiempo.

La osteoartrosis, puede estar relacionada con lesiones deportivas o laborales o desgaste crónico. Otros tipos de artrosis pueden estar relacionados con desgarros del manguito de los rotadores, una infección o una inflamación del revestimiento de la articulación.

A menudo, las personas evitarán los movimientos de los hombros en un intento de disminuir el dolor de artrosis. Esto a veces conduce a un endurecimiento o rigidez de las partes del tejido blando de la articulación, lo que resulta en una restricción dolorosa del movimiento.

 

Tratamiento quirúrgico

Su médico puede considerar la cirugía si su dolor causa discapacidad y no se alivia con opciones no quirúrgicas.

Artroscopia Los casos de artritis glenohumeral leve pueden tratarse con artroscopia. Durante la artroscopia, el cirujano inserta una pequeña cámara, llamada artroscopio, en la articulación del hombro. La cámara muestra imágenes en una pantalla de televisión, y el cirujano usa estas imágenes para guiar instrumentos quirúrgicos en miniatura.

Debido a que el artroscopio y los instrumentos quirúrgicos son delgados, el cirujano puede usar incisiones (cortes) muy pequeñas, en lugar de la incisión más grande necesaria para la cirugía abierta estándar.

Durante el procedimiento, su cirujano puede desbridar (limpiar) el interior de la articulación. Aunque el procedimiento alivia el dolor, no eliminará la artritis de la articulación. Si la artritis progresa, es posible que se necesite más cirugía en el futuro.

Reemplazo de la articulación del hombro (artroplastia). La artritis avanzada de la articulación glenohumeral se puede tratar con una cirugía de reemplazo de hombro, en la que se extraen las partes dañadas del hombro y se reemplazan con componentes artificiales, llamados prótesis.

Las opciones de cirugía de reemplazo incluyen:

  • Hemiartroplastia Solo la cabeza del húmero se reemplaza por un componente artificial.
  • Artroplastia total de hombro. Se reemplazan tanto la cabeza del húmero como la glenoidea. Se coloca una “copa” de plástico en la cavidad glenoidea y se une una “bola” de metal a la parte superior del húmero.
  • Artroplastia total de hombro inversa. En un reemplazo total de hombro inverso, el encaje y la bola de metal son opuestos a una artroplastia total de hombro convencional. La bola de metal se fija al glenoide y la copa de plástico se fija al extremo superior del húmero. Un reemplazo total de hombro inverso funciona mejor para las personas con artropatía por desgarro del manguito porque se basa en diferentes músculos, no en el manguito rotador, para mover el brazo.

Ilustraciones de reemplazo total de hombro y reemplazo total de hombro inverso

Izquierda ) Un reemplazo total de hombro convencional (artroplastia) imita la anatomía normal del hombro. ( Derecha ) En un reemplazo total de hombro inverso, la copa de plástico se inserta en el húmero y la bola de metal se atornilla en el encaje del hombro.

Artroplastia de resección. El procedimiento quirúrgico más común utilizado para tratar la artritis de la articulación acromioclavicular es una artroplastia de resección. Su cirujano puede optar por hacer esto artroscópicamente.

En este procedimiento, se extrae una pequeña cantidad de hueso del extremo de la clavícula, dejando un espacio que se llena gradualmente con tejido cicatricial.

Recuperación. El tratamiento quirúrgico de la artritis del hombro generalmente es muy efectivo para reducir el dolor y restaurar el movimiento. El tiempo de recuperación y los planes de rehabilitación dependen del tipo de cirugía realizada.

El manejo del dolor. Después de la cirugía, sentirá algo de dolor. Esta es una parte natural del proceso de curación. Su médico y enfermeras trabajarán para reducir su dolor, lo que puede ayudarlo a recuperarse de la cirugía más rápido.

A menudo se recetan medicamentos para el alivio del dolor a corto plazo después de la cirugía. Hay muchos tipos de medicamentos disponibles para ayudar a controlar el dolor, incluidos los opioides, los medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE) y los anestésicos locales. Su médico puede usar una combinación de estos medicamentos para mejorar el alivio del dolor, así como para minimizar la necesidad de opioides.

Tenga en cuenta que aunque los opioides ayudan a aliviar el dolor después de la cirugía, son narcóticos y pueden ser adictivos. La dependencia y la sobredosis de opioides se ha convertido en un problema crítico de salud pública en los EE. UU. Es importante usar opioides solo según las indicaciones de su médico. Tan pronto como su dolor comience a mejorar, deje de tomar opioides. Hable con su médico si su dolor no ha comenzado a mejorar a los pocos días de su cirugía.

Complicaciones Como con todas las cirugías, existen algunos riesgos y posibles complicaciones. Los posibles problemas después de la cirugía de hombro incluyen infección, sangrado excesivo, coágulos sanguíneos y daño a los vasos sanguíneos o nervios.

Su cirujano discutirá las posibles complicaciones con usted antes de su operación.

Luxación y/o Dislocación

La dislocación o luxación ocurre cuando la cabeza del hueso del brazo se sale de sitio y se separa del hombro. Puede ocurrir si se tuerce el hombro o si se jala con fuerza.

Para tratar una dislocación, el médico manipula el brazo, haciendo que la cabeza del hueso vuelva a entrar en su sitio. El tratamiento posterior puede incluir:

  • Usar un cabestrillo o algún otro aparato para inmovilizar el hombro
  • Reposo
  • Ponerse hielo tres o cuatro veces por día
  • Hacer ejercicios para mejorar el rango de movimiento, fortalecer los músculos y prevenir lesiones.

Una vez que el hombro se disloca, puede volver a ocurrir. Esto es común entre las personas jóvenes y activas. Es posible que se necesite cirugía si la dislocación causa lesiones al tejido o a los nervios alrededor del hombro.

Separación del hombro

El esguince  ocurre cuando se desgarran los ligamentos que conectan la clavícula con el hombro. La causa más frecuente para esta lesión es un golpe en el hombro o una caída en la que se resiste el golpe con la mano abierta.

El tratamiento para la separación del hombro incluye:

  • Reposo
  • Un cabestrillo para inmovilizar el hombro
  • Hielo para aliviar el dolor y la hinchazón
  • Ejercicio, luego de un período de reposo
  • Cirugía, si el desgarre es fuerte.
  • LARS Ligamento de ACJ

     

    No hay riesgo de rechazo de tejidos, ya que es la biocompatibilidad con el tejido nativo del cuerpo.

  • Pruebas sobre el ligamento no mostraron evidencia de reacciones inflamatorias, inmunológicas o infecciosas con el tejido humano. Las células humanas fueron vistos para insertarse en el desarrollo y en las fibras LARS, tanto en el intra y piezas extra-articulares. Estos factores son una buena prueba de su biocompatibilidad y son otra de las razones de su éxito en las pruebas de reconstruction.
  • Other en el ligamento mostró que existe una tasa muy baja de residual se extiende así el hombro no se volverá inestable. El ligamento fue demostrado que no tienen reducción de la capacidad de resistencia mecánica después de más de 10 millones de ciclos de desgaste que pusieron a prueba la torsión efectos, tracción y flexión (CM Ortopédica, 2006). Por lo tanto la reconstrucción LARS es un método muy fuerte y fiable de reconstrucción que imitar el nativo de ligamento a un alto grado.
    Después de la operación el paciente requerirá un cabestrillo durante 3 semanas, pero puede movilizar gradualmente la articulación de inmediato por lo que no se ponen rígidos . El paciente debe tener movimiento pasivo dentro de 2 días, el movimiento activo dentro de 6 días y ser capaz de volver a trabajar en 4 semanas. Con esta rehabilitación temprana hay menos atrofia del músculo circundante en comparación con las técnicas más antiguas. La técnica permite la rotación natural y el movimiento de la clavícula por lo que el paciente puede regresar a su actividad normal, sin restricciones y no debe haber poco o nada de dolor post-operatorio.

    LARS ligamentos han sido en la práctica clínica en uso durante más de 15 años. Hay muchos estudios y publicaciones que apoyan el uso de LARS para muchas indicaciones.

Fractura

Una fractura es una fisura en parte o en todo el hueso. En el hombro, la fractura con frecuencia afecta la clavícula o el hueso del brazo. Las fracturas son causadas frecuentemente por golpes en el hombro o caídas.

El tratamiento para las fracturas incluye:

  • Que un médico coloque los huesos en una posición que ayude a sanar.
  • Un cabestrillo u otro aparato para inmovilizar los huesos.
  • Ejercicios para fortalecer el hombro y devolver la movilidad, luego de que el hueso sane.
  • Cirugía.

Hay tres formas comunes que un hombro puede llegar a ser inestable:

Dislocación del Hombro

Lesiones graves, o trauma, a menudo es la causa de una luxación inicial hombro. Cuando el jefe de los disloca húmero, el hueso socket (omóplato) y los ligamentos en la parte delantera del hombro son a menudo herido. La rotura de ligamentos en la parte delantera del hombro se llama comúnmente una lesión de Bankart. A primera luxación severa puede conducir a trastornos continuos, dando, o una sensación de inestabilidad.

Esfuerzo repetitivo

Algunas personas con inestabilidad de hombro nunca han tenido una dislocación. La mayoría de estos pacientes tienen ligamentos más flexibles en sus hombros. Este aumento de la laxitud es a veces sólo su anatomía normal. A veces, es el resultado del movimiento repetitivo encima de la cabeza.

Piscina, tenis y voleibol son algunos ejemplos de deportes de Movimiento repetitivo que puede estirar los ligamentos del hombro. Muchos puestos de trabajo también requieren trabajos elevados repetitivo.

Ligamentos Looser puede hacer que sea difícil mantener la estabilidad del hombro. Las actividades repetitivas o estresantes pueden desafiar un hombro debilitado. Esto puede resultar en una dolorosa, hombro inestable.

Inestabilidad multidireccional

En una pequeña minoría de los pacientes, el hombro puede ser inestable y sin un historial de lesión o esfuerzo repetitivo. En estos pacientes, el hombro se puede sentir flojo o dislocar en múltiples direcciones, es decir, la bola puede dislocar el frente, la espalda o la parte inferior de la espalda. Esto se conoce como inestabilidad multidireccional. Estos pacientes tienen ligamentos sueltos naturalmente a través del cuerpo y puede ser “doble articulación”.

Rehabilitación. Después de la cirugía, su hombro se puede inmovilizar temporalmente con una honda.

Cuando se retira el cabestrillo, ejercicios de rehabilitación se iniciarán los ligamentos. Se mejorará la amplitud de movimiento en el hombro y prevenir la cicatrización como los ligamentos sanen. Ejercicios para fortalecer el hombro poco a poco se puede añadir a su plan de rehabilitación.

Asegúrese de seguir el plan de tratamiento de su médico. Aunque es un proceso lento, su compromiso con la terapia física es el factor más importante en la devolución de todas las actividades que le gustan.

Rehabilitación. Después de la cirugía, su brazo podría colocarse en un cabestrillo durante un corto período de tiempo. Esto permite una cicatrización temprana. En cuanto usted pueda sentirse cómodo, su médico removerá el cabestrillo para que comience a hacer ejercicios y usar su brazo.

Su médico proporcionará un programa de rehabilitación basado en sus necesidades y el resultado de la cirugía. Esto incluirá ejercicios para recuperar el rango de movimiento del hombro y la fortaleza del brazo. Típicamente toma de 2 a 4 meses lograr un alivio completo del dolor, pero podría tomar hasta un año.

Imagen robótica móvil
para transformar la cirugía

Alineación guiada por láser de imágenes robóticas intraoperatorias de Loop-X

Deje atrás los niveles de conteo manual con robótica

Las proyecciones láser inteligentes eliminan el “factor de violín” de la imagen intraop. Al definir el nivel de interés en una imagen 2D, Loop-X soporta roboticamente la localización y proyecta los puntos de inicio y finalización de la incisión directamente sobre la piel del paciente.

El paciente está en el centro de atención, no en el isocentro

El detector y la fuente de imágenes se mueven de forma independiente permitiendo imágenes no isocéntricas. No es necesario colocar a los pacientes en el centro del pórtico ya que el sistema mueve el área de exploración a la región de interés.

Brainlab Loop-X conebeam-ct imágenes no isocéntricas
Brainlab Loop-X conebeam-ct instrumento guiado por imágenes para la verificación de la colocación del tornillo

La verificación nunca ha sido tan fácil (o más intuitiva)

La verificación de la colocación de los tornillos es una tarea crítica pero a menudo lenta en cirugía. La imagen guiada por instrumentos permite que Loop-X siga de forma robótica el puntero o un tornillo previamente planificado y se posicione para escaneos de verificación 2D AP, laterales o incluso oblicuos.

Fixion Nail ampliable

The Nail ampliable Fixion es un concepto revolucionario en el enclavado intramedular.

The Nail Fixion ® IM es ampliable y no requiere tornillos de bloqueo para la fijación intramedular. El clavo se inserta en el canal medular en una forma estrecha. Una vez en posición, el clavo se expande a su diámetro deseado usando solución salina y la utilización de una bomba. Está disponible para húmero , tibia y el fémur.

CARACTERÍSTICAS

  • Ampliado dentro del canal medular con solución salina.
  • Insertado en un diámetro reducido.
  • Se adapta a los contornos de la cavidad medular (forma de reloj de arena).
  • La fijación se consigue a lo largo de toda la longitud de la uña.Posicionamiento perfecto de fractura sitio.
  • Procedimiento mínimamente invasiva.
  • El fresado es opcional.
  • Sin tornillos entrelazados necesarios, por lo tanto reducen el riesgo de infección.
  • La exposición fluoroscopia minimizado.
  • Reducción del tiempo de procedimiento.
  • Un punto de entrada en lugar de 3 disecciones de piel y tejidos realizados en cirugías de clavado estándar.
  • En los procedimientos de húmero, la reducción de la posibilidad de daños en el manguito de los rotadores.
  • Para los procedimientos de húmero, debido a su geometría y de diámetro reducido, la misma uña puede ser implantado en anterógrada y retrógrada enfoques.
  • Reducir la posibilidad de daños en los nervios.
  • A medida que el clavo se adapta a la forma del canal intramedular y el diámetro, una fijación homogénea de la fractura se consigue y no hay movimientos transversales a la fractura sitio.
  • Transferencia de carga axial inmediata en medio de las fracturasfragmentos contribuye a la formación más rápida de callos.
  • Ventajas significativas en el tratamiento de hueso osteoporótico y patológica fractura s.
  • La eliminación es más fácil (la uña se puede desinflar).
  • Reducción del inventario como la expansión permite cobertura de una gama de diámetros de canal medular.

PRINCIPIO DE FUNCIONAMIENTO

  • Nail se suministra en una configuración de diámetro reducido.
  • Clavo se inserta en el canal medular utilizando el arco de inserción.
  • Una vez en posición, el clavo se expande a su diámetro previsto por la inflación con una solución salina, la utilización de la bomba.
  • Excelente fijación se consigue por la unión de las cuatro barras longitudinales de la uña a la pared interior de la cavidad medular.

INDICACIONES

  1. Aguda fractura s del húmero , tibia o fémur, que son de 5 cm por debajo del cuello quirúrgico y proximal 5 cm hasta el extremo distal del canal medular.
  2. Osteotomía.
  3. Pseudoartrosis y consolidaciones viciosas.
  4. Reconstrucción ósea a largo después de la resección del tumor, los injertos y el enclavado profiláctico de la inminente patológica fractura s.
  5. Procedimientos de revisión que otros tratamientos y dispositivos han fracasado.

Fixion IM Humeral uñas:
curva en primer tercio

ENLACES: Técnica Quirúrgica Vídeo 

Disc-o-site de la tecnología

 CODO

 Anatomía Articulación

El codo es una articulación anatómicamente simple, representa una sola articulación pues no hay más que una sola cavidad articular(4), pero es mecánicamente compuesta, donde diferenciaremos tres articulaciones que comparten una cápsula común(8):

1.- La articulación húmero-cubital:

La articulación húmero-cubital es una articulación sellar de dos ejes. La parte ensanchada proximal del cúbito rodea, con su carilla articular cóncava semicircula, la cara articular convexa del húmero. La cara cóncava del cúbito tiene una guía que se ajusta a la ranura de la carilla convexa del húmero. Esta articulación es con mucho la que tiene un encaje óseo más importante. Sus superficies articulares se corresponden casi perfectamente y presenta una laxitud articular bastante grande. La mantienen esencialmente sus ligamentos laterales. El “juego” articular permite a la prono-supinación diversos ejes que no rotación que no tendría con una articulación demasiado estricta.

ilustracion1
Huesos de la articulación del codo derecho
La tróclea humeral forma un ángulo lateral agudo con el eje longitudinal del húmero. Por ello, el eje transversal del húmero es algo oblicuo con respecto a su eje longitudinal, lo que produce la posición de valgo del antebrazo, con un ángulo que puede variar entre 5º y 15º-20º.

2.- La articulación húmero-radial:

La articulación húmero-radial pertenece desde el punto de vista anatómico al codo, pero desde el funcional al antebrazo. Es una articulación esferoidea de tres ejes. La parte proximal de la articulación es la cabeza convexa del húmero y la parte distal está formada por la carilla superior cóncava de la cabeza del radio.

3.- La articulación radio-cubital proximal:

La articulación radio-cubital proximal pertenece funcionalmente al antebrazo. Es una articulación troclear de dos ejes. La cabeza convexa del radio se desliza en la cavidad sigmoidea menor del cúbito, que es cóncava.

Ligamentos:

  • Ligamento colateral cubital.
  • Ligamento anular del radio: en forma de embudo, con estrechamiento distal, sólo está fijado en el cúbito para garantizar un deslizamiento libre de la cabeza del radio.
  • Ligamento colateral del radio.

ilustracion2
Ligamentos de la articulación del codo derecho

Movimientos óseos y ejes:

– Flexión-Extensión: Articulación húmero-cubital y articulación húmero-radial: alrededor de un eje transversal (medio-lateral) a través de la tróclea del húmero.

Algunos autores opinan que la articulación húmero-radial no interviene en la flexo-extensión, ya que la cúpula radial puede deslizarse sobre el cóndilo humeral pero las dos superficies articulares sólo tienen un débil contacto incompleto en los movimientos extremos. Para estos autores la articulación húmero-cubital es la articulación de la flexo-extensión por excelencia.

El olécranon de los niños y de muchas mujeres es más pequeño, por lo que existe una hiperextensión fisiológica entre 5º y 15º.

  • Abducción-Aducción pasiva: alrededor de un eje sagital (antero-posterior) que pasa por la parte proximal del cúbito.
  • Prono-Supinación: En la articulación radio-cubital superior, el movimiento principal es la rotación de la cabeza radial en el anillo osteofibroso constituido por la pequeña cavidad sigmoidea y el ligamento anular. El radio gira alrededor del cúbito, que permanece prácticamente inmóvil. Esto produce una torsión en el antebrazo, la pronación y la supinación. El eje oblicuo de movimiento pasa por el antebrazo, a través de la cabeza del radio y del cúbito.

Lesiones del codo

Epicondilitis

Más conocida con el nombre de “codo de tenista”, es una patología que afecta al compartimento externo del codo, que provoca dolor e impotencia funcional de intensidad variable.

Es una lesión de la inserción de la musculatura de la cara lateral del codo, debido a sobreesfuerzos de repetición y contracción mantenida de sus fibras musculares.  Los tendones epicondíleos son los que unen la musculatura del antebrazo y de la mano con el epicóndilo, en la cara lateral externa del codo.

El término correcto sería el de epicondilitis lateral para diferenciarla de la epitrocleitis, también llamada epicondilitis medial o ‘codo del golfista’, en la que el dolor se localiza en la parte interna del codo.

Se trata de una lesión por uso excesivo de un grupo muscular. Los movimientos reiterados desencadenan inflamación y dolor en las articulaciones y tendones. Aunque el término se refiere a una inflamación de la zona de inserción de los músculos epicondíleos, que afecta a la bolsa humeral, el periostio y el ligamento anular.

Como en otros trastornos crónicos por sobreuso, ahora sabemos que el concepto correcto es el de tendinosis, fundamentalmente del origen del músculo extensor radial corto del carpo (ECRB), y que existe una degeneración de dicho tendón. Por lo tanto, el término “epicondilitis” es erróneo ya que los estudios histológicos no muestran la presencia de células inflamatorias.

La lesión se caracteriza por una neovascularización con invasión fibroblástica.

La mayoría de los estudios indican que se produce por cambios degenerativos tras movimientos repetidos de pronación y supinación de la mano con el codo en extensión.

El tratamiento se basa en la reducción del dolor y la inflamación y en la preservación de la movilidad y prevención de la incapacidad y de las recurrencias. La terapia de muchas enfermedades y lesiones de los tejidos blandos es similar. Puede incluir la combinación de descanso, aparatos ortopédicos, aplicación de calor y frío, medicamentos, terapia física u ocupacional. Con frecuencia, los pacientes pueden someterse a diversos tratamientos antes de encontrar el que mejor les siente.

Se pueden administrar analgésicos comunes o fármacos antiinflamatorios no esteroideos (AINEs) que reducen la inflamación y el dolor, en las fases agudas o de empeoramiento, aunque, como hemos dicho, el problema de fondo es una degeneración tendinosa.

Los glucocorticoides son formas sintéticas del cortisol, el cual es una hormona natural del cuerpo, que sirven para reducir la inflamación. La mayoría de los síndromes reumáticos de los tejidos blandos se pueden tratar con glucocorticoides inyectados en la bolsa, la articulación o el tendón (aunque esto tiene sus peligros y se intenta evitar) para reducir la inflamación y el dolor. Estas inyecciones típicamente se usan si los AINEs u otras terapias no dan alivio después de tres a cuatro semanas de tratamiento. (Los glucocorticoides orales no están indicados en este tipo de problemas). Los síntomas pueden disminuir o desaparecer en varios días después de la inyección. Los riesgos de estas inyecciones pueden ser el sangrado, infección, ruptura del tendón o atrofia de la piel. No se recomiendan las inyecciones frecuentes en la misma área y su número ha de ser inferior a 6 al año. Si se dirigen por ecografía es más fácil no administrar demasiada cantidad en el tendón, inyectando la bursa.

El tratamiento conservador convencional incluye el reposo total o selectivo, según la fase y la intensidad del dolor, el uso de ortesis de descarga, crioterapia, electroterapia (US, láser, onda corta, TENS, iontoforesis), masoterapia (masaje transversal profundo”cyriax” o masaje descontracturante).

Ocasionalmente, el uso del ultrasonido, probablemente la forma más común de tratamiento convencional, puede ayudar a activar la crema de cortisona aplicada en la piel y proveer cierto alivio, a este procedimiento se le denomina sonoforesis. El masaje muscular puede disminuir el dolor miofascial.

Formas de tratamiento conservador no convencional, que constituyen un segundo escalón de tratamiento, serían la aplicación de PRFC (plasma rico en factores de crecimiento), para regenerar el tejido deteriorado, EPI (electrólisis percutánea intratisular), proloterapia (en ciertas reacciones hipervasculares), las infiltraciones con corticoide o las ondas de choque en determinados casos. La rentabilidad de todas estas técnicas es superior cuando se realizan guiadas por ecografía, como es nuestra práctica habitual, para optimizar el tratamiento y no dañar otras áreas.

Cirugía

Está recomendada en ciertos casos que no responden a ninguna de las medidas anteriores. Puede realizarse mediante incisión abierta o con la técnica de endoscopia.

Generalmente se practica la sección quirúrgica del tendón del músculo “extensor carpi radialis brevis” a nivel de su inserción en el epicóndilo (tenotomía), la intervención puede realizarse bajo anestesia local o general. En los casos más refractarios se puede completar el procedimiento con perforaciones del epicóndilo, para aumentar el sangrado y estimular la reparación tisular, y con la sección parcial del la zona proximal del ligamento anular de la cabeza del radio, que se ve afectado en los casos muy graves y evolucionados.

Cirugía ultramínimamente invasiva guiada por ecografía, utilizando una sonda lineal de 14 Mhz y bisturíes especiales. Completa el procedimiento con la infiltración de plasma rico en factores de crecimiento para estimular la reparación tisular y hacer un seguimiento ecográfico para valorar la evolución o repetir la infiltración con factores de crecimiento o proloterapia.

Cicatriz de cirugía ultramínimamente invasiva ecoguiada.

Como en otros procedimientos ultramínimamente invasivos, aunque sean menos dolorosos y molestos para el paciente, menos agresivos y más precisos, ha de tenerse en cuenta el plazo natural de curación de ciertas lesiones en el ser humano para que un procedimiento mínimamente invasivo no acabe en un fracaso por un intento de recuperación acelerada. Por ello algunos autores establecen como contraindicación para la cirugía el que los pacientes hayan demostrado un mal cumplimiento de las medidas conservadoras expuestas o de las recomendaciones de modificación de sus actividades de riesgo. Esto puede haber contribuido a que, hasta el momento, los resultados de la cirugía se consideren sub-óptimos, con un 10%-15% de fracasos.

Epitrocleitis

Fractura de la cabeza del radio

Fractura del olécranon

Fractura-luxación del codo

Fracturas supracondíleas de codo

Lesiones de los ligamentos colaterales del codo

Lesiones del tríceps

Luxación del codo

Rotura del bíceps

Tendinitis del bíceps

Triada terrible del codo

 

http://www.shoulderdoc.co.uk/documents/TornierFractureSurgicalTechnique.pdf

Las fracturas de antebrazo adultos

Enfermedades y Condiciones
Tratamientos y Cirugías
En Español

 

Patología Traumática del Codo y sus secuelas

epicondilitis

– Mayor frecuencia en NO deportistas
– 5ª década vida
– Misma proporción en hombres y mujeres
– Runge 1873
– Factor etiológico: 30 causas diferentes:

epicondilitis_fisiopatologia

DOLOR en cara externa del codo, en zona origen mc. Extensor corto radial del carpo
IRRADIACIÓN frecuente hacia:
– Cara lateral antebrazo
– Hombro
Dificultad en movimientos de:
– Prono-Supinación
– Pinza digital

EXPLORACIÓN FÍSICA
DOLOR en:
– Epicóndilo
– Cabeza radial

con la movilización activa contra resistencia
* Prono-supinación
* Flexión dorsal muñeca (Thomson)

 

epicondilitis3

epicondilitis_exploracion

PRUEBAS COMPLEMENTARIAS

Rx:
 Descartar artrosis, cuerpos libres intraarticulares,…
Ecografía:
– Desestructuración del tendón
– Zona hipoecoica tendinosa
– Microcalcificaciones
– Irregularidades óseas

 

epicondilitis_ecografia

RMN
Termografía:
 Aumento local de la TºC

DIAGNÓSTICO DIFERENCIAL

1. Osteocondritis disecante del cóndilo humeral
2. Artrosis del compartimento lateral
3. Inestabilidad en varo
4. Sd. del Túnel Radial:
– Compresión Rama profunda del N. Radial en el túnel radial
– Dolor 3-4 cm. DISTAL al epicóndilo
– Dolor a la extensión dedos contra resistencia
– Anomalías EMG
– Coexistencia Epicondilitis en 5%

epicondilitis_anatomia

TRATAMIENTO CONSERVADOR

Buenos resultados en 90% pacientes
Evitar sobreesfuerzo (reposo relativo)
Ortesis para evitar tensión en origen 2º Radial
Ejercicios de Rehabilitación

Estiramiento

epicondilitis_rehabilitacion

Fortalecimiento

epicondilitis_rehabilitacion2

– Infiltraciones: 40 % remisión completa y permanente (Janes et al.)
– Completar la lesión con flexión forzada muñeca – Inicio cascada inflamatoria – Reparación
– Calandruccio: Infiltración intratendinosa de 4ml de sangre autóloga + 1ml de lidocaína – Inicio respuesta inflamatoria y reparadora

TRATAMIENTO QUIRÚRGICO

– Ausencia de mejoría tras varios meses de tto conservador
– Efectivo en 90 % pacientes con indicación correcta
– Varias técnicas quirúrgicas:
– Hohmann
– Nirschl y Petrone
– Ciccotti y Lombardo
– Boyd y McLeod

HOHMANN

– Técnica con MENOR MORBILIDAD
– Abordaje centrado sobre epicóndilo
– Incisión transversal sobre el tendón conjunto

epicondilitis_tecnica_hohmann

POSTOPERATORIO
Protocolo Rehabilitación

 

epicondilitis_protocolo_rehabilitacion

epicondilitis_protocolo_rehabilitacion2

epicondilitis_protocolo_rehabilitacion3

BOYD Y McLEOD

– Intenta eliminar todas las causas posibles de epicondilitis
– Liberación completa del tendón conjunto de los extensores

epicondilitis_tecnica_boyd_mcleod

CONCLUSIONES 

– La epicondilitis es la patología más frecuente en el codo, siendo su etiología inicialmente de tipo degenerativo
– Es más frecuente en pacientes no deportistas
– Es importante realizar un buen diagnóstico diferencial con otras patologías que dan una clínica similar: Sd. Túnel Radial.

Enfermedad de Dupuytren

Titulo Definición

Enfermedad de DupuytrenLa enfermedad de Dupuytren es una afección de origen desconocido que provoca el cierre progresivo de la mano por retracción de la aponeurosis palmar superficial. En una mano normal existe un tejido que se encuentra ubicado entre la piel y los tendones flexores denominado aponeurosis palmar superficial. Este tejido tiene la forma de un triángulo cuyo vértice se encuentra en la muñeca y su base está dirigida hacia los dedos. A su vez esta aponeurosis tiene prolongaciones que van hacia cada uno de los dedos y el pulgar.

 

Titulo Causas

La retracción de la aponeurosis palmar y sus prolongaciones digitales van formando nódulos y cuerdas fácilmente palpables que cierran lenta pero progresivamente la mano. Generalmente los dedos involucrados son el meñique y el anular, pero todos pueden afectarse aisladamente o en conjunto.

Afecta preferentemente al sexo masculino en proporción aproximada de 5:1. La edad de aparición es por encima de los 50 años. Si bien no se conoce la causa de esta enfermedad se ha demostrada que presenta una fuerte asociación hereditaria, y también se la ha relacionado con el alcoholismo y la epilepsia.

 

Titulo Síntomas

Enfermedad de DupuytrenLa primera manifestación de la enfermedad es la aparición de un nódulo duro en la zona de los pliegues de la palma de la mano que molesta por la presencia del mismo, pero no duele. Habitualmente el paciente cree que es un callo por trabajo manual y no realiza la consulta médica en forma temprana. Luego progresivamente el nódulo se transforma enuna cuerda que se va extendiendo hacia los dedos y va cerrando la mano. En los estadíos finales de la enfermedad la persona afectada no puede abrir su mano, dificultándose la toma de objetos y la higiene de la misma.

Titulo Diagnóstico

El diagnóstico de la enfermedad de Dupuytren es exclusivamente clínico. Si el paciente consulta en las primeras etapas de la enfermedad el médico notará el nódulo y/o la cuerda en la palma de la mano, y un muy leve déficit para la extensión del dedo. Pero habitualmente el paciente llega tarde a la consulta y el cirujano diagnostica rápidamente la enfermedad al darle simplemente la mano para saludarlo. El médico evaluará toda la mano afectada dedo por dedo para finalmente examinar la mano opuesta ya que no es raro que aparezca de manera bilateral.

 

Titulo Tratamiento

En las etapas iniciales de la enfermedad de Dupuytren, y cuando sólo haya nódulos pero sin pérdida de la movilidad en extensión de los dedos el tratamiento será de expectación y control cada 6 meses aproximadamente. Si por el contrario el o los dedos afectados ya han perdido parcial o totalmente la extensión digital y el puño se está cerrando la conducta será quirúrgica. En ella el cirujano de mano deberá extirpar cada cuerda y nódulo por separado, dedo por dedo, para completar finalmente con un tratamiento de rehabilitación especializado por terapia ocupacional.

<iframe width=”853″ height=”480″ src=”http://www.youtube.com/embed/aWDtr1l0NrQ” frameborder=”0″ allowfullscreen></iframe>

http://www.ortopediaprofesional.com/

Presentado en España un dispositivo que permite ponerse de pie y andar a los lesionados medulares

La Fundación del Lesionado Medular (FLM) presentó el viernes el dispositivo electromecánico ‘EksoBionics’, que permite realizar bipedestación y marcha con ayuda de muletas o andador, a personas carentes de fuerzas en las extremidades inferiores como consecuencia de alteraciones neurológicas -lesión medular, daño cerebral o esclerosis múltiple-.

“No es un aparato para realizar una marcha cotidiana o convencional, sino que sólo se utiliza para rehabilitación, por lo que requiere de la asistencia de un fisioterapeuta”, puntualiza la jefa del Servicio Médico de la FLM, Natacha León.

Según esta experta, a la persona en rehabilitación, ponerse de pie le proporciona beneficios en la regulación del tránsito intestinal, el riego sanguíneo y la densidad ósea. “Este dispositivo, además, permite obtener beneficio a nivel articular y tiene un componente psicológico importante”, agrega.

Respecto al coste de ‘EksoBionics’, León admite las dificultades que supone adquirirlo y destaca la importancia que tendría que hubiera un sistema de préstamos y cesiones de EksoBionics a entidades como la FLM.

El dispositivo ha sido desarrollado por la empresa californiana Ekso Bionics, en colaboración con la Universidad de Berkeley y el Departamento de Defensa de Estados Unidos.

Programa de acondicionamiento del manguito rotatorio y el hombro

Después de una lesión o cirugía, un programa de acondicionamiento físico le ayudará a regresar a sus actividades diarias y disfrutar de un estilo de vida más activo y saludable. Seguir un programa de acondicionamiento bien estructurado también lo ayudará a regresar a los deportes y otras actividades recreativas.Este es un programa de acondicionamiento general que proporciona una amplia gama de ejercicios. Para garantizar que el programa sea seguro y eficaz para usted, debe realizarse bajo la supervisión de su médico. Hable con su médico o fisioterapeuta sobre qué ejercicios le ayudarán mejor a alcanzar sus objetivos de rehabilitación.Fuerza: fortalecer los músculos que sostienen su hombro ayudará a mantener estable la articulación de su hombro. Mantener estos músculos fuertes puede aliviar el dolor de hombro y prevenir lesiones adicionales.Flexibilidad: estirar los músculos que fortalece es importante para restablecer el rango de movimiento y prevenir lesiones. El estiramiento suave después de los ejercicios de fortalecimiento puede ayudar a reducir el dolor muscular y mantener sus músculos largos y flexibles.Músculos objetivo: los grupos musculares seleccionados en este programa de acondicionamiento incluyen:

  • Deltoides (frente, espalda y hombro)
  • Músculos trapecios (parte superior de la espalda)
  • Músculos romboides (parte superior de la espalda)
  • Músculos teres (apoyando la articulación del hombro)
  • Supraespinoso (soporte de la articulación del hombro)
  • Infraespinoso (soporte de la articulación del hombro)
  • Subescapular (frente del hombro)
  • Biceps (frente del brazo superior)
  • Tríceps (parte posterior del brazo)

Duración del programa: este programa de acondicionamiento del hombro se debe continuar durante 4 a 6 semanas, a menos que su médico o fisioterapeuta especifique lo contrario. Después de su recuperación, estos ejercicios pueden continuarse como un programa de mantenimiento para la protección de por vida y la salud de sus hombros. Realizar los ejercicios dos o tres días a la semana mantendrá la fuerza y ​​el rango de movimiento en sus hombros.

Empezando

Calentar:Estiramiento: después del calentamiento, haga los ejercicios de estiramiento que se muestran en la página 1 antes de continuar con los ejercicios de fortalecimiento. Cuando haya completado los ejercicios de fortalecimiento, repita los ejercicios de estiramiento para finalizar el programa.

No ignore el dolor: no debe sentir dolor durante un ejercicio. Hable con su médico o fisioterapeuta si siente dolor al hacer ejercicio.

Haga preguntas: Si no está seguro de cómo hacer un ejercicio o con qué frecuencia, consulte a su médico o fisioterapeuta.

1. péndulo

Músculos principales trabajados: deltoides, supraespinoso, infraespinoso, subescapular

Equipo necesario: Ninguno

Repeticiones: 2 series de 10.
Días por semana: 5 a 6

Instrucciones paso a paso

  • Inclínese hacia adelante y coloque una mano sobre un mostrador o mesa para apoyo. Deja que tu otro brazo cuelgue libremente a tu lado.
  • Suavemente mueva su brazo hacia adelante y hacia atrás. Repita el ejercicio moviendo el brazo de lado a lado y repita de nuevo con un movimiento circular.
  • Repita toda la secuencia con el otro brazo.

Consejo: No redondee la espalda ni bloquee las rodillas.

2. Estiramiento del brazo cruzado

Músculos principales trabajados: deltoides posteriores.
Debe sentir este estiramiento en la parte posterior de su hombroEquipo necesario: NingunoRepeticiones: 4 a cada lado.
Días por semana: 5 a 6Instrucciones paso a paso

  • Relaja tus hombros y tira suavemente de un brazo a través de tu pecho lo más que puedas, sosteniendo tu brazo.
  • Mantenga el estiramiento durante 30 segundos y luego relájese durante 30 segundos.
  • Repita con el otro brazo.

Consejo: No tire ni presione el codo.

3. Rotación interna pasiva

Músculos principales trabajados: subescapular.
Debe sentir este estiramiento en la parte delantera de su hombroEquipo necesario: barra de luz, como una vara de medirRepeticiones: 4 a cada lado.
Días por semana: 5 a 6Instrucciones paso a paso

  • Sostenga un palo detrás de su espalda con una mano, y agarre ligeramente el otro extremo del palo con la otra mano.
  • Tire de la palanca horizontalmente como se muestra para que su hombro se estire pasivamente hasta el punto de sentir un tirón sin dolor.
  • Sostenga por 30 segundos y luego relájese por 30 segundos.
  • Repita en el otro lado.

Consejo: No se incline ni gire hacia un lado mientras tira del palo.

4. Rotación externa pasiva

Músculos principales trabajados: infraspinatus, teres minor.
Debe sentir este estiramiento en la parte posterior de su hombroEquipo necesario: barra de luz, como una vara de medirRepeticiones: 4 a cada lado.
Días por semana: 5 a 6Instrucciones paso a paso

  • Sujete el palo con una mano y cubra el otro extremo del palo con la otra mano.
  • Mantenga el codo del hombro que está estirando contra el costado de su cuerpo y empuje la varilla horizontalmente como se muestra hasta el punto de sentir un tirón sin dolor.
  • Sostenga por 30 segundos y luego relájese por 30 segundos.
  • Repita en el otro lado.

Consejo: mantenga las caderas mirando hacia delante y no las gire.

5. Estiramiento de la cama

Músculos principales trabajados: infraspinatus, teres minor.
Debe sentir este estiramiento en la parte superior de su espalda externa, detrás de su hombro.Equipo necesario: NingunoRepeticiones: 4 repeticiones, 3x al día.
Días por semana: DiarioInstrucciones paso a paso

  • Acuéstese de lado sobre una superficie firme y plana con el hombro afectado debajo de usted y el brazo doblado, como se muestra. Puede colocar su cabeza sobre una almohada para mayor comodidad, si es necesario.
  • Use su brazo no afectado para empujar su otro brazo hacia abajo. Deje de presionar hacia abajo cuando sienta un estiramiento en la parte posterior del hombro afectado.
  • Mantenga esta posición durante 30 segundos, luego relaje su brazo durante 30 segundos.

Consejo: No doble la muñeca ni presione la muñeca hacia abajo.

6. Fila de pie

Músculos principales trabajados: trapecio medio e inferior.
Debe sentir este ejercicio en la parte posterior de su hombro y en la parte superior de su espalda.Equipo necesario: Use una banda elástica de resistencia cómoda. A medida que el ejercicio se vuelve más fácil de realizar, progrese a 3 series de 12 repeticiones. Si tiene acceso a un gimnasio, este ejercicio también se puede realizar en una máquina de pesas. Un asistente de acondicionamiento físico en su gimnasio puede darle instrucciones sobre cómo usar las máquinas de manera segura.Repeticiones: 3 series de 8.
Días por semana: 3Instrucciones paso a paso

  • Haga un lazo de 3 pies de largo con la banda elástica y ate los extremos juntos. Adjuntar el bucle a un tirador u otro objeto estable.
  • Párese sosteniendo la banda con el codo doblado y a su lado, como se muestra en la posición inicial.
  • Mantenga el brazo cerca de su costado y tire lentamente el codo hacia atrás.
  • Lentamente regrese a la posición inicial y repita.

Consejo: apriete los omóplatos mientras tira.

7. Rotación Externa Con Brazo Abducido 90 °

Músculos principales trabajados: infraspinatus y teres minor.
Debe sentir este ejercicio en la parte posterior de su hombro y en la parte superior de su espalda.Equipo necesario: Use una banda elástica de resistencia cómoda. A medida que el ejercicio se vuelve más fácil de realizar, progrese a 3 series de 12 repeticiones. Si tiene acceso a un gimnasio, este ejercicio también se puede realizar en una máquina de pesas. Un asistente de acondicionamiento físico en su gimnasio puede darle instrucciones sobre cómo usar las máquinas de manera segura.Repeticiones: 3 series de 8.
Días por semana: 3Instrucciones paso a paso

  • Haga un lazo de 3 pies de largo con la banda elástica y ate los extremos juntos. Adjuntar el bucle a un tirador u otro objeto estable.
  • Párese sosteniendo la banda con el codo doblado 90 ° y levantado hasta la altura de los hombros, como se muestra en la posición inicial.
  • Manteniendo el hombro y el codo al nivel, levante lentamente la mano hasta que esté alineada con su cabeza.
  • Lentamente regrese a la posición inicial y repita.

Consejo: asegúrese de que su codo esté alineado con su hombro.

8. Rotación interna

Músculos principales trabajados: pectoral, subescapular.
Debe sentir este ejercicio en su pecho y hombro.Equipo necesario: Use una banda elástica de resistencia cómoda. A medida que el ejercicio se vuelve más fácil de realizar, progrese a 3 series de 12 repeticiones. Si tiene acceso a un gimnasio, este ejercicio también se puede realizar en una máquina de pesas. Un asistente de acondicionamiento físico en su gimnasio puede darle instrucciones sobre cómo usar las máquinas de manera segura.Repeticiones: 3 series de 8.
Días por semana: 3Instrucciones paso a paso

  • Haga un lazo de 3 pies de largo con la banda elástica y ate los extremos juntos. Adjuntar el bucle a un tirador u otro objeto estable.
  • Párese sosteniendo la banda con el codo doblado y a su lado, como se muestra en la posición inicial.
  • Mantenga su codo cerca de su costado y pase su brazo sobre su cuerpo.
  • Lentamente regrese a la posición inicial y repita.

Consejo: Mantenga su codo presionado en su costado.

9. Rotación externa

Músculos principales trabajados: infraespinoso, teres menor, deltoides posterior
Debe sentir este estiramiento en la parte posterior de su hombro y en la parte superior de la espalda.Equipo necesario: Use una banda elástica de resistencia cómoda. A medida que el ejercicio se vuelve más fácil de realizar, progrese a 3 series de 12 repeticiones. Si tiene acceso a un gimnasio, este ejercicio también se puede realizar en una máquina de pesas. Un asistente de acondicionamiento físico en su gimnasio puede darle instrucciones sobre cómo usar las máquinas de manera segura.Repeticiones: 3 series de 8.
Días por semana: 3Instrucciones paso a paso

  • Haga un lazo de 3 pies de largo con la banda elástica y ate los extremos juntos.
  • Adjuntar el bucle a un tirador u otro objeto estable.
  • Párese sosteniendo la banda con el codo doblado y a su lado, como se muestra en la posición inicial.
  • Manteniendo el codo cerca de su costado, gire lentamente el brazo hacia afuera.
  • Lentamente regrese a la posición inicial y repita.

Consejo: apriete los omóplatos al jalar el codo hacia atrás.

10. Flexión del codo

Músculos principales trabajados: Biceps.
Debes sentir este ejercicio en la parte delantera de tu brazo.Equipo necesario: Comience con un peso que permita 3 series de 8 repeticiones y avance a 3 series de 12 repeticiones. A medida que el ejercicio se vuelve más fácil, agregue peso en incrementos de 1 libra a un máximo de 5 libras. Cada vez que aumente el peso, comience de nuevo con 3 series de 8 repeticiones.Repeticiones: 3 series de 8.
Días por semana: 3Instrucciones paso a paso

  • Ponte de pie con tu peso distribuido uniformemente sobre ambos pies.
  • Mantenga su codo cerca de su costado y levante lentamente el peso hacia su hombro como se muestra.
  • Mantener durante 2 segundos.
  • Regresa lentamente a la posición inicial y repite.

Consejo: No haga el ejercicio demasiado rápido ni mueva el brazo.

11. Extensión del codo

Principales músculos trabajados: tríceps.
Debe sentir este ejercicio en la parte posterior de su brazo.Equipo necesario: Comience con un peso que permita 3 series de 8 repeticiones y avance a 3 series de 12 repeticiones. A medida que el ejercicio se vuelve más fácil, agregue peso en incrementos de 1 libra a un máximo de 5 libras. Cada vez que aumente el peso, comience de nuevo con 3 series de 8 repeticiones.Repeticiones: 3 series de 8.
Días por semana: 3Instrucciones paso a paso

  • Ponte de pie con tu peso distribuido uniformemente sobre ambos pies.
  • Levanta el brazo y dobla el codo con el peso detrás de la cabeza.
  • Sostenga su brazo colocando su mano opuesta en la parte superior de su brazo.
  • Estire lentamente el codo y lleve el peso por encima.
  • Mantener durante 2 segundos.
  • Lentamente baje su brazo hacia atrás detrás de su cabeza y repita.

Consejo: mantenga sus músculos abdominales contraídos y no arquee la espalda.

12. Fortalecimiento del trapecio

Músculos principales trabajados: deltoides medio y posterior, supraespinoso, trapecio medio
Debe sentir este ejercicio en la parte posterior de su hombro y en la parte superior de su espalda.Equipo necesario: Comience con un peso lo suficientemente ligero como para permitir de 3 a 4 series de 20 repeticiones sin dolor. A medida que el ejercicio se vuelve más fácil de realizar, agregue de 2 a 3 libras de peso, pero haga menos repeticiones.Progrese a 3 series de 15 repeticiones en cada incremento de peso, con el peso máximo de aproximadamente 5 a 7 libras.Repeticiones: 3 series de 20.
Días por semana: 3 a 5Instrucciones paso a paso

  • Coloque su rodilla en un banco o silla e inclínese hacia adelante para que su mano llegue al banco y le ayude a soportar su peso. Tu otra mano está a tu lado, con la palma hacia tu cuerpo.
  • Levante lentamente el brazo, gire la mano hacia la posición de pulgar hacia arriba y deténgase cuando su mano esté a la altura de los hombros, con el brazo paralelo al piso.
  • Baje lentamente su brazo a la posición original y cuente hasta 5.

Consejo: Use un peso que dificulte las últimas repeticiones, pero sin dolor.

13. Ajuste de la escápula

Músculos principales trabajados: trapecio medio, serrato.
Debe sentir este ejercicio en la parte superior de su espalda, en el omóplato.Equipo necesario: NingunoRepeticiones: 10
Días por semana: 3Instrucciones paso a paso

  • Acuéstese sobre su estómago con los brazos a los lados.
  • Coloque una almohada debajo de la frente para mayor comodidad, si es necesario.
  • Con cuidado, dibuje los omóplatos juntos y baje la espalda lo más posible.
  • Aléjese aproximadamente a la mitad de esta posición y manténgalo presionado durante 10 segundos.
  • Relájese y repita 10 veces.

Consejo: No te tenses en el cuello.

14. Retracción escapular / retracción

Músculos principales trabajados: trapecio medio, serrato.
Debe sentir este ejercicio en la parte superior de su espalda en el omóplato.Equipo necesario: Comience con un peso que permita 2 series de 8 a 10 repeticiones y avance a 3 series de 15 repeticiones. A medida que el ejercicio se vuelve más fácil, agregue peso en incrementos de 1 libra a un máximo de 5 libras. Cada vez que aumente el peso, comience de nuevo en 2 series de 8 a 10 repeticiones.Repeticiones: 2 series de 10.
Días por semana: 3Instrucciones paso a paso

  • Acuéstese boca abajo sobre una mesa o cama con el brazo lesionado colgando sobre el costado.
  • Mantenga su codo recto y levante el peso lentamente presionando el omóplato hacia el lado opuesto lo más posible.
  • Vuelva lentamente a la posición inicial y repita.

Consejo: no encoger los hombros hacia la oreja.

15. Abducción horizontal encorvada

Músculos principales trabajados: trapecio medio e inferior, infraespinoso, teres menor, deltoides posterior
Debe sentir este ejercicio en la parte posterior de su hombro y en la parte superior de su espalda.Equipo necesario: Comience con un peso que permita 3 series de 8 repeticiones y avance a 3 series de 12 repeticiones. A medida que el ejercicio se vuelve más fácil, agregue peso en incrementos de 1 libra a un máximo de 5 libras. Cada vez que aumente el peso, comience de nuevo con 3 series de 8 repeticiones.Repeticiones: 3 series de 8.
Días por semana: 3Instrucciones paso a paso

  • Acuéstese boca abajo sobre una mesa o cama con el brazo lesionado colgando sobre el costado.
  • Mantenga su brazo recto y levántelo lentamente hasta el nivel de los ojos.
  • Lentamente bájelo de nuevo a la posición inicial y repita.

Consejo: Controla el movimiento mientras bajas el peso.

16. Rotación interna y externa

Músculos principales trabajados: Rotación interna: deltoides anterior, pectoral, subescapular, latisimo.
Rotación externa: deltoides posterior, infraespinoso, teres menor.
Debe sentir este ejercicio en la parte frontal y posterior del hombro, el pecho y la parte superior de la espalda.Equipo necesario: Comience con un peso lo suficientemente ligero como para permitir de 3 a 4 series de 20 repeticiones sin dolor. A medida que el ejercicio se vuelve más fácil de realizar, agregue de 2 a 3 libras de peso, pero haga menos repeticiones.Progrese a 3 series de 15 repeticiones en cada incremento de peso, con el peso máximo de aproximadamente 5 a 7 libras.Repeticiones: 3 a 4 series de 20.
Días por semana: 3 a 5Instrucciones paso a paso

  • Acuéstese sobre su espalda sobre una superficie plana.
  • Extienda su brazo hacia afuera desde el hombro y doble el codo 90 ° para que sus dedos estén apuntando hacia arriba.
  • Manteniendo su codo doblado y en el piso, mueva lentamente su brazo en el arco que se muestra.Baje el codo a un ángulo de 45 ° si experimenta dolor a 90 °.

Consejo: Use un peso que dificulte las últimas repeticiones, pero sin dolor.

17. Rotación externa

Músculos principales trabajados: infraespinoso, teres menor, deltoides posterior
Debe sentir este estiramiento en la parte posterior de su hombro y en la parte superior de la espalda.Equipo necesario: comience con pesas que permitan 2 series de 8 a 10 repeticiones (aproximadamente 1 a 2 libras) y avance a 3 series de 5 repeticiones. A medida que el ejercicio se vuelve más fácil, agregue peso en incrementos de 1 libra a un máximo de 5 libras. Cada vez que aumente el peso, comience de nuevo en 2 series de 8 a 10 repeticiones.Repeticiones: 2 series de 10.
Días por semana: 3Instrucciones paso a paso

  • Acuéstese de lado sobre una superficie firme y plana con su brazo no afectado debajo de usted, acunando su cabeza.
  • Sostenga el brazo lesionado contra su costado como se muestra, con el codo doblado en un ángulo de 90 °.
  • Mantenga el codo contra su costado y gire lentamente el brazo hacia el hombro, elevando el peso a una posición vertical.
  • Lentamente baje el peso a la posición inicial y cuente hasta 5.

Consejo: No permita que su cuerpo retroceda mientras aumenta el peso.

18. Rotación interna

Músculos principales trabajados: subescapular, teres mayor.
Debe sentir este estiramiento en la parte delantera de su hombro.Equipo necesario: comience con pesas que permitan 2 series de 8 a 10 repeticiones (aproximadamente 1 a 2 libras) y avance a 3 series de 5 repeticiones. A medida que el ejercicio se vuelve más fácil, agregue peso en incrementos de 1 libra a un máximo de 5 libras. Cada vez que aumente el peso, comience de nuevo en 2 series de 8 a 10 repeticiones.Repeticiones: 2 series de 10.
Días por semana: 3Instrucciones paso a paso

  • Acuéstese sobre una superficie firme y plana en el costado del brazo afectado.
  • Coloque una almohada o un paño doblado debajo de su cabeza para mantener su columna recta.
  • Sostenga el brazo lesionado contra su costado como se muestra, con el codo doblado en un ángulo de 90 °.
  • Mantenga su codo doblado y contra su cuerpo y gire lentamente su brazo en el hombro, elevando el peso a una posición vertical.
  • Baje lentamente el peso a la posición inicial.

Consejo: No permita que su cuerpo retroceda mientras aumenta el peso.